Destacada Judicial

La madre de un músico asesinado por la policía hace 20 años pide «democratizar» la Justicia

Mariano Witis fue asesinado en un caso de gatillo fácil junto a un delincuente que lo tenía de rehén. Raquel, su madre, pide que se sancione la legalidad en las fuerzas de seguridad y se cambie el concepto de que hay vidas más valiosas que otras.


A 20 años de los asesinatos del músico Mariano Witis y de un delincuente que lo tenía como rehén, en un caso de «gatillo fácil» cometido en el partido bonaerense de San Isidro y por el que un policía fue condenado a 15 años de prisión, la madre del artista pidió «democratizar» la Justicia y las fuerzas de seguridad, y dar una «batalla cultural» sobre los «discursos sociales que consideran que hay vidas que son más valiosas que otras».

«Definamos en estos tiempos turbulentos donde la violencia institucional se ha incrementado durante el aislamiento social qué policía queremos, democraticemos a la policía pero también a la Justicia porque si no sanciona las ilegalidades de las fuerzas de seguridad lo que no se sanciona se repite», dijo a Télam Raquel Witis, cuyo hijo fue asesinado el 21 de septiembre de 2000 junto a Darío Riquelme (16) por el ex cabo Rubén Emir Champonois (46).

Amigos y familiares del músico harán este lunes por la mañana a través de Youtube una jornada denominada Mariano y Darío en la que habrá videos «recorriendo la vida de Mariano en el plano familiar, escolar, musical».

«Ese mismo día lanzaremos una convocatoria con Suteba San Isidro para que escriban sobre violencia institucional. La idea es que presenten cuentos, poemas, rap lo que quieran escribir sobre ese tema», contó Raquel, quien dijo que el evento se llamará como su hijo y el adolescente porque «los dos fueron fusilados el 21 de septiembre».

En tanto, la madre de Witis recordó que «el proceso judicial fue escandaloso, muy largo» y que si bien durante estos 20 años hubo avances para terminar con la violencia institucional «todavía falta mucho camino por recorrer».

«En 2004 apareció la consigna ‘derechos es igual a seguridad’, en 2006 (León) Arslanián, entonces ministro de Seguridad bonaerense, tomó ‘seguridad es igual a más derechos’. Después vino la campaña nacional contra la violencia institucional y esto ha incidido en la formación de las fuerzas de seguridad en esos momentos pero al no sostenerse en el tiempo estos cambios y reformas no puedo evaluar cuál de las acciones fue la mejor o cuál hay que mejorar o sacar», analizó.

Según Raquel, los organismos de derechos humanos y familiares de víctimas pusieron en «agenda la seguridad democrática» pero no la pudieron «sostener en el tiempo».

«Y después vino la gestión macrista que arrasó con los pequeños avances que se habían logrado, esto es nefasto para la población que sufre la violencia de los agentes de seguridad y también para ellos que no saben dónde están parados», señaló.

La mujer añadió que hay que dar la batalla cultural con los discursos sociales que consideran que hay vidas que son más valiosas que otras» ya que estos crímenes «no dañan solamente a la víctima y a sus familiares daña a toda la sociedad y hay sectores que no lo comprenden».

Respecto al crimen de su hijo, Raquel aseguró que para ella «fue ayer y sin embargo pasaron 20 años» y sostuvo que «la lucha es sanadora y es lo que permite sobrellevar esas pérdidas terribles que son irreparables».

«El objetivo es que no haya más ni Marianos ni Daríos y para eso hay que trabajar colectivamente desde las organizaciones de derechos humanos, desde la comunidad y también incorporando al Estado, que tiene las herramientas para poder llevar adelante políticas públicas que erradiquen la violencia institucional», expresó.

Witis recordó que en su caso «demoraron catorce años en tener una sentencia definitiva y más o menos digna que fueron quince años de cárcel por los dos homicidios y hubo que lucharla».

«Es mucho tiempo y cuando llega no sana como debiera sanar. Si bien la justicia no devuelve al ser querido sí le marca los límites al Estado en el uso de la fuerza», indicó la madre del músico.

Y en ese sentido agregó: «El excabo estuvo siete años en libertad condicional, ningún pibe de ninguna barriada popular tiene tantos años de condicional, muchos actores judiciales son benignos con los que portan uniforme y muy duros con los pibes pobres, entonces esta justicia no nos sirve y tenemos que democratizarla».

La condena

En 2014, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la condena a 15 años de prisión para el ex policía, quien estuvo solo 4 años y 9 meses en la cárcel ya que luego accedió a la libertad condicional.

Los hechos ocurrieron el 21 de septiembre de 2000 cuando Darío, de 16 años, y un cómplice intentaron robar la sucursal Béccar del banco Itaú-Buen Ayre, en avenida Márquez al 700 de San Isidro y, para proteger su huída tomaron de rehenes a Witis, de 23 años, y a su amiga Julieta Shapiro.

Según constancias del expediente, tras una persecución, el auto en el que huían los asaltantes con los rehenes fue interceptado.

En ese momento, Riquelme, tiró el arma y Witis gritó que él era rehén y ajeno al robo, pero el uniformado disparó igual y mató al joven delincuente y al músico.

En agosto de 2003, Champonois fue condenado a ocho años de cárcel, esa condena fue elevada luego a 12 años y nueve meses, y una nueva revisión la fijó en 15, además de 10 de inhabilitación para ocupar cargos públicos y portar o tener armas de fuego.

Noticias relacionadas

La Reserva Natural Villavicencio cumple 20 años y opera con turnos y cupos limitados

Editora

«Hay que sindicalizar a la policía», dijo Luis D’Elía

Editora

Al menos 5 muertos en la violencia desatada en Bogotá, luego de la muerte de un abogado a manos de la Policía

Editora

Deja un comentario