Destacada Internacional

La prueba en Islandia de 4 días laborales en la semana es un éxito abrumador

Los trabajadores reportaron sentirse menos estresados y manifestaron que su salud y el balance de su vida personal y laboral mejoró. A los trabajadores se les pagó lo mismo por trabajar menos horas y la productividad se mantuvo o mejoró en la mayor parte de los lugares de trabajo, indicaron los investigadores.

La prueba más grande del mundo de una semana laboral de cuatro días y un tiempo de trabajo reducido en Islandia fue un «éxito abrumador» y debería probarse en el Reino Unido, dijeron los investigadores. Más del 1% de la población activa de Islandia participó en el programa piloto que redujo la semana laboral a 35-36 horas sin reducción del salario total.

Durante cuatro años, Islandia desarrolló con ánimo experimental una iniciativa consistente en dar a miles de trabajadores una semana laboral reducida de cuatro días, y hoy puede decir que la prueba tuvo un «éxito abrumador», lo que se reflejó tanto en un incremento del bienestar como de la productividad.

Entre 2015 y 2019, el país nórdico ha sido escenario de la mayor prueba realizada en el mundo para calibrar los efectos de una semana laboral más corta. El análisis del proyecto, publicado por la Asociación de expertos para la Sustentabilidad y Democracia en Islandia (Alda) y The Autonomy, un grupo independiente y progresista en el Reino Unido, concluye que en la semana reducida las personas son más felices, saludables e incluso más productivas.

El inicio del ensayo fue dirigido por la ciudad de Reykjavik y el Gobierno islandés con más del 1 % de la población activa del país involucrada.

En el proyecto se vieron involucrados 2.500 trabajadores de diferentes sectores, como hospitales, oficinas, escuelas, entre otros, incluidos aquellos con contratos de nueve a cinco y turnos no estándar. La mayoría de los trabajadores fueron transferidos de una semana laboral de 40 horas a una semana reducida de 35 o 36 horas sin una reducción en su salario.

En los resultados del proyecto piloto, los trabajadores reportaron sentirse menos estresados y manifestaron que su salud y el balance de su vida personal y laboral mejoró. Los investigadores también señalaron que la productividad se mantuvo igual o se incrementó en la mayoría de los lugares de trabajo.

Desde que se completaron estas pruebas, los sindicatos han negociado patrones de trabajo y en la actualidad el 86 % de la fuerza laboral del país tiene horas recortadas por el mismo salario o tienen derecho a hacerlo.

Will Stronge, director del estudio en Autonomy, comentó que «la prueba más grande del mundo de recorte de la semana laboral en el sector público fue, en todos los sentidos, un éxito abrumador». En este sentido, subraya que el experimento demuestra «que el sector público está listo para ser pionero en semanas laborales más cortas».

Asimismo, Gudmundur D. Haraldsson, investigador de Alda recalca que la prueba «nos dice que no solo es posible trabajar menos en los tiempos modernos, sino que un cambio progresivo también es posible».

Noticias relacionadas

El testigo clave del FBI contra Julian Assange, presunto pirata informático y pedófilo condenado, es encarcelado en Islandia

Editora

Miles de trabajadores de Google aceptan recortes salariales para continuar con el trabajo remoto de manera permanente

Iván Mandarino

Sólo el 10% de los trabajadores quiere volver a la oficina en tiempo completo, según encuesta global

Editora

Deja un comentario