Destacada Sociedad

Evo Morales: «Hay más muertos por coronavirus en los países donde la vida es una mercancía»

El depuesto presidente de Bolivia habló con radio Télam y, desde su refugio en Argentina, opinó que «la salud debe ser un derecho humano y no un negocio privado».


El depuesto presidente de Bolivia Evo Morales aseguró en una entrevista con radio Télam que «los países donde la vida y la salud son entendidas como una mercancía se han registrado más muertos por la pandemia de coronavirus que en aquellos con otra orientación» y, desde su refugio en Argentina, opinó que «la salud debe ser un derecho humano y no un negocio privado».

El ex mandatario, que fue obligado a renunciar tras una rebelión policial y militar en noviembre, opinó sobre las consecuencias de la pandemia que ya dejó más de 170.000 mil muertos y 2,5 millones de contagios en todo el mundo, según la Universidad Johns Hopkins.

¿Cómo quedará el mundo y la región después del coronavirus?

Morales: El mundo ha cambiado y va cambiar y tendremos que cambiar todos, las familias y las personas, deberemos ser solidarios, pues en esta clase de problemas solo el pueblo salva al pueblo. Es importante aprender a ser solidarios. En Bolivia, está empezando la llamada chala, en algunas regiones, que es un intercambio de producto a producto (trueque). Se produce de oriente a occidente, del área rural a las zonas urbanas. Empezó frente al gobierno de facto y evidencia la solidaridad. Vendrá un fuerte debate, viendo lo que pasa en Estados Unidos, donde la pandemia tiene más muertos y contagios cada día. Se supone que es una potencia. En cambio, los países de orientación socialista fácilmente van controlando la pandemia. Entonces uno puede concluir que donde la salud está privatizada y la vida es una mercancía hay mas muertos, lo que me hace pensar que en el futuro la salud debe ser un derecho humano y no un negocio privado.

El tema económico es importante pero primero está la vida. La vida es vida. Las clínicas privadas deberían ser nacionalizadas o estatizadas, las industrias de medicamentos deben ser estatales, la investigación científica debe estar a cargo, sino de los Estados, al menos de la OMS. Convertir la vida en negocio no da buenos resultados.

¿Qué opina de la postergación de las elecciones generales en Bolivia en el contexto del coronavirus?

M: Lamentablemente, esta pandemia se presentó a nivel mundial. Todo cambia, no solo los temas democráticos o electorales. Estamos sin fútbol, por ejemplo, y sin grandes eventos sociales o culturales, incluso campañas electorales. Dentro de ese marco, pues hay una postergación de la elección. La posición del Movimiento al Socialismo (MAS) y el proyecto socioproductivo (PSP) es sólo postergar los días de cuarentena, pero tengo información de que el gobierno de facto (de Jeanine Áñez) es convocar nuevas elecciones, que incluso podrían ser el próximo año.

La dictadura siempre buscó ampliar su mandato y no se si eso va a ser aceptado por el pueblo boliviano porque, para nosotros y para el pueblo, es un gobierno de facto. Ellos se definen como un gobierno de transición, pero si son de transición pues tienen la obligación de garantizar las elecciones lo antes posible, para que haya un gobierno legítimo, legal que pueda enfrentar la pandemia.

¿Qué opina sobre la gestión del gobierno de Añez frente a la coronavirus?

M: Citando recomendaciones de expertos en temas de salud y sobre los problemas vividos en Bolivia y en todo el mundo, la cuarentena es un tiempo para poder equiparnos, equipar laboratorios, equipar nuevos hospitales, incluso instalar campamentos para aislar a quienes están contagiados. En Bolivia, lamentablemente, no hay esa política sino bonos, que son importantes pero insuficientes porque no resuelven. Solo en Bolivia se ataca esta pandemia y el hambre con tanques de guerra, fusiles y gases, detenciones y represión, y no con atención a las demandas que tiene el pueblo. Debería atenderse con medicamentos y alimentos. Casi el 70% de la población vive de la venta diaria. Son comerciantes, cuentapropistas, que viven del día a día, y eso nos preocupa y no está siendo atendido. Últimamente el gobierno de facto criminaliza la solidaridad y el hambre. Ayer, cuatro compañeros, que llevan frutas del trópico a los municipios del altiplano para ayudar a pasar las necesidades de esa gente, fueron arrestados, entre ellos al presidente del Consejo Municipal de Villa Tunari. Fue imputado y ahora tiene arresto domiciliario. En esa región, el 95% votó por el MAS y el PSP. El gobierno está plantando un cerco, un confinamiento masivo. Lamentablemente, el gobierno abandonó la zona del trópico y de Cochabamba, los dejó cinco meses sin seguridad y sin policía. Nuestras alcaldías y dirigentes sindicales se organizaron y se dieron su propia seguridad, pero el día 16 de este mes entró a la zona del trópico la policía violentamente, sin protocolo de seguridad, sin equipo de bioseguridad y solamente para cerrar bancos. Eso es atentar contra la vida. Eso es criminal. Los niños, los abuelos, quienes cobran las rentas, ahora no pueden cobrar, y además se les prohibió la venta de combustible.

El ex mandatario dijo que no sabe si la pandemia «es una lucha de las potencias mundiales, una lucha biología o económica» y agregó que «eso se sabrá oportunamente».

«Hace mucho tiempo leí que para el FMI, dentro de la política del nuevo orden mundial, hay que hacer una planificación para la reducción de la población innecesaria», continuó y se preguntó: «¿Cuál es esa población innecesaria, los discapacitados, los viejos, los pobres? Puedo imaginarme quienes son. Eso nos debe hacer reflexionar y tener un debate profundo que nos oriente por el bien de la vida y del futuro».

Noticias relacionadas

Fernando Polack: «Apuntamos a tener respuestas sobre la efectividad de la vacuna a fin de este año»

Editora

La pandemia se acelera cada vez más, con EE.UU. y Brasil como su motor

Editora

La Fiscalía acusó de terrorismo a Evo Morales y solicitó su detención

Editora

Deja un comentario