Destacada Sociedad

A 15 años de la Campaña por el Aborto Legal, el reclamo abarca otras luchas del feminismo

La iniciativa se lanzó el 28 de mayo de 2005 con la junta de firmas para entregar al Congreso en paralelo a una gran marcha con presencia de personas de todo el país.


A 15 años del nacimiento de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la abogada y militante histórica, Nelly Minyersky, no cree que «haya otros ejemplos a nivel mundial de un movimiento con esa amplitud» y capacidad para «transmitir otras luchas del feminismo».

«El éxito de la campaña es haber considerado la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho humano de las mujeres y personas gestantes», resaltó Minyersky, de 90 años, a Télam del otro lado del teléfono.

«Siempre admiré mucho la lucha de la campaña porque no creo que haya otros ejemplos a nivel mundial de un movimiento con la amplitud territorial, la transversalidad y el pluralismo que tienen la campaña», remarcó.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se lanzó el 28 de mayo de 2005 con la junta de firmas para entregar al Congreso en paralelo a una gran marcha con presencia de personas de todo el país.

Allí, con la Educación Sexual Integral (ESI) en pleno debate, se sumó la consigna «Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir»; y se adoptó el pañuelo verde que la agrupación Católicas por el Derecho a Decidir había llevado al Encuentro Nacional de Mujeres en 2003 en Rosario, donde por primera vez se realizó un taller, una asamblea y una marcha pidiendo la legalización.

En ese entonces, al igual que ahora, un artículo incluido en 1921 en el Código Penal establecía en qué casos se autoriza a interrupción del embarazo: «Cuando corre peligro de vida o la salud de la mujer, cuando el embarazo fue fruto de una violación o de un atentado contra el pudor cometido sobre una mujer idiota o demente».

Esta versión, después de idas y vueltas legislativas, es la que rige hasta hoy, casi 100 años después.

«Yo todavía no estaba en la Campaña, pero antes de 2010 empiezo a escribir sobre la constitucionalidad de que se aplique el artículo 86, que ya estaba desde 1921 sobre la interrupción legal del embarazo y después empiezo a trabajar en demostrar que es constitucional la despenalización y la legalización del aborto en nuestro país», explicó Minyersky.

Fue ahí que empezó a acercarse a la Campaña «y a estar muy cerca de las chicas que estaban trabajando desde el vamos, Elsa Schvartzman, Marta Alanis, hasta que me pidieron que integre la comisión redactora del proyecto en 2012», año que además marcó un mojón cuando la Corte Suprema, en su fallo en el caso FAL, determinó que las mujeres violadas podían acceder a la interrupción legal del embarazo sin pasar por un proceso judicial.

«Mirando hacia atrás creo que la concepción desde una perspectiva de Derechos Humanos fue la levadura que hizo que en 2018 se produjera este fenómeno maravilloso que fue el millón de personas en las calles, sobre todo jóvenes, clamando por sus derechos», dijo sobre la votación histórica de 2018 que terminó con media sanción de Diputados al proyecto de ley que fue rechazado por el Senado.

Al respecto, remarcó que «la juventud jugó un rol fundamental en esta lucha, el gran mérito de la Campaña fue transmitir a través del derecho al aborto muchísimas cosas que tienen que ver por las que han luchado los feminismos, por las que hemos luchado las operadoras del derecho y muchas otras profesiones, que son la equiparación de roles, la igualdad real en la vida».

«Se transformó una cantidad enorme de luchas en una que movilizó a decenas de miles y yo no pensé nunca que me iban a parar en la calle niñas y adolescentes para sacarse fotos conmigo o que yo iba a ir a colegios para que 200 ó 300 chicos me escuchen y hablemos de temas que antes no se hablaban con respeto y sin amarillismo», destacó.

Ayer, en declaraciones televisivas, el presidente Alberto Fernández, quien siempre mostró su apoyo a la legalización, aseguró que «la ley está lista» pero que todavía no la presentó en el Congreso porque «existen otras urgencias» en medio de la pandemia.

Consultada sobre sus expectativas para 2020, Minyersky admitió que está «confiada» que «si empiezan a funcionar de forma virtual los poderes del Estado, tenemos la certeza o lucharemos para ello, que el proyecto se trate este año».

Por último, contó que mientras cumple la cuarentena está leyendo sentencias de homicidios de mujeres del año 2000: «Es un horror cómo se justificaban, argumentando lo que significa para un hombre el orgullo herido por una infidelidad o un abandono, por eso me gusta repetir la frase de un médico español que dice que en realidad las mujeres ´estamos en cuarentena desde mucho antes de la pandemia´ porque hemos estado muy limitadas».

Mañana, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, la Campaña realizará distintas acciones, aunque esta vez serán virtuales y no habrá marcha al Congreso.

Noticias relacionadas

Juana Manso: Sus ideas sobre educación y feminismo

Editora

Un feminismo que no critica al capitalismo, reproduce el individualismo

Editora

Para ‘Pepe’ Mujica, el feminismo “es bastante inútil”

Editora

Deja un comentario