Chubut Destacada Política

Echaron al único trabajador del Correo Argentino en un pueblo de la Patagonia: “Retrocedimos 50 años”

Javier Alejandro Villoldo era el único trabajador de Correo Argentino en Corcovado, lo despidieron sin justificación y ahora los habitantes tienen que viajar al menos 80 kilómetros para hacer cualquier tipo de trámite.

Javier Alejandro Villoldo era el único trabajador de Correo Argentino en Corcovado, una ciudad de 3.000 habitantes en el sur del país, casi en el límite con Chile y a 100 kilómetros de Esquel. Estaba a cargo de todos los envíos, encomiendas, de la correspondencia y trámites del lugar. A eso le dedicó los últimos 20 años de su vida. Hasta que recibió un llamado que lo cambió todo.

El ajuste feroz de Javier Milei lo tiene como protagonista. Es uno de los tantos de miles de trabajadores públicos que, en todo el país, se quedaron sin empleo. Por eso, cuando Víctor Hugo Morales le pregunta cómo está, la respuesta es la esperada: “Me va como puedo hoy. Estoy pasando un momento difícil”.

Villoldo asegura que con su despido la ciudad vivirá un retroceso de 50 años, ya que, una vez más, perderán la única central de correo disponible y, para realizar cualquier tipo de trámite, deberán, primero, atravesar 80 kilómetros de ripio, por paisajes que, con la caída de nieve en invierno, pueden volver imposibles de transitar.

Y no dejan desconectado a un pueblo ínfimo, explica: “Acá somos más de 3.000 ciudadanos. Por ahí vi algunos que dicen que somos menos. Lo marco porque una de las condiciones o de las nefastas opiniones que están dando es que por baja densidad poblacional hacen el cierre de la sucursal. Como que si somos pocos, no merecemos un servicio tan esencial”.

Así que hoy, Villoldo y toda la ciudad, tienen un futuro incierto. Él porque después de dedicarle 27 años a ese trabajo -20 solamente en Corcovado- y con dos hijos, se quedó de la noche a la mañana en la calle y sin una fuente de ingreso. La ciudad porque se verá obligada a desplazarse para cualquier tipo de trámite.

Cabe recordar que a finales de marzo el presidente Javier Milei festejó que ya habían despedido “a 50 mil personas” y anunció ante empresarios “van a caer 70 mil contratos” más. A la par, fueron los propios miembros del gabinete quienes salieron a aclara sus dichos y explicaron que, en verdad, ya habían sido despedidas 70 mil personas.

El método favorito para reducir a los empleados estatales es la no renovación de contratos, aunque también se está cesanteando a trabajadores de planta, como ocurre en la Anses, donde incluso se cerraron sedes regionales. Y como ocurrió, en este caso, con el Correo Argentino en Corcovado.

Fuente: Página|12

Noticias relacionadas

Correo Argentino: La fiscal pidió la nulidad del fallo que suspende su quiebra

Editora

Presentaron un recurso para que no se suspenda el trámite de quiebra del Correo Argentino

Editora

Conceden con efecto suspensivo apelación por la quiebra del Correo Argentino

Editora

Deja un comentario