Destacada Política

El cuadro de Videla y el discurso en la ESMA: A 15 años, el recuerdo de un día agitado

El 24 de marzo de 2004 el entonces presidente Néstor Kirchner protagonizó dos episodios históricos que quedaron como hitos de la lucha contra la impunidad.


Hace 43 años la junta militar encabezada por Jorge Rafael Videla perpetraba el golpe de Estado que inauguró la noche más oscura de la historia argentina. Se conmemora hoy por esa razón el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Pero se cumple también este 24 de marzo otro aniversario vinculado por este tema: hace exactamente 15 años, el entonces presidente Néstor Kirchner hizo bajar los cuadros de los genocidas Videla y Bignone de las paredes del Colegio Militar y más tarde pronunció un discurso en la ESMA que también quedó en la historia.

El episodio en el Colegio Militar, que tuvo lugar por la mañana, generó tensión en el Ejército, ya que sus mandos vieron como un avance inadmisible del poder político aquella decisión de descolgar los cuadros. Sin embargo, el Presidente dio la orden. «Proceda», le dijo al general Bendini, y las imágenes de los represores nunca más volvieron a exhibirse en aquella institución donde se forman los oficiales.

«Señores integrantes del Colegio Militar de la Nación y de las Fuerzas Armadas, señores generales y oficiales superiores: nunca más, nunca más tiene que volver a subvertirse el orden institucional en la Argentina. Es el pueblo argentino por el voto y la decisión del mismo, quien decide el destino de la Argentina; definitivamente terminar con las mentes iluminadas y los salvadores mesiánicos que sólo traen dolor y sangre a los argentinos», les dijo Kirchner a los militares tras hacer bajar los cuadros.

«El retiro de los cuadros que procedió a hacer el señor jefe del Ejército, marca definitivamente un claro posicionamiento que tiene el país todo, nuestras Fuerzas Armadas, nuestro Ejército y quien les habla como Presidente y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, de terminar con esa etapa lamentable de nuestro país y que definitivamente, en todos los lugares de la Patria y de nuestras instituciones militares, esté consolidado el sistema de vida democrático, desterrado el terrorismo de Estado y apuntando a la construcción del nuevo país», añadió.

Por la tarde, llegó el otro momento histórico de la jornada: el discurso que pronunció el jefe de Estado al crear el Museo de la Memoria que funciona en lo que había sido la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada), uno de los centros clandestinos de detención más tristemente célebres de la dictadura.

«Las cosas hay que llamarlas por su nombre y acá si ustedes me permiten, ya no como compañero y hermano de tantos compañeros y hermanos que compartimos aquel tiempo, sino como Presidente de la Nación Argentina vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades», fueron sus palabras.

Y agregó: «Hablemos claro: no es rencor ni odio lo que nos guía y me guía, es justicia y lucha contra la impunidad. A los que hicieron este hecho tenebroso y macabro de tantos campos de concentración, como fue la ESMA, tienen un solo nombre: son asesinos repudiados por el pueblo argentino».

Fuente: Infonews

Noticias relacionadas

Urribarri: “Néstor, hoy el pueblo argentino te va a rendir el mejor homenaje”

Editora

A 9 años de la partida de Néstor Kirchner, su legado es recordado

Editora

Editorial de Luis D’Elia: A 15 años del asesinato del militante social Martín “El Oso” Cisneros

Editora

Deja un comentario