Destacada Política

Crece el respaldo a Cristina Kirchner, mientras que el fiscal reafirmó su postura en el juicio

Mientras que en la segunda jornada del juicio por la obra pública en la provincia de Santa Cruz el fiscal Luciani sostuvo que «hubo un direccionamiento grosero, inadmisible, a favor de Lázaro Báez», referentes del Frente de Todos y del gobierno nacional manifestaron su apoyo a la Vicepresidenta argumentando que el juicio es «la expresión más grotesca de lawfare».

Funcionarios y dirigentes del Frente de Todos (FdT) continuaron este martes con expresiones de apoyo en las redes sociales a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y denunciaron «maniobras del lawfare», luego de que el fiscal federal Diego Luciani adelantara que acusará por «asociación ilícita» a los imputados en el juicio por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015, entre ellos a la exmandataria.

A través del hashtag #TodosConCristina, ministros del gabinete nacional se expresaron a través de Twitter, en el marco de la segunda jornada de alegatos del fiscal que se desarrolló en los tribunales de Comodoro Py.

El apoyo a la Vicepresidenta

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, sostuvo que cree «en la inocencia de Cristina y esto va a quedar demostrado».

«A Cristina la persiguen por peronista, por sus convicciones y por los intereses que defiende, situación que el peronismo sufrió a largo de nuestra historia. Por eso, todas y todos con Cristina», publicó el canciller Santiago Cafiero.

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro, afirmó que el expresidente Mauricio Macri «utilizó servicios de inteligencia, operadores judiciales (hoy prófugos), jueces y fiscales (que jugaban al paddle con él en Olivos) para perseguir a su principal adversaria política: la mujer que le puso un freno al saqueo y al endeudamiento del país».

Y prosiguió: «Macri instauró un accionar mafioso que encarceló a dueños de medios no afines, armó causas judiciales y espió a propios y ajenos. Ni los hermanos enemistados con el expresidente, ni los familiares de las víctimas del ARA San Juan se salvaron».

«Esto denigró al Poder Judicial y a los cimientos de nuestra democracia. Necesitamos recuperar una Justicia que garantice a las y los argentinos el pleno ejercicio de sus derechos y no sea una institución cooptada por intereses particulares que creen estar por encima de todos», concluyó.

En tanto, el ministro de Justicia, Martín Soria, señaló que «cada funcionario judicial que interviene en la persecución contra Cristina entraba a escondidas al despacho de (Mauricio) Macri en la Casa Rosada», y agregó: «No es coincidencia. Es la expresión más grotesca de lawfare en nuestro país».

Por su parte, Juan Martín Mena, viceministro de Justicia, consideró que «es delirante lo que están haciendo en términos de prueba. Ahora entendemos porqué peritaron sólo cinco obras del total, porque si lo hacían con todas se les destruía el relato».

Para el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, «todas las causas que armaron para perseguir a Cristina se fueron cayendo una por una. Por eso el lawfare jamás logró amedrentarla. El amor y la lealtad del pueblo es para siempre».

A su turno, el titular de la cartera de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, planteó que Argentina «necesita una Justicia independiente, transparente, ágil y cercana a la gente. Cristina es víctima, justamente, de todo lo contrario. Es imperioso para nuestro sistema democrático que esa Justicia no funcione como un Partido Judicial».

Jaime Perczyk, el ministro de Educación, afirmó: «Confiamos plenamente en la inocencia de Cristina. Nuestro país necesita una Justicia independiente. La política no debe judicializarse».

Asimismo, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, consideró que «los que persiguen a Cristina, con intenciones de proscribirla, son los mismos que garantizaron la impunidad de Macri».

Otro de los funcionarios que se sumó a los mensajes de apoyo fue el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, quien manifestó: «Estamos frente a otro acto de persecución política del Partido Judicial contra Cristina Kirchner. Tiene que ser absuelta indudablemente».

En la misma línea, el exministro de Desarrollo Productivo y actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, escribió en la misma red social: «Mi solidaridad y acompañamiento frente a la nueva embestida judicial y política de la que es víctima nuestra vicepresidenta».

A su vez, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, enmarcó el juicio contra Fernández de Kirchner como un caso más de «lawfare o guerra jurídica».

«Constituye una práctica violatoria de los DDHH que opera como condicionante de procesos electorales, de la agenda política y de la opinión pública», expresó Pietragalla.

En esta sintonía, el secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Francisco Cafiero, también calificó a esta causa como una «persecución mediática y judicial».

«El lawfare continua dañando la calidad institucional en la Argentina y en distintos países de la región», tuiteó Cafiero.

Por su parte, el diputado del FdT Eduardo Valdés reiteró estar «siempre junto» a Cristina Kirchner y recordó la «infamia» que padeció la vicepresidenta en «ocho citaciones durante la fecha de cumpleaños» del expresidente Néstor Kirchner.

EVO MORALES ASEGURÓ QUE EL JUICIO DE LA OBRA PÚBLICA CONSTITUYE UN «ATAQUE JUDICIAL» A CFK

El expresidente boliviano Evo Morales expresó su apoyo a Cristina Fernández de Kirchner, al considerar que la Vicepresidenta es «blanco de ataques judiciales», en el marco del juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, que tiene a la exmandataria como una de las acusadas.

«Nuestra solidaridad con la hermana Cristina, que es blanco de ataques judiciales de sectores oligárquicos que intentan en vano desprestigiar su imagen», dijo el exmandatario de Bolivia desde su cuenta de Twitter.

A través del hashtag #TodosConCristina, el líder del partido boliviano Movimiento al Socialismo (MAS) se sumó a los mensajes de apoyo que recibió la vicepresidenta desde que comenzaron las jornadas de alegatos del juicio denominado «obra pública», que se desarrolla desde ayer en los tribunales de Comodoro Py.

«¡Fuerza hermana Cristina! Tu pueblo está contigo y apoya tu lucha en defensa de los más humildes», resaltó Morales en la red social.

Al retomar esta mañana su alegato en el juicio que se sigue a la vicepresidenta y otros doce imputados, el fiscal federal Diego Luciani sostuvo que en la provincia de Santa Cruz hubo un «direccionamiento grosero inadmisible» a favor de empresas de Lázaro Báez en la adjudicación de obra pública vial nacional entre 2003 y 2015.

Además de la actual vicepresidenta son juzgados Báez, el exministro de Planificación Federal Julio de Vido y exfuncionarios del área como Julio López y Carlos Kirchner, entre otros.

«Una muestra clara de la persecución que busca proscribir y estigmatizar a la dirigente política que siempre se la jugó por el Pueblo», resaltó Valdés.

En declaraciones radiales, el senador nacional Oscar Parrilli dijo que el juicio contra la vicepresidenta es «una fenomenal puesta en escena», y fustigó: «Más que un fiscal, Luciani parecía un columnista de TN y La Nación+».

En el mismo sentido, Parrilli añadió sobre Luciani: «Usaba hasta las mismas palabras que usan estos medios».

Otro de los senadores que se mostró en la misma línea fue Martín Doñate, quien tildó al juicio como un «montaje» para el proceso electoral de 2023.

«Es un espectáculo de fusilamiento político y persecución judicial a Cristina», indicó el legislador en declaraciones a Radio 10.

También el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y sus ministros manifestaron su repudio contra «el lawfare y la persecución» a la vicepresidenta y manifestaron su apoyo a través de las redes.

El fiscal Diego Luciani.

Uno de esos funcionarios fue el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, que afirmó: «Creo en la inocencia de Cristina Fernández de Kirchner». En declaraciones a Crónica TV, Berni dijo sostuvo que está «convencido que después de terminar todo el juicio va a demostrar su inocencia, como pasó con el dólar futuro».

A su turno, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, advirtió que «un sector del Poder Judicial busca proscribir» a la expresidenta.

Hizo lo propio un grupo de once intendentes bonaerenses, quienes enviaron un comunicado en apoyo a la vicepresidenta frente a la «persecución política».

«Creemos en la inocencia de Cristina, víctima del lawfare de algunos sectores del Poder Judicial», dice el comunicado firmado por los jefes comunales de los partidos de La Costa, Villa Gesell, General Alvarado, General Paz, Mar Chiquita, General Guido, Chascomús, Castelli, Tordillo, Las Flores y Pila.

Noticias relacionadas

Detectaron un vínculo entre Brenda Uliarte y «El Presto», el influencer que amenazó a Cristina

Editora

Nejamkis: “Es preocupante que el intento de magnicidio a Cristina no esté cambiando el rumbo de nuestra sociedad”

Editora

El exjuez Freiler alertó que «el atentado comenzó antes» y lo definió como «la parte de un todo»

Editora

Deja un comentario