Destacada Internacional

Arce denunció que los países desarrollados impulsan el «colonialismo del carbono»

El presidente boliviano afirmó que «están tratando de imponer sus propias reglas de juego en las negociaciones climáticas para seguir alimentando el nuevo sistema capitalista verde». Además sostuvo que Bolivia es una de las naciones menos contaminantes del mundo.


El presidente de Bolivia, Luis Arce, denunció este lunes que los países desarrollados tratan de aprovechar la crisis climática global para imponer un «nuevo colonialismo del carbono» ligado al «capitalismo verde».

Arce hizo el planteamiento tras alertar que los países desarrollados «están tratando de imponer sus propias reglas de juego en las negociaciones climáticas para seguir alimentando el nuevo sistema capitalista verde».

Dijo que la imposición de este modelo de negociación deja a los países en desarrollo «sin opción alguna ante una crisis climática convertida en el mayor problema de la humanidad, con riesgo de que las próximas generaciones reciban una carga muy pesada y hasta imposible de resolver».

«El sistema mundial capitalista basado en un consumismo sin límites y explotación irracional de la naturaleza y el espacio atmosférico no puede solucionar la crisis climática, a no ser que exista un fuerte cambio de timón en su sistema económico y social», agregó, informó la agencia de noticias estatal boliviana ABI.

Indicó que si los países desarrollados quieren liderar de verdad la lucha contra el cambio climático «tienen que promover una distribución del espacio atmosférico basada en la equidad, con responsabilidades comunes pero diferenciadas, y en sus responsabilidades históricas».

Por último, refirió que Bolivia, «uno de los países menos contaminantes a nivel global», impulsaba sus propias políticas internas «en defensa de la Madre Tierra».

Noticias relacionadas

Bolivia aceptó un perito para investigar el caso de Sebastián Moro

Editora

Exigen justicia a tres años de masacre de Senkata en Bolivia

Editora

Arce renueva la cúpula militar ante lo que califica como «amenaza de nuevo golpe»

Editora

Deja un comentario