Destacada Economía

«PyMEs en jaque»: Repudian la nueva retención de Ingresos Brutos en tarjetas

La CAME les reclama a los gobernadores que desistan de la “voracidad recaudatoria” que está destruyendo al sistema productivo nacional. El nuevo mecanismo anticipado de cobro de este gravamen “es otro golpe” a un sector “que ya no puede resistir la presión”.


Después de la expectativa del pacto fiscal y la adhesión de las provincias a la Ley Pyme para asegurar estabilidad, la presión de los gobiernos provinciales “se volvió insostenible”, según denunció la Cámara Argentina de la Mediana Empresa.

Ahora, con el Sistema de Recaudación sobre Tarjetas de Crédito y Compra (SIRTAC) se crea un nuevo mecanismo de cobro anticipado cuando los comercios vendan con tarjetas de débito, crédito y Pay Pal. “Esta decisión va en sentido opuesto a los esfuerzos de estimular el uso de medios de pago electrónicos”, expuso la entidad presidida por Gerardo Díaz Beltrán.

“Esta nueva e insostenible asfixia sobre las pequeñas y medianas empresas se da en un contexto de caída consecutiva de ventas de 14 meses”, recordaron.

Acto seguido, exclamaron: “pero eso no es todo. En vez de oxigenar a las PyMEs, que son las que soportan la terrible presión fiscal, los aumentos de tarifas también incluyen extraordinarios ingresos para los gobiernos locales, ya que las boletas de luz y gas tienen incluidos Ingresos Brutos y hay provincias que suman hasta ocho gravámenes extras como contribución municipal, Tasa de Alumbrado Público (que curiosamente también se cobra en el Impuesto Inmobiliario), fondos solidarios especiales, cuotas de bomberos voluntarios y hasta gastos de sepelio, entre otros”.

Y en torno a la creación del SIRTAC, indicaron que si bien en la práctica no implica la creación de un nuevo régimen de recaudación anticipada, ya que en la actualidad el 100 % de las jurisdicciones lo aplica sobre las operaciones con tarjetas, y aproximadamente la mitad de ellas lo hace sobre las operaciones efectuadas con sistemas concentradores de pago, la unificación con el nuevo sistema sólo puede ser positivo para los contribuyentes multi-jurisdiccionales en tanto su implementación no genere incrementos encubiertos de presión tributaria, ya que todas aquellas provincias en la cual se encuentran inscriptos pretendan aplicarles sus regímenes de recaudación anticipada (retenciones, percepciones y recaudaciones bancarias) sobre el conjunto de sus operaciones, sin contemplar que las mismas están destinadas a diversas provincias y, consecuentemente, la base imponible debe dividirse entre todas ellas.

Ejemplo claro de esta situación es el caso de la generalización del sistema de recaudaciones bancarias, dado que cada provincia aplicaba la alícuota plena al total de las acreditaciones de cada contribuyente, causando graves problemas de generación de saldos a favor.

Asimismo, preocupa que en el anexo de la resolución de creación del SIRTAC se habilita un abanico de alícuotas que puede oscilar entre el 0,01 y el 5 por ciento.

También puede darse el caso de que no muchas provincias se adhieran y pretendan seguir aplicando unilateralmente los regímenes de retención.

Fuente: ANDigital

Noticias relacionadas

Deja un comentario