Destacada Internacional

Represión en Chile: Torturas, violaciones y desapariciones

Después de las protestas del domingo hubo 2138 personas detenidas, entre ellas 243 niños, niñas y adolescentes y 407 mujeres. Nueve de ellas fueron desnudadas en actos policiales.


Primero fueron los golpes, las humillaciones y las amenazas, pero en las últimas horas las torturas y violaciones de mujeres en Chile se convirtieron en una realidad. El estado de excepción que implementó el gobierno de Sebastián Piñera trajo las prácticas de la dictadura, también respecto a las desapariciones. Muchas de las mujeres que han sido detenidas hasta el momento se encuentran desaparecidas. Además, las apresadas en Santiago de Chile fueron desnudadas delante del personal masculino, manoseadas en sus genitales y “les han metido la punta del fusil en la vagina mientras las amenazaban con violarlas y asesinarlas”, tal como surge de los testimonios recogidos por compañeras de detención. 

La Comisión de Derechos Humanos de la OEA (CIDH) expresó su preocupación por denuncias hechas al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sobre violencia sexual, desnudamientos forzados y torturas en el contexto de las detenciones de manifestantes. «Chile debe investigar y sancionar estos hechos con diligencia, así como la actuación policial y militar en las que se habría hecho uso desproporcionado de la fuerza contra civiles. El uso de la fuerza debe regirse por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad», expresó la CIDH.

Según las cifras del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) tras las jornadas de protestas del domingo hubo 2138 personas detenidas, entre ellas 243 niños, niñas y adolescentes  y 407 mujeres. Nueve de ellas fueron desnudadas en procedimientos policiales, en hechos sucedidos entre las comunas de Santiago, Maipú, Iquique, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Talca, Concepción, Valdivia, Temuco, Puerto Montt y Punta Arenas. La mayoría acusó uso desmedido de la fuerza al momento de la detención, además de detenciones a niños y niñas, malos tratos, golpes en rostros y muslos, torturas y vejaciones sexuales, entre otras vulneraciones. 

La abogada de Red Chilena Contra la Violencia hacia las mujeres Silvana del Valle explicó a El Desconcierto que «la violencia político-sexual ha sido un continuo en nuestro país y en toda la región durante las últimas décadas, dado que los aparatos policiales han sido educados para ser dispositivos patriarcales. Esto resuena durante la dictadura en Chile y en el periodo post dictatorial como una característica muy marcada de las policías».

INFILTRADOS A LA ORDEN

Los desmanes producidos por infiltrados carabineros incluyen también la quema y los saqueos de los supermercados. Varias de las denuncias de montajes por parte de Carabineros se han hecho virales, con imágenes que las respaldan, como en un video en el que se ven efectivos policiales bajándose de un auto de civil a iniciar un incendio en una sucursal del Banco de Crédito e Inversiones (BCI).

“Igual que en la dictadura, hay madres desesperadas que buscan a sus hijos y a sus hijas por los tribunales de justicia. Hay varios menores de edad”, relató Patricia, una psicóloga entrevistada por Ancap. Patricia cuenta que el Chile de Piñera se está secuestrando gente, que están siendo trasladados en camiones y que muchos de sus familiares desconocen su paradero. Ya circulan imágenes de incendios en donde se pueden ver cadáveres, a los que cerco mediático quiere hacer pasar por saqueadores, “hemos visto videos de cómo tiran los cuerpos. Todos creemos que son las victimas que están tirando en los incendios para borrar cualquier rastro”.

Fuente: Página/12

Noticias relacionadas

Asesinan a joven en medio de protestas antigubernamentales en Chile

Editora

Aumenta el desempleo en Brasil, Chile y Colombia a causa del coronavirus

Editora

Masacre de Avellaneda: A 18 años de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán

Editora

Deja un comentario