Destacada Política

A instancias de la jueza Servini, el Gobierno porteño no usará el voto electrónico

Tomada esta decisión, los más probable es que los porteños y las porteñas concurran a los establecimientos a votar con boletas papel tanto para las categorías nacionales como las locales.

El Gobierno porteño admitió este viernes que habrá que «reconfigurar el sistema de votación» para las elecciones a jefe de Gobierno previstas para octubre, después de los múltiples inconvenientes registrados en los comicios del domingo pasado, con lo que descartó prácticamente que vuelva a utilizarse la Boleta Única Electrónica (BUE).

Fuentes oficiales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires señalaron a Télam que «se está trabajando en los cambios» y que «serán anunciados en los próximos días» tendientes a que las elecciones generales del 22 de octubre se realicen solo con boletas en papel, aunque con dos urnas.

Es decir, mantener los comicios concurrentes, pero que no contemple la utilización de las máquinas electrónicas, sino que los porteños y las porteñas concurran a los establecimientos a votar con boletas papel tanto para las categorías nacionales como las locales.

La modificación surgió tras la postura expresada por la jueza federal electoral de esta capital María Servini, para quien implementar nuevamente los dispositivos de BUE en las generales de octubre sería «una burla a la ciudadanía» al «volverla a someter a condiciones denigrantes».

La jueza emitió la dura advertencia en una nota a la que accedió Télam, remitida al juez electoral porteño Roberto Carlos Requejo; al director del Instituto de Gestión Electoral (IGE) capitalino, Federico Fahey Duarte; y al presidente de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Alberto Dalla Via.

«La experiencia acumulada por la suscripta en más de 30 años como juez electoral, me obliga a advertir que no pueden realizarse nuevamente y en las mismas condiciones, los comicios del 22 de octubre», sostuvo en el escrito.

Y enfatizó que «las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberán reconsiderar su ingeniería electoral, dejando de lado las cuestiones políticas y diseñando un sistema pensando en facilitar a las personas el ejercicio del derecho al sufragio y así conseguirán, seguramente, una opción que funcione».

El IGE informó, sin embargo, que detectó «fallas en 251 máquinas de votación de la BUE, de las cuales 166 se repararon en el momento y otras 85 tuvieron que reemplazarse»
La jueza electoral, quien en los hechos dejó sin efecto el acuerdo firmado por las partes en junio pasado para la implementación del sistema, además anexó un extenso listado de escuela donde fallaron las máquinas en las que se introducía la boleta para votar de manera electrónica.

«Estos inconvenientes -repetidos en numerosas mesas y locales de votación y durante toda la jornada- transformaron esta elección, en los comicios más problemáticos y conflictivos de los últimos 30 años en esta Ciudad», aseguró.

Tras la dura comunicación, en la tarde de este viernes el IGE consideró que «la decisión de la jueza federal de dejar sin efecto el acuerdo con el Tribunal Electoral de la Ciudad torna abstracto el debate sobre la utilización de la BUE en las próximas elecciones».

A través de una gacetilla, el IGE ratificó además su «vocación de trabajar junto a las autoridades judiciales para reconfigurar el sistema de votación para elegir Jefe/a de Gobierno, legisladores/as y miembros de las Juntas Comunales el próximo 22 de octubre».

De todos modos, la autoridad electoral porteña sostuvo que «la BUE es un instrumento válido y ha mostrado sobrados beneficios en las elecciones PASO del 13 de agosto, pero luego de la decisión de la Justicia se encuentra abocado junto a las autoridades judiciales al diseño de un nuevo sistema».

«Las demoras que se registraron el 13 de agosto en algunos casos fueron consecuencia de las dificultades que planteó la concurrencia con dos instrumentos, en otros por las demoras en las aperturas de las mesas, el alto ausentismo de autoridades de mesa y la no aplicación del sistema de voto simultáneo que se había aprobado para la ocasión», justificaron.

El IGE informó, sin embargo, que detectó «fallas en 251 máquinas de votación de la BUE, de las cuales 166 se repararon en el momento y otras 85 tuvieron que reemplazarse, tarea que no demandó más de 5 minutos en cada caso».

«Esos casos representan menos del 2% de las más de 14.000 máquinas destinadas al operativo de la jornada electoral, por lo que no puede atribuirse a ello las dificultades registradas», agregó el organismo en el comunicado.

Fuente: Télam

Noticias relacionadas

Repudian al gobierno porteño por enviar policías a las casas de los estudiantes

Editora

Críticas a la política educativa del Gobierno porteño tras la muerte de una estudiante de 11 años

Editora

El gobierno porteño prohibió el uso del lenguaje inclusivo en escuelas

Editora

Deja un comentario