Destacada Judicial

Un productor agropecuario atropelló y mató a un adolescente en Cañuelas

El productor agropecuario Rodolfo Sánchez aseguró que no vio a Alex Campo a quien atropelló y mató con su camioneta cuando el joven se encontraba dentro de los campos propiedad del acusado.


Los dos hermanos de la víctima, identificada como Alex, se corrieron del camino, pero él «tropezó con el perro y cayó al piso, y la camioneta lo pasó por encima», contó Soledad, otra hermana del chico asesinado a InfoCañuelas.

El conductor, lejos de preocuparse por el hecho, los increpó: «Les dijo que agarraran el cuerpo y se fueran».

«Cuando estábamos en el piso llorando a mi hermano, nos miraba como si nada. Y a mi tía le dijo que eso había pasado por querer robar, pero eso es mentira, no tenían armas ni cuchillo ni nada. No había nada para robarse en ese campo, que es todo pasto», remarcó la joven.

El productor agropecuario detenido por haber atropellado y matado con una camioneta a un adolescente que había ingresado a su campo de la ciudad bonaerense de Cañuelas el domingo último, aseguró hoy en su indagatoria ante la Justicia que no vio a la víctima y que se le cruzó «en forma imprevista» en su camino, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Rodolfo Sánchez (57), quien continuará detenido por el crimen de Alex Campo (16) tras ser indagado por la fiscal de Cañuelas Norma Pippo por el delito de «homicidio calificado por alevosía», el cual prevé como pena en un futuro juicio oral la prisión perpetua.

Según las fuentes judiciales, Sánchez explicó a la fiscal que momentos previos al hecho observó a dos personas que se hallaban robando unos terneros y que, por ese motivo, salió a perseguirlos con su camioneta e imprevistamente se cruzó con Campo y lo atropelló.

La versión que aportó ante la fiscal se contradice con la declaración que realizaron los amigos de la víctima que también se hallaban en el momento del hecho, por lo que el hombre permanecerá detenido.

En tanto, Noelia Campo, tía de la víctima, dijo esta tarde en diálogo con el canal de noticias C5N que instantes después del hecho, su sobrino «estaba con vida» y «los otros dos chicos le preguntaron si estaba bien, él les dijo que sí y después se durmió».

«Los familiares le pedían a Sánchez que llevara a Alex al hospital, pero él sólo les dijo que sacaran el cuerpo de ahí, nunca llamó a una ambulancia y cuando llamó a la Policía se atajó diciendo que le habían entrado a robar, cuando el campo está totalmente vacío, no hay nada que los chicos pudieran llevarse», agregó.

El caso

En relación a ese momento, uno de los hermanos de Alex contó que, al llegar al campo, el acusado «estaba haciendo círculos con la camioneta por todos lados» y que otro familiar «se quedó en el medio de la tranquera para que no se fuera».

«Cuando me acerqué vino la Policía, les pedí que me ayudaran y el tipo se acercó y en vez de pedir que ayudaran a mi hermano, dijo ‘ahí está tirado el chorro'», relató.

Además, comentó que uno de los amigos que se encontraba con el adolescente «quedó traumado después del suceso» y que el otro «no quiere hablar ante el temor de que el hombre le haga algo».

«Alex era tranquilo, no hay nadie que hablara mal de él, todo Cañuelas sabe cómo era, no se drogaba ni robaba, no tenía mala junta», agregó Noelia, y concluyó: «No nos merecemos esto, queremos justicia y que pague, que no salga más».

El hecho ocurrió el domingo a la mañana, en un campo ubicado en el kilómetro 72,500 de la ruta 205, a la altura del barrio Guzzetti de Cañuelas, propiedad de Sánchez y cerca de donde residía Campo, que había ido a cazar liebres junto a dos amigos, de acuerdo a sus relatos.

De acuerdo con los primeros peritajes, el adolescente murió en el lugar a raíz de los politraumatismos sufridos, principalmente en el cráneo, tras ser embestido por la camioneta Dodge Ram 4×4 del acusado, que será peritada durante los próximos días para establecer a qué velocidad se desplazaba al momento del impacto.

Los testigos presenciales coincidieron en la mecánica del hecho, mientras que los familiares refirieron que el acusado manifestó antes de ser retirado por la Policía que el chico «bien muerto está, porque estaba robando».

Ante este comentario, algunos de los presentes quisieron agredirlo, por lo que los efectivos se lo llevaron del lugar, tras lo cual permanece alojado en la Comando de Prevención Rural (CPR) de Cañuelas.

Noticias relacionadas

Hallaron el cadáver de una niña de 13 años en Cañuelas: Estaba ahorcada

Editora

Esteban Echeverría: Denuncian que un efectivo policial fusiló por la espalda a un adolescente

Editora

Deja un comentario