Literatura

María Moreno, una auténtica cronista al frente del Museo del Libro y de la Lengua

Una de las grandes ensayistas de habla hispana, al frente del Museo del Libro y de la Lengua.

Recientemente designada al frente del Museo del Libro y de la Lengua, María Moreno es una de las cronistas más reconocidas de la Argentina. Su experiencia y su destacada y amplia trayectoria la ubican como una de las plumas más prestigiosas y serias del país.

Distinguida y elegante en su oficio de periodista, tanto como en sus aportes como narradora y teórica de la literatura argentina, Moreno dio sus primeros pasos en el diario La Opinión. Trabajó en Página/12 y colaboró en el diario Sur y en las revistas Babel y Fin de Siglo. En 1984 fundó Alfonsina, una revista feminista que fue pionera durante los primeros años de la democracia. También creó el suplemento Mujer en el diario Tiempo Argentino, en el que fue secretaria de redacción y donde escribió sobre temas considerados tabú para la época, luego publicados en el libro Panfleto. Erótica y feminismo (Random House, 2018).

Escribió, además, la novela El affair Skeffington (1992), y varios libros de no ficción, entre ellos, El petiso orejudo (Planeta, 1994), A tontas y a locas (Sudamericana, 2001), El fin del sexo y otras mentiras (Sudamericana, 2002), Vida de vivos (Sudamericana, 2005), Banco a la sombra (Sudamericana, 2007), Teoría de la noche (Ediciones UDP, 2011), Subrayados (Mardulce, 2013), Black out (Random House, 2016), y Oración. Carta a Vicki y otras elegías políticas (Random House, 2018),

Obtuvo una gran cantidad de premios y distinciones, entre ellos, el Premio Iberoamericano Manuel Rojas 2019 que desde 2012 otorga anualmente el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile, el Premio Nexo en 1999 por su trabajo contra la discriminación de género, el de la Agenda de las Mujeres en 2010 y el Premio de la Crítica al Mejor Libro Argentino de Creación Literaria en 2017.

Sin lugar a dudas, María Moreno es una de las mejores cronistas de la Argentina y Latinoamérica. Su trabajo suele recibir enormes elogios por parte de la crítica como de sus propios lectores y lectoras. Y su calidad humana y profesional, tanto como su palabra comprometida, auguran buenos aires en el Museo del Libro y de la Lengua, un espacio concebido en 2011 como un recorrido por la cultura nacional y por la experiencia de nuestra condición de hablantes y lectores.

Deja un comentario