Destacada Política

Banco Central, dolarización, inflación y FMI fueron los ejes del debate económico

Los candidatos presidenciales hablaron sobre la necesidad de una reforma tributaria, el rol de las empresas públicas, el control de los precios y la creación de una moneda digital, entre otros temas.

El futuro del Banco Central, la dolarización, la inflación, el rol de las empresas públicas, la creación de una moneda digital, la renegociación del acuerdo con el FMI y la necesidad de una reforma tributaria fueron los ejes de discusión del capítulo económico que los candidatos desarrollaron este domingo durante el primer debate de cara a las elecciones generales del 22 de octubre.

El actual ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria (UXP), Sergio Massa, presentó como su principal propuesta el lanzamiento de una «moneda digital argentina» que irá acompañada de una ley de blanqueo que «nos permita que aquellos que tienen dinero en el exterior lo puedan traer y usar libremente, sin nuevos impuestos en paralelo», con mayores penas para evasores.

En respuesta a los problemas de inflación y falta de dólares, propuso «un programa de desarrollo exportador, enfocado en los sectores de energía, sector agropecuario, minería, economía del conocimiento y economías regionales y pymes» que, aseguró, implicará una reducción de impuestos por las nuevas exportaciones.

«La misma reducción de impuestos que van a tener aquellos que utilicen la moneda digital argentina como mecanismo de transacción económica», dijo Massa, quien alentó a impulsar un debate en el Congreso sobre un nuevo régimen impositivo.

Al respecto, llamó a discutir «los 4,8 puntos del PBI que van en beneficios al sector empresario» de manera de poder ir a «un sistema tributario mucho más progresivo» que permita «seguir bajando el IVA a todos los trabajadores argentinos, como hicimos con el impuesto a las Ganancias»

Por último, aseguró que la deuda con el FMI «la trajo Macri a la Argentina, la deuda más criminal de la historia argentina» y apuntó contra la propuesta de dolarización de Javier Milei, a quien recordó que «sólo la tienen tres países del mundo: Zimbabue, El Salvador y Ecuador».

A su vez, acusó al candidato de La Libertad Avanza de querer «la vuelta de las AFJP, la privatización de YPF y que, de alguna manera, cada hijo de argentinos y argentinas pague la universidad y la escuela secundaria».

Por su parte, el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, señaló que los problemas de una «inflación descontrolada» tienen al país «camino a la peor crisis de la historia» producto del «modelo de la casta» y de un déficit fiscal que se financia «con deuda que después defaulteamos» o «con emisión monetaria».

«Proponemos una reforma del Estado, bajar drásticamente el gasto público, reducir impuestos, simplificar el sistema tributario, desregular a fondo la economía, hacer privatizaciones para sacarnos las nefastas empresas del Estado de encima, abrir la economía y cerrar el Banco Central», dijo Milei.

El candidato libertario sostuvo que la implementación de estas reformas permitiría a la Argentina «en 15 años estar alcanzando niveles de vida similares a los que tiene Italia o Francia».

Respecto de su propuesta de dolarización, sostuvo que «no importa cuántos países lo hacen» sino que «la emisión monetaria es una estafa, un robo».

«(La dolarización) es la única forma que tenemos para terminar con la inflación. La moneda de los argentinos es impresentable», enfatizó Milei.

En su exposición Milei también buscó diferenciarse de sus vínculos con el sector privado y a modo de ejemplo señaló su crítica a las contrataciones del Estados, en especial una en la habría caído en la «volteada mi exjefe», en referencia al presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekián.

Por su parte, la candidata de Juntos por le Cambio, Patricia Bullrich, aseguró que su trabajo será «borrar del mapa la inflación sin atajos, sin mentiras y sin cuentitos», con base en «un programa claro y concreto, integral, que solucione todos los problemas de fondo de la Argentina» que estará a cargo de Carlos Melconian, a quien reafirmó como eventual ministro de Economía.

La clave de su programa, dijo, estará en tener «equilibrio fiscal».

La exministra de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri criticó el programa de dolarización de Javier Milei, ya que «sin dólares no se puede dolarizar», y de cierre del Banco Central, una política que tienen muy pocos países como «Kiribati, Tuvalu y Micronesia» que, afirmó, son «todos paraísos fiscales».

«Eso significa que vamos a tener en la Argentina un paraíso fiscal», subrayó la candidata a presidenta por JXC.

A su turno, el actual gobernador de Córdoba y candidato a presidente por Hacemos por Nuestro País, Juan Schiaretti, puso el foco en la inflación, la necesidad de un equilibrio fiscal y de tener un Banco Central que custodie el valor de la moneda y no financie espuriamente al gobierno, para lo que llamó a «darle independencia» y que el presidente del organismo monetario se un dirigente puesto por «la oposición».

«No hay medida monetaria milagrera que resuelva la inflación si sigue el déficit fiscal. La propia convertibilidad estalló fundamentalmente porque tuvo déficit fiscal durante toda su aplicación. Y para bajar el déficit fiscal no hace falta hacer un ajuste salvaje, basta con cuidar la no superposición de funciones entre nación, provincia y municipio, darle los subsidios a quien le corresponden y no a todo el mundo indiscriminadamente. Y también que las empresas públicas no tengan déficit», dijo Schiaretti.

Respecto del tema cambiario, sostuvo que «hay que ir a un tipo de cambio libre y único, pero hay que evitar la hiperinflación porque si no vamos a tener una mega devaluación que va a ser sufrir mucho más al pueblo argentino».

«En la transición hay que tener dos tipos de cambio. Tipo de cambio comercial competitivo y tipo de cambio libre», señaló Schiaretti, quien sijo que «el tipo de cambio hoy no es 800 $ ni son los 350 que artificialmente pone Massa».

Por último, Bregman recalcó la necesidad de «enfrentar al FMI», ya que el acuerdo firmado con el organismo «era inflacionario y teníamos razón».

«Si seguimos por este camino del FMI las consecuencias para el pueblo trabajador van a ser mucho peores. No hay salida si no se desconoce esa deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta», afirmó, a la vez que criticó a las ideas de dolarización como «las aplicó Domingo Felipe Cavallo (durante la convertividilidad), otro gran empleado del FMI, y fueron un desastre».

«Para fortalecer la moneda hay que nacionalizar el comercio exterior y terminar con la puerta giratoria de los dólares, porque dólares hay, lo que sobran son sus fugadores», agregó.

Por último, en un dardo dirigido a Milei, Bregman, afirmó que el libertario «no es un león, sino un gatito mimoso del poder económico».

«Dice que no es casta pero hace una alianza con (el sindicalista Luis) Barrionuevo, le hace las listas (Sergio) Massa…Es empleado de los empresarios», finalizó Bregman.

Fuente: Télam

Noticias relacionadas

Rodríguez deslizó «presiones» en la postergación de la investigación del préstamo a Macri

Editora

YPF volvió a aumentar el precio de los combustibles

Editora

Supermercados chinos piden “calma” frente a la especulación por los precios

Editora

Deja un comentario