Internacional

The Wall Street Journal: Golpe de Estado en Venezuela fue preconcebido por EEUU

La autoproclamación del diputado en desacato, Juan Guaidó, como presidente de una supuesta transición en Venezuela fue planificada desde la Casa Blanca con el apoyo del presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump y su más cercanos colaboradores.


Así lo señala el diario The Wall Street Journal en un trabajo titulado Pence Pledged U.S. Backing Before Venezuela Opposition Leader’s Move (Pence comprometió respaldo estadounidense ante líderes de la oposición venezolana) que ofrece detalles del plan “preconcebido y estrechamente coordinado” por EEUU para derrocar al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro.

Una llamada telefónica en la noche del martes 22 de enero hecha por el vicepresidente estadounidense, Mike Pence al diputado en desacato, Juan Guaidó, fue el disparador de las acciones planificadas semanas atrás.

“El Sr. Pence prometió que los Estados Unidos respaldarían al Sr. Guaidó si tomaba las riendas del gobierno de Nicolás Maduro invocando una cláusula en la constitución del país sudamericano, dijo un alto funcionario de la administración”, relata el diario estadounidense en su publicación del 25 de enero.

En efecto, este plan se basó en señalar al gobierno constitucional de “ilegítimo” y que la Asamblea Nacional en desacato y nulidad jurídica, asumiera el poder de acuerdo a la norma constitucional.

Explica que el plan “se había desarrollado en secreto durante las semanas anteriores, acompañado de conversaciones entre funcionarios estadounidenses, aliados, legisladores y figuras clave de la oposición venezolana, incluido el propio Sr. Guaidó”.

El trabajo publicado llama la atención sobre la “inusual” eficiencia de la administración de Trump, pasando por el secretario de Estado, Mike Pompeo y el senador, Marco Rubio se dedicaron a organizar a factores de la derecha venezolana.

Las autoras del texto periodístico, Jessica Donati y Vivian Salama, explican que el plan se remonta a mayo de 2018, cuando Maduro fue reelecto con 67% de los votos para el período de gobierno que comenzó el 10 de enero. Es cuando miembros clave de la administración de Trump en el Consejo de Seguridad Nacional y activistas “anti-Maduro” en el Congreso, intensificaron su participación.

Entre diciembre y los primeros días de enero, Pompeo se reunió con aliados clave de EEUU en la región como Brasil y Colombia y habló sobre la posibilidad de “colaborar” para intervenir en Venezuela.

“La oposición en este punto creyó y le dijo a los funcionarios estadounidenses que necesitaban el respaldo de la comunidad internacional para afectar la dinámica política dentro de Venezuela”, reveló la fuente a las periodistas del rotativo.

La trama involucra a Mauricio Claver-Carone, abogado e hijo de un exiliado cubano, quien desde agosto es coordinador clave de las políticas de EEUU en América Latina y trabaja en un grupo donde también participa el senador, Marco Rubio.

También figuran el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton y Mike Pompeo, quienes permanentemente emiten declaraciones injerencistas en contra del gobierno venezolano, en las que propician la idea de un golpe de Estado e intervención.

“El 12 de diciembre, el Sr. Rubio y el Senador Bob Menéndez (D., N.J.) instaron al Sr. Trump a denunciar al Sr. Maduro como ilegítimo y a reconocer a la Asamblea Nacional como la única institución democrática que queda en el país”, precisa The Wall Street Journal.

En víspera de año nuevo continuaron las reuniones con Pompeo. “Se reunió el 2 de enero con sus colegas brasileños y colombianos, y dio a entender un plan de acción cuando se reunió con el presidente colombiano, Iván Duque”.

El diario resalta que Venezuela es una de las tres prioridades de Trump, junto a Irán y Corea del Norte, países sancionados por su administración y con gran potencial energético.

“Se preocupó enormemente por ello”, dijo Fernando Cutz, quien manejó los asuntos de Venezuela cuando fue director principal para asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de Trump, cita el trabajo periodístico.

Cutz reveló que Trump ha hecho seguimiento a la situación de Venezuela, por su inmenso potencial “para convertirse en una nación rica a través de sus reservas de petróleo”.

El día 23 de enero, cuando Guaidó se autoproclamó, el primer mandatario estadounidense cumplió la palabra de Pence y reconoció al supuesto gobierno, a lo que se plegaron Canadá, Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú, entre otros

Luego el gobierno de Estados Unidos informó sobre nuevas sanciones contra Venezuela, que afectan sus reservas de oro y otros bienes ubicados fuera de sus fronteras.

Fuente: AVN

Noticias relacionadas

Deja un comentario