Destacada Política

Tras el golpe de Estado, multitudinaria marcha en apoyo a Evo Morales en el obelisco

Se congregaron en el Obelisco y se movilizaron hasta la embajada de Bolivia. El acto también contó con una importante concurrencia de la comunidad boliviana en Argentina. Los manifestantes expresaron su preocupación por la situación de Evo Morales y por la coyuntura política en América Latina.


Las avenidas que rodean al Obelisco dejaron de ser un caos de tránsito para convertirse, al menos por unas horas, en una marea humana que coincidió en un grito colectivo: «No al golpe en Bolivia».

Desde el mediodía, miles de manifestantes comenzaron a marchar desde el céntrico monumento, recorriendo Avenida Corrientes hasta llegar a la Embajada de Bolivia en Buenos Aires. La convocatoria reunió a agrupaciones políticas, sindicatos, federaciones educativas y movimientos sociales. Entre ellos, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie, Movimiento Evita, La Cámpora, Frente Patria Grande, Nuevo Encuentro, La Poderosa, CTERA y CONADU.

Ninguno de esos espacios dudó en condenar la grave situación institucional que atraviesa Bolivia y se ofrecieron a brindar todo el apoyo posible. El acto también contó con una importante concurrencia de la comunidad boliviana en Argentina.

Iber Mamani, referente de la comunidad boliviana en La Matanza, participó de la marcha para “denunciar el golpe contra el presidente Evo Morales”. Aprovechó para agradecer el “apoyo de las organizaciones sociales y políticas del campo popular argentino que se pronunciaron contra este golpe”.

Por último exigió que “se resguarde la vida de los compañeros que hoy están siendo perseguidos, secuestrados y torturados”.

A metros del Obelisco, la dirigenta del MST Vilma Ripoll remarcó el “repudio al golpe hecho por las grandes patronales, las corporaciones y las fuerzas armadas, y avalado por políticos como Mauricio Macri que hasta ahora no declaró nada”.

Más allá de la condena, Ripoll agregó que Evo Morales “tenía tareas pendientes como la depuración de las fuerzas armadas, e intervenir sobre las grandes empresas que hacen de Bolivia un país extractivista que muere en eso”, dijo.

Pablo, un joven autoconvocado que se hizo un espacio para participar de la marcha, intentaba hacerse escuchar entre el sonido estridente de las trompetas de la columna de la CTA que empezaban a sonar sobre Avenida Corrientes: “Vuelve ese resabio colonial que parecía que habíamos dejado atrás. Son tiempos difíciles para América Latina”, dijo el empleado administrativo, sorprendido por la convocatoria.

Entre banderas y bailes típicos de Bolivia, y encabezando la columna del Frente Patria Grande, el diputado nacional electo por el Frente de Todos, Itaí Hagman, manifestó su pleno apoyo a la comunidad boliviana. “Estamos acá para repudiar lo que no tiene otro calificativo que un golpe de Estado. Estamos muy preocupados por la integridad física de Evo, también por la amenaza que vive la región. Tenemos que tener memoria e impedir que vuelvan los golpes de Estado en América Latina”, expresó.

“Jallalla Evo Morales” era la expresión que más repetía la comunidad boliviana instalada en la puerta de la Embajada de Bolivia en Argentina. Jallalla es la expresión quechua aymara que simboliza la unidad del pueblo, su sentido de pertenencia. “Evo amigo, el pueblo está contigo” fue otro de los hits de la colectividad.

El colectivo de bolivianos residentes en Argentina tomó la forma de una asamblea abierta donde quien quisiera tomaba la palabra. “La mano negra de Estados Unidos está una vez más detrás de un golpe de Estado. No quieren que Bolivia sea un ejemplo para los países vecinos. Hay 42 empresas de litio funcionando que le van a poner el precio al litio de todo el mundo. Estados Unidos se quiere adueñar del futuro y la riqueza más grande de Bolivia”, destacó uno de los militantes de Generación Evo Argentina.

“Volveremos mejores. Lucharemos, ganaremos y volveremos. ¡Viva Evo Morales Ayma!”, arengó luego un hombre mayor, ganándose el aplauso de todos los presentes.

La presencia frente a la embajada también sirvió para denunciar información que iba llegando desde Bolivia. Así, los presentes dieron a conocer que la policía en la ciudad de El Alto, departamento de La Paz, estaba reprimiendo ferozmente las movilizaciones populares.

Juana, una boliviana residente en Argentina que llegó desde Escobar, dijo que «muchos de los que estamos hoy presentes vamos a volver a Bolivia para luchar por nuestra patria”.

Los bolivianos agradecieron al pueblo argentino, y en particular a Alberto Fernández, Cristina Fernández y Axel Kicillof por el apoyo. En Argentina, Evo Morales consiguió más del 80 por ciento de los votos el pasado 20 de octubre. “Evo, querido, el pueblo está contigo”, fue el grito con el que esa gran masa de votantes le volvió a entregar todo su apoyo al líder indígena.

Noticias relacionadas

López Obrador sobre su despedida a Evo Morales: «Le dije que no queremos dictaduras militares, democracia sí»

Editora

Evo Morales: «Arribé a Argentina para seguir luchando por los más humildes»

Editora

Golpe de Estado en Bolivia: «Las violaciones de los derechos humanos no están siendo mostradas»

Editora

Deja un comentario