Judicial

A 4 años del doble crimen de las mochileras mendocinas, aseguran que hay más involucrados sin identificar

Por Ernesto Zambrini | Marcos Menegazzo, hermano de Marina (22), una de las víctimas del hecho junto a María José Coni (21), expresó su rechazo a la investigación de la Justicia ecuatoriana. Afirmó que, además de los tres hombres que fueron condenados, hubo otras personas que participaron en el doble asesinato.

A cuatro años del doble crimen de las mochileras mendocinas en la aldea turística de Montañita, en Ecuador, el hermano de una de las víctimas expresó su rechazo a la investigación de la Justicia de ese país ya que considera que, además de los tres hombres que fueron condenados, hubo otras personas que participaron en el doble asesinato y nunca fueron identificadas.

Marcos Menegazzo es el hermano de Marina (22), una de las víctimas del hecho junto a María José Coni (21), y junto a las familias es quien aún mantiene vivo a la distancia el reclamo de Justicia desde el hallazgo de los cuerpos, el 22 de febrero de 2016, en un descampado a metros de las playas paradisíacas de esa comuna de 5000 habitantes, en la península de Santa Elena, en Ecuador.

Nunca se podrá estar conforme con nada de lo que se resuelva después de un hecho así

MARCOS MENEGAZZO

En tanto, Gladys Steffani, la madre de Coni, participó activamente de los reclamos para que se esclarezca el caso, pero murió el 12 de mayo de 2018, dos años después del crimen de su hija.

«Siempre quedará la duda sobre la cantidad de autores que tuvo el hecho, ya que han sido más los que estuvieron adentro (de la escena del crimen)», expresó a Télam Marcos, quien añadió: «Ojalá aparezca alguna otra persona y la puedan meter presa también».

El hermano de Marina dijo que fue «un desgaste importante seguir con la causa, especialmente por la distancia» y afirmó que «nunca se podrá estar conforme con nada de lo que se resuelva después de un hecho así».



  • LA CAUSA

En tanto, el abogado ecuatoriano Osiris Sánchez, quien representó a ambas familias argentinas en la causa penal que se llevó a cabo en aquel país, aseguró en diálogo con Télam que por el caso hubo tres hombres condenados y en todos los casos los fallos quedaron firmes.

Por los crímenes se llevaron a cabo dos juicios: el primero fue en agosto del 2016, cuando el Tribunal Penal de la Corte Provincial de Santa Elena condenó a Alberto Segundo Mina Ponce (36) y Aurelio Eduardo «El Rojo» Rodríguez (42) a la pena de 40 años de prisión; y el segundo fue en septiembre del 2017, cuando fue condenado José Luis Pérez Castro (34) a la misma pena.

No obstante, el abogado Sánchez precisó que solamente la defensa de Pérez Castro presentó un «recurso de revisión» ante la Sala Nacional de Justicia en Quito, aunque aclaró que eso fue «un manotazo de ahogado».

«Nuestra legislación contempla el recurso extraordinario de revisión que es para ver si hubo una desproporcionalidad en la sentencia o si existió alguna situación no vista durante el proceso, pero eso es un manotazo de ahogado», indicó.

Según el letrado, la Sala Nacional primero tendría que calificarlo para que proceda a realizar un análisis de la causa y, en caso que lo haga, habría una audiencia en la que la defensa alegaría los motivos del pedido y la querella «también de ser necesario podría contra alegar».

Además, el abogado detalló que tras esas condenas «no existieron nuevos elementos que conduzcan a otros sospechosos», por lo que «por el momento las causas están archivadas pasivamente».

«Existen otros perfiles genéticos dentro de la escena del crimen pero lamentablemente no hay con quien cotejarlos y con quien ya se hizo nos dio el resultado de Pérez Castro», recordó Sánchez, el cual agregó: «Las personas sospechosas eran turistas extranjeros, de paso, habría que ver si podemos dar con ellas dado que no vivían en Montañita».

Por último, el abogado contó que «los tres condenados a la máxima pena contemplada en Ecuador están cumpliendo la sentencia en la Penitenciaria del Litoral», en Guayaquil.

  • EL DOBLE CRIMEN

Los cuerpos de Marina (21) y María José (22) fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, en Ecuador, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero de 2016, respectivamente.

Las chicas habían tenido contacto telefónico con sus familiares el lunes 22, día en que fueron vistas por última vez, y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.

Luego de diferentes peritajes científicos con muestras de ADN y el cotejo de huellas dactilares, la Fiscalía confirmó que los cuerpos pertenecían a las dos turistas mendocinas.

En agosto de 2016, Mina Ponce y Rodríguez fueron condenados luego de darse por acreditado que los imputados primero drogaron a ambas jóvenes para hacerles perder su voluntad y luego «El Rojo» las mantuvo secuestradas.

Y Pérez Castro recibió la misma pena dado que su perfil genético estaba en la casa donde mataron a las chicas junto con el de otras personas que todavía no fueron identificadas.

Los estudios forenses establecieron que «Majo» se resistió, fue asesinada de un golpe en el cráneo y tenía lesiones de intento de abuso sexual; mientras que Marina recibió seis puñaladas en el cuello, una de las cuales le rompió la médula, y tenía signos de haber sido maniatada.

Por su parte, peritos colombianos aportaron detalles de la reconstrucción en 3D y los informes topográficos realizados mediante los testimonios que dieron los imputados y los testigos, mientras que la Policía Federal Argentina (PFA) brindó sus asistencia en el cotejo de huellas dactilares y los diferentes peritajes científicos con muestras de ADN.

Deja un comentario