Destacada Política

Kicillof, sobre la reapertura de industrias: «No podemos permitir que haya desabastecimiento»

El gobernador bonaerense anunció la próxima autorización para que comiencen a funcionar algunos sectores industriales y comercios de «proximidad».


El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció ayer, junto al presidente Alberto Fernández, la próxima autorización para que comiencen a funcionar algunos sectores industriales y comercios de «proximidad» y aseveró que «si no se produce va a haber problemas de desabastecimiento y de precios», y advirtió que esa situación no la van a «permitir».

«Ya tenemos un avance muy grande en el terreno para solicitarle al gobierno nacional la autorización para empresas y en ramas de producción. Los protocolos primero deberán ser solicitados por los intendentes a las empresas y luego aprobados por el gobierno provincial para ser elevados al gobierno nacional», sostuvo, en conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos, acompañando al presidente Alberto Fernández en el anuncio de la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo.

En ese sentido, explicó que la movilidad de los trabajadores de las industrias que se activen «deberá ser provisto por la propia empresa» para evitar el uso del transporte público, donde se trasladan trabajadores considerados esenciales.

En tanto, serán habilitados los «comercios de cercanía, barriales, con trabajadores de cercanía y con clientes de cercanía» que también deberán ser notificados por los municipios a las autoridades provinciales, aunque explicó que su apertura «será de manera gradual y cuidadosa, siempre con la posibilidad de que vayamos para atrás, porque un error se paga en vidas si aparece un foco».

Las salidas con niños para hacer compras

También anunció que serán autorizadas las salidas con niños aunque sólo para hacer compras, en un formato distinto al que implementará la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, también presente en la conferencia de prensa junto a los epidemiólogos Mirta Roses y Pedro Cahn, integrantes del comité de expertos que asesora al Presidente sobre la pandemia de coronavirus.

«Vamos a inclinarnos más porque puedan acompañarnos a los padres y a las madres a hacer algún tipo de compra. Es decir que puedan salir, pero los niños acompañando a sus padres, siempre con un estricto protocolo al entrar a un comercio. Estaremos con novedades en los próximos días», sostuvo.

También apuntó contra quienes «operan con lobby y tratan de empujar» para que se flexibilice el aislamiento masivo: «Tenemos en Argentina, en la provincia de Buenos Aires, un enorme éxito en términos de la administración de una enfermedad tan complicada, un enorme éxito, cuidémoslo. No lo pongamos en riesgo, no seamos imprudentes, no seamos ansiosos, no operen con los lobby, no traten de empujar».

«Hemos preparado el sistema sanitario como hace décadas (no se hacía) probablemente, pero si uno mira lo que son los brotes cuando se vuelven descontrolados, no aguanta el sistema más desarrollado del mundo. Imaginen la provincia de Buenos Aires. No es solo el tiempo que ganamos para expandir la capacidad de atención sino la regulación que se logró sobre la cantidad de infectado», sostuvo.

El Gobernador destacó el «inmenso esfuerzo» de la población para «evitar que no haya una catástrofe sanitaria como sí ocurre en otros países» y destacó, con «orgullo», al Presidente por haber elegido «tempranamente el camino de la prevención y de la protección» contra «voces que, como ahora, argumentaban otros factores que finalmente han llevado también al desastre».

Durante su intervención, Kicillof ponderó el rol del Estado presente en la contención del coronavirus y la «unidad muy fuerte de la dirigencia política».

Dijo que son «muy pocas» las «excepciones» de dirigentes que «siguen con acusaciones» y agregó: «No hay que perder tiempo ni distraerse porque estamos dedicados los que tenemos una responsabilidad de gestión de cuidar a la gente».

Sobre el sistema sanitario bonaerense, señaló que se ha ampliado «de manera inédita» su capacidad de atención al pasar de contar con 422 camas de terapia intensiva en hospitales provinciales a 976, desde el inicio de la pandemia hasta ahora, además de los hospitales modulares que está construyendo en el Gobierno Nacional en la Provincia.

«Es decir lo que necesitábamos al principio de la pandemia no lo teníamos. Hoy se ha puesto a la provincia de Buenos Aires en muchísimas mejores condiciones y eso nos llena de orgullo», sostuvo.

En otro pasaje de su alocución, Kicillof precisó que hay sesenta municipios donde no ha llegado el coronavirus y que, a partir de la disposición nacional para zonas de baja peligrosidad y baja densidad poblacional, ya han sido autorizadas actividades comerciales y productivas pero con un «estricto control en la circulación», a diferencia de lo que ocurre con el conurbano bonaerense, donde la situación es «distinta».

Noticias relacionadas

El gobernador Kicillof convocó a que pacientes recuperados de coronavirus donen plasma

Editora

Lula lamentó las políticas de Bolsonaro ante el Covid-19: «Es muy terrible lo que está pasando»

Editora

«El impuesto a la riqueza debería tratarse ya», afirmó Atilio Borón

Editora

Deja un comentario