Destacada Judicial

D’Alessiogate: El juez Ramos Padilla aceptó a Stiuso como querellante

El juez federal de Dolores le había recibido declaración el pasado 14 de agosto. El exespía dijo que fue víctima de la banda de D’Alessio, y apuntó contra Carrió y Santoro. El magistrado consideró que hay razones “suficientes para justificar su petición”.


El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, finalmente aceptó al exespía Antonio Horacio Stiuso como querellante en el D’Alessiogate. A partir de ahora, tendrá acceso al expediente y podrá presentar elementos de prueba.

El exjefe de Contrainteligencia de la exSIDE había declarado el 14 de agosto pasado por más de dos horas y acercado documentación nueva, según informaron fuentes judiciales a El Destape. Su pretensión era ser tenido como parte en la causa ya que decía ser víctima de la banda del espía ilegal, Marcelo D’Alessio. En una reciente resolución, Ramos Padilla consideró que hay razones “suficientes para justificar su petición”, por lo que ordenó que se lo tenga “por constituido como parte querellante en las presentes actuaciones”.

En su declaración de hace 9 días, el exhombre fuerte de los servicios de inteligencia ratificó el contenido de un escrito que había llevado en julio pasado al juzgado de Dolores. Concretamente, repitió que fue víctima de la banda de D’Alessio y apuntó contra la diputada Elisa Carrió y el periodista Daniel Santoro. Su presentación en el D’Alessiogate provocó todo tipo de lecturas. Se vislumbra una guerra entre bandas.

La presentación de Stiuso

En su primera presentación en Dolores, “Jaime” Stiuso dijo que desde que dejó la función pública fue “víctima de constantes operaciones”. Habló de un “exilio” durante el kirchnerismo y que con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia decidió volver. “Entendí que estaban dadas las condiciones para que regrese al país”, dijo, “pero lo cierto es que me equivoqué”.

Para el exagente, “la labor de ciertos agentes (orgánicos o inorgánicos) vinculados a la AFI (o a otros organismos de seguridad u organismos públicos en general), como así también relacionados con periodistas e incluso políticos (algunos en funciones legislativas), permiten dar cabida a la investigación que propicio”.

De acuerdo a su relato, en que el se victimizó, “de forma inmediata a su regreso” al país comenzó “a sufrir todo tipo de operaciones mediáticas y judiciales”.

Su primer escrito hizo eje en la denuncia que hizo el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich contra el entonces Director General de Aduanas, el excarapintada y ahora candidato a presidente, Juan José Gómez Centurión. Y destacó que “en el marco de esa causa, de manera cuanto menos suspicaz o inexplicable, se presentó la diputada Elisa Carrió”, quien hizo “una encendida defensa del funcionario nacional que había sido denunciado por el mismo Gobierno”.

El exespía cuestionó que la cofundadora de Cambiemos, imputada en la causa de Dolores, haya apuntado contra él por contrabando, retomando un conflicto entre ambos de antigua data.

También dijo que a la denuncia judicial en su contra que impulsó la diputada le siguió “una profusa campaña de prensa, en una curiosa similitud con el tenor del hecho o el mismo modus operandi que VS investiga”. Allí, involucró a Santoro, con quien mantiene un antiguo enfrentamiento.

Y se refirió a la banda de D’Alessio como “grupo de inteligencia paralela”. Afirmó que se lo trató de involucrar en la causa conocida como mafia de los Contenedores, comparando su caso al del empresario Gabriel Traficante, una de las víctimas de la organización criminal que también integran, según el juez de Dolores, el exAFI Ricardo Bogoliuk y el expolicía Anibal Degastaldi.

Caso Traficante

La extorsión de la banda de D’Alessio a Traficante en la que Stiuso se dice víctima se investiga tanto en Dolores como en los tribunales de Comodoro Py, donde el exespía también pidió ser querellante.

En el juzgado de la Capital Federal a cargo de Luis Rodríguez solo se sigue ese hecho puntual, al que se conoce como “caso Traficante”. Mientras que a 200 km de los tribunales de Retiro se analiza el caso en el marco de un cuadro muy amplio: es uno de los más de los 100 hechos que se buscan resolver.

Fuente: El Destape (Franco Mizrahi)

Noticias relacionadas

Deja un comentario