Destacada Internacional

«Esperamos que EE.UU. entienda la humillación que para toda América Latina supondría el uso de la fuerza militar en Venezuela»

El canciller ruso se ha reunido este domingo en Moscú con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza.


«Rusia condena la campaña estadounidense para derrocar el Gobierno legítimo de Venezuela». Así lo ha declarado este domingo el canciller ruso, Serguéi Lavrov, antes de su reunión en Moscú con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza.

Durante el encuentro, Lavrov ha enfatizado que Moscú «insta a los estadounidenses y a todos aquellos que los apoyan a abandonar sus planes irresponsables y a actuar exclusivamente en el marco del derecho internacional».

«Los intentos de cambiar por la fuerza el Gobierno en Caracas no tienen nada que ver con el proceso democrático y solo socavan la perspectiva de una solución política de la crisis»

«Rusia insta a EE.UU. a abandonar sus planes de derrocar a Maduro por la fuerza», expresó el jefe de la diplomacia rusa, que aseguró que «solo los venezolanos tienen derecho a determinar el destino de su país, para lo que se necesita un diálogo inclusivo de todas las fuerzas políticas».

Mientras tanto, los intentos de «cambiar por la fuerza el Gobierno en Caracas no tienen nada que ver con el proceso democrático y solo socavan la perspectiva de una solución política de la crisis», aseveró Lavrov.

La opción militar, «una humillación para toda América Latina»

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión, Lavrov ha denunciado la existencia de una «campaña irresponsable» contra Venezuela con el fin de derrocar el Gobierno legítimo del país, subrayando al mismo tiempo la solidaridad de Rusia con el país suramericano. 

Asimismo, el ministro ruso dijo esperar que Washington «entienda la humillación que para toda América Latina supondría el uso de la fuerza militar en Venezuela».

«Cualquier uso de la fuerza que eluda la Carta de las Naciones Unidas y la decisión del Consejo de Seguridad amenaza con consecuencias desastrosas para toda la arquitectura moderna de la seguridad internacional»

Lavrov recordó que «no es la primera vez» que altos cargos en Washington no descartan una opción militar, pero confía en que sus declaraciones «no reflejen las intenciones del presidente». De hecho, en su reciente conversación telefónica con el presidente ruso, Vladímir Putin, Trump no expresó ese tipo de intenciones, subrayó el canciller, detallando que la conversación giró en torno a «cómo ayudar al pueblo venezolano a salir de esta crisis».

Por otro lado, Lavrov advirtió que «cualquier uso de la fuerza que eluda la Carta de las Naciones Unidas y la decisión del Consejo de Seguridad amenaza con consecuencias desastrosas para toda la arquitectura moderna de la seguridad internacional».

Antes de la reunión de Lavrov y Pompeo

El encuentro entre Lavrov y Arreaza se celebra la víspera de la reunión prevista para este lunes en Rovaniemi (Finlandia) entre el canciller ruso y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

«Está claro que Venezuela será el tema principal de las conversaciones», adelantó al respecto el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, agregando que, además, es muy probable que se aborden la situación en Siria y «tal vez de Ucrania».

Lavrov y Pompeo mantuvieron este miércoles una conversación telefónica en la que el representante ruso le advirtió de «las graves consecuencias» que traería consigo la continuidad de «los pasos agresivos» del Gobierno norteamericano hacia Venezuela. En medio de la creciente tensión, agravada por el intento de un golpe de Estado dirigido por la oposición «con el claro apoyo de EE.UU.», el canciller ruso recordó que la interferencia en los asuntos internos de un Estado soberano «viola el derecho internacional».

  • La madrugada de este martes, el diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado ‘presidente encargado’ sacóde su arresto domiciliario a Leopoldo López, que había sido condenado a 13 años de cárcel. Guaidó apareció con López y un grupo de militares desertores en un video e hizo un llamado al pueblo y al Ejército a sumarse a un golpe de Estado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
  • Tras los llamamientos de Guaidó, en diferentes zonas de Caracas se produjeron incidentes entre grupos opositores y las fuerzas del órden público.
  • Maduro pidió mantener «nervios de acero» e informó que todos los comandantes del ‘Comando Estratégico Operacional de la FANB’, conocida como REDI, y de las ‘Zonas de Defensa Integral’ (ZODI) manifestaron su lealtad «al pueblo, a la Constitución y a la patria».
  • El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, también afirmó que «la FANB se mantiene firme en defensa de la Constitución y sus autoridades legítimas» y que «todas las unidades militares» reportan normalidad».

Fuente: RT Actualidad

Noticias relacionadas

Deja un comentario