Destacada Turismo

Entre Ríos y Buenos Aires: Pre-Delta, El Palmar, Ciervo de los Pantanos y Campos del Tuyú

Las islas del Pre-Delta se formaron con sedimentos del río Paraná. El Palmar, sobre el río Uruguay, ya tiene 54 años de vida. Ciervo de los Pantanos es Parque Nacional desde 2018. Y Campos del Tuyú está en tierras donadas por la Fundación Vida Silvestre Argentina.


Parque Nacional Pre-Delta

Está en la provincia de Entre Ríos, tiene 2.608 hectáreas y es Parque Nacional desde 1991. La entrada del paraje La Jaula está a cinco kilómetros de la ciudad de Diamante (a 45 kilómetros de Paraná).

El río Paraná -que aporta sedimentos con los que se conforman las islas- es un corredor de biodiversidad que aporta en la región sureña animales y plantas de regiones norteñas como la selva misionera y el Chaco. Así modela el paisaje, otorgándole una fisonomía en constante cambio.

En el Paraje La Jaula hay un camping sencillo, luz, baños, mesadas, fogones, proveeduría,

senderos pedestres y salida de las excursiones en lancha. Ideal visitarlo en otoño y primavera, con tiempo agradable durante el día y noches frescas.

Clima

Templado húmedo. Las temperaturas medias van desde los 23º en verano (con máximas superiores a los 40º) y los 13° en invierno (con eventuales heladas).

Flora

En las lagunas que se forman en las características zonas centrales de las islas, se destacan los irupés de enormes hojas flotantes. En los sitios más altos, se manifiestan los bosques ribereños de sauces criollos, timbós, alisos de río y ceibos y en las zonas de transición bosques de espinillo, pajonales y varillales de duraznillo.

En los arroyos y el río hay sábalos, dorados, surubíes y mojarras (se han registrado 185 especies de peces).

Fauna

El Parque Nacional ampara especies amenazadas como el lobito de río, la chanchita y una población del yacaré overo. En la selva ribereña hay aves como palomas picazuros, celestinos, brasitas de fuego y fruteros imperiales. En las aguas abiertas se ve al martín pescador grande, generalmente acompañado de chajás, patos, garzas, cigüeñas, gallaretas. Entre los mamíferos se pueden encontrar coipos, carpinchos, comadrejas coloradas y gatos monteses. Y en el agua, cardúmenes de sábalos, dorados, surubíes y mojarras (en total se han registrado unas 185 especies de peces).

Parque Nacional El Palmar

Hace un siglo, los palmares de yatay eran habituales en el sur de Paraguay, Brasil, Corrientes y Entre Ríos.

Está en la provincia de Entre Ríos, tiene 8.213 hectáreas, se encuentra a 70 kilómetros de la ciudad de Colón y es área protegida desde 1966.

Tiene un amplio horario de visitas y desde el Centro de visitantes parten varios senderos que llevan a la Calera del Palmar, al arroyo Los Loros, a los Miradores del río Uruguay, a la playa (con guardadas en enero y febrero) y a dos Observatorios de aves, entre otros destinos).

Para el avistaje de fauna, el horario más recomendado es por la tarde, a partir de las 18, para ver carpinchos (sobre la calle de acceso) y a la noche vizcachas (en el Área de Servicios). En tanto para apreciar aves, los mejores horarios son la mañana temprano y el atardecer. El Parque tiene una gran ventaja, su generoso horario: abre a las 7 y cierra a las 23.

Clima

Templado. Las temperaturas medias van desde los 25° en verano (con máximas que rondan los 40°) y los 11° en invierno (con heladas eventuales). Alrededor de 1.400 mm anuales de lluvia, con picos en la época estival.

Flora

Posee una de las muestras más importantes de los palmares de yatay que un siglo atrás cubrían una vasta zona del sur de Paraguay, Brasil y la provincia de Corrientes hasta Entre Ríos.

En las sabanas de palmeras, carpinteros, cotorras y halconcitos colorados buscan refugio y alimento en troncos y copas.

Fauna

En los pastizales, aves caminadoras como los inambúes se escabullen de zorros, gatos monteses y hurones. En las riberas de los arroyos y el río Uruguay pueden verse corzuelas pardas, osito lavadores y, en los arroyos, carpinchos y lobitos de río.

Entre las aves de la selva el tingazú, la urraca común y los anambés son especies comunes. En las zonas más bajas del pastizal se formas humedales temporarios con garzas, jacanas, teros y tortugas acuáticas.

En cercanías del sector de camping los lagartos overos merodean durante los días calurosos y por las noches, las vizcachas.

Parque Nacional Ciervo de los Pantanos

Este Parque Nacional ubicado en el kilómetro 67,5 de la Autopista Panamericana, ramal Campana, es el más próximo a la ciudad de Buenos Aires.

Está en el noreste de la provincia de Buenos Aires, en las localidades de Río Luján y Otamendi, entre la Ruta Panamericana (RN 9) y el Río Paraná de las Palmas, partido de Campana. Tiene 5.588 hectáreas y si bien era reserva natural desde hace 40 años, es Parque Nacional desde el 2018.

Se ingresa por Otamendi (kilómetro 67,5 de la Autopista Panamericana, ramal Campana) y cuenta con área de picnic, Centro de Interpretación y posibilidades de caminatas por cuatro senderos.

Se recomienda la visita en primavera (llevar repelente porque abundan los mosquitos). En invierno el panorama es menos exuberante, pero no hay insectos.

El Parque conserva pastizales de la pampa ondulada, en sus terrenos más altos, que concluyen abruptamente en una barranca natural. Bajo ésta se extiende una planicie anegadiza compuesta de pastizales inundables, canales, lagunas y bañados.

El ciervo de los pantanos era una de las especies en mayor peligro de extinción.

Clima

Templado húmedo. Temperaturas medias: 23,4° en enero (el mes más cálido) y 10° en julio (el mes más frío). Los 1.000 mm de precipitaciones están repartidos de manera pareja a lo largo del año.

Flora

En los pastizales altos están las enormes cortaderas o cola de zorro y las flechillas. Allí aves semilleras como el misto y los corbatitas y caminadoras como el inambú común (perdíz) encuentran un sitio donde vivir. Los cuises y predadores como el hurón común se mueven en sus redes de túneles entre los pastos. En la barranca se conforman bosques naturales de talas, acompañados de sauco, ombúes y espinillos, y son recorridos por zorzales, tacuaritas azules y pepiteros. Allí las comadrejas overas y gatos monteses encuentran refugio diurno.

Fauna

En los bajos inundables se encuentran las especies amenazadas. Entre las aves, la pajonalera de pico recto, el espartillero enano y el burrito negruzco; y el ciervo de los pantanos entre los mamíferos. En las lagunas se ven patos, gallaretas, chorlos y playeros; en las orillas, el federal, el pecho amarillo común y el gavilán planeador. Los peces están representados por tarariras, bagres y mojarras.

Parque Nacional Campos del Tuyú

Se encuentra en General Lavalle (el acceso está sobre la Ruta Interbalnearia 11), provincia de Buenos Aires. Posee 3.040 hectáreas y en 2009, estas tierras donadas por la Fundación Vida Silvestre Argentina fueron convertidas en Parque Nacional.

El ciervo de las pampas prácticamente estaba desaparecido. Campos del Tuyú lo está salvando.

Se recomienda visitarla en primavera y verano; en invierno las lluvias suelen dificultar el acceso terrestre y el frío torna poco agradables las salidas en lancha.

Desde General Lavalle partían excursiones guiadas, tanto terrestres como náuticas, pero en este el momento el área protegida no admite visitas.

Clima

Templado y húmedo; temperaturas medias: 21° en verano (con máximas de 40°) y 9° en invierno (con mínimas de 4°).

Flora y fauna

El parque es pionero en conservar el ecosistema del pastizal pampeano, altamente agredido por el hombre debido a su aptitud para la producción agrícola.

En Campos del Tuyú se preservan los ejemplares del ciervo de las pampas que sobreviven en la Argentina. Otras especies destacadas son el carpincho o capibara, el ñandú y el gato montés sudamericano.

La costa de la Bahía de Samborombón este repleta de cangrejales.

También se aprecian aves típicamente de pastizal como el ñandú común y las perdices; aves típicas del bosque xerófilo (zorzales, calandrias y monjitas; y aves acuáticas de ambientes lénticos (patos, garzas, gallaretas, flamencos y cisnes, entre otras).

Entre los reptiles, hay ofidios como la yarará grande o de la cruz, culebras, lagartos y diferentes tortugas marinas. Entre los anfibios, encontramos al sapo común, el sapo de las cuevas y la rana criolla, entre otros. La fauna íctica está compuesta por la corvina rubia (muy amenazada), los pejerreyes, las lisas y los bagres.

Por último, entre los mamíferos se destacan la comadreja, el zorrino, el zorro gris pampeano, el gato montés, la mulita, el coipo y el venado de las pampas.

Noticias relacionadas

Jujuy, Misiones y Entre Ríos mantienen focos activos

Editora

Entre Ríos diseña con Nación una campaña de vacunación contra el Coronavirus

Editor

La Justicia dispuso el desalojo del campo de la familia Etchevehere y la policía detuvo a Dolores

Editora

Deja un comentario