Internacional

Más de 170 líderes sociales asesinados en Colombia durante 2018

Un informe de la Defensoría del Pueblo de Colombia indicó que solo 126  casos se encuentran en proceso de investigación o fueron resueltos.


La Defensoría del Pueblo de Colombia reveló este jueves que unos 172 líderes sociales fueron asesinados durante el 2018, hecho que conlleva a 431 homicidios registrados en el país desde 2016.

Los datos del ente precisan que entre las víctimas están 14 mujeres y 152 hombres. Con respecto a los agresores, al menos el 54 por ciento ha sido identificado, es decir, 126 de los casos se encuentran en proceso o fueron resueltos. 

Las regiones con mayor número de crímenes contra activistas y comuneros son el Cauca, Santander Norte, Valle del Cauca, Nariño, Caquetá, Meta y Putumayo; con un promedio de 10 homicidios en cada departamento solo en 2018. 

Cifras regionales

El balance de la Defensoría advierte que los asesinatos y agresiones han incrementado significativamente desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016. Asimismo, las zonas más afectadas son aquellas donde se inició la desarticulación de cultivos ilícitos. 

–  Más de 34 homicidios registrados en Cauca. 

–  Unos 24 líderes asesinados en Antioquia.  

–  Al menos 18 muertes de activistas en Santander del Norte.

–  Unos 15 defensores de derechos humanos fallecidos en Valle del Cauca.

–  11 en Caquetá y Putumayo.

– Diez  activistas asesinados en el Meta.

– Siete homicidios en Nariño.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Carlos Negret, subrayó que la situación es crítica porque el Estado colombiano no ha atendido con prioridad las denuncias previas de las víctimas. 

El procurador Fernando Carrillo catalogó la situación como «inadmisible» al tiempo que exhortó al mandatario Iván Duque a contribuir con acciones generales que resuelvan la situación de violencia en el país. 

Camino a la paz 

La Jurisdicción de la Paz en Colombia (JEP) manifestó que el asesinato contra los activistas políticos, que en su mayoría está relacionado a la defensa de las tierras, perjudican el proceso de paz iniciado en noviembre de 2016.

La presidenta de la JEP, Patricia Linares, expresó su preocupación ante la situación al considerar que los actos de violencia no contribuyen a la paz en Colombia. 

Por otro lado, al menos siete líderes sociales han sido asesinados en lo que va de 2019 mientras que la Confederación Nacional de Acción Comunalinsiste que sus integrantes continúan siendo víctimas de amenazas y hostilidades por cumplir con sus trabajos comunitarios.   

Fuente: Telesur

Noticias relacionadas

Deja un comentario