Deportes Destacada

River fue más y sobre la hora rescató un empate ante Paranaense

El «Millonario» igualó 1 a 1 ante el conjunto brasileño, en la ida por los octavos de final del torneo continental. Abrió la cuenta Guilherme Bissoli, en el local, y Paulo Díaz, a los 90´, marcó el tanto para los de Núñez.

River Plate dominó el juego en Brasil y sobre el final consiguió un empate 1 a 1 ante Athletico Paranaense, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Bissoli (12m. ST) adelantó a Paranaense e igualó el chileno Paulo Díaz (45m. ST).

El partido se jugó en el estadio Arena da Baixada de la ciudad de Curitiba y fue arbitrado por el colombiano Andrés Rojas, quien expulsó en el local a Reinaldo (20m. ST) por doble amonestación.

Paranaense tuvo seis bajas para este compromisos, los arqueros Santos y Jandrei, los laterales Abner y Zé Ivaldo, el volante Alvarado y el enganche Nikao, todos afectados de coronavirus.

River presionó y tuvo posesión de la pelota desde el inicio, con juego asociado hasta tres cuartos de cancha, pero le faltó precisión a la hora de definir ante un rival que esperó y buscó el contragolpe.

No obstante la primera situación clara de riesgo fue para Paranaense, tras una pase de Renato Kayzer y el posterior remate elevado de Richard desde el punto del penal.

Al promediar la etapa Cittadini cayó ensangrentado y perdió un diente tras un choque casual con Santiago Sosa.

El equipo de Marcelo Gallardo respondió con un pase en profundidad del colombiano Rafael Borré para para Matías Suárez, quien se demoró en la definición.

En la siguiente probó Ignacio Fernández pero su envío fue rechazado por Thiago Heleno y de inmediato Gonzalo Montiel habilitó a Suárez y su disparo débil fue controlado sin problemas por Bento.

Y luego lo tuvo Paulo Díaz con un cabezazo que sacó el arquero sobre el travesaño.

En la segunda mitad insistió River, que llegó con un remate desviado de «Nacho» Fernández y otro cruzado desde la derecha de Borré que sacó Bento.

Pero en la segunda aproximación clara del local, se puso en ventaja con un buen remate desde la «media luna» del área del ingresado Bissoli que se metió abajo, junto al palo derecho de Franco Armani.

El desarrollo siguió siendo el mismo, ante un Paranaense quedó con 10 jugadores por la expulsión de Reinaldo y desde entonces puso una línea de cinco defensores para defender bien atrás el resultado.

Otra vez cabeceó Díaz, desviado, y un remate de Montiel con destino de gol fue rechazado por Thiago Heleno.

Sobre el final River acarició el empate, pero el cabezazo de Jorge Carrascal se estrelló contra el travesaño.

Pero la insistencia tuvo su premio: con el tiempo cumplido esta vez sí Díaz pudo cabecear al gol y empatar el partido.

El desquite será el próximo martes, a las 19.15, en el estadio Libertadores de América, de Independiente, donde el «Millonario» hace de local por las obras en el Monumental de Núñez.

Gallardo: «Nos faltó ser determinantes en la zona de definición»

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo admitió la noche del martes que a su equipo le «faltó ser determinante en la zona de definición», tras el empate 1 a 1 ante Athletico Paranaense en Curitiba, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Gallardo dijo en conferencia de prensa que «ellos llegaron con un gol totalmente inesperado y se cerraron bien atrás», y agregó que por eso se va de Brasil con un «sabor amargo».

«Intentamos siempre con la idea de ocupar todo el terreno y el frente de ataque, ante un equipo que se cerró muy bien y al que nos costaba llegarle», analizó el entrenador.

«El sabor es amargo porque podríamos haber ganado el partido y porque dominamos, pero nos faltó un plus para ser determinantes en la zona de definición», expresó Gallardo.

Al entrenador le inquietó «no la falta de gol en los delanteros» sino no poder «darle terminación» a lo que produjo el equipo.

«Pero no caigo en el análisis de si los delanteros hacen o no goles, porque el equipo produce, los delanteros generan, pero no pudimos definir, y por eso queda ese sabor amargo», insistió.

El «Muñeco» analizó que «el rival hizo su juego», pero en el análisis global River «fue un claro dominador y le faltó contundencia».

«Por como se presentó el partido nos vamos con un empate y gol de visitante, y es una buena perspectiva para el partido de vuelta», cerró optimista Gallardo de cara al desquite, el martes próximo desde las 19.15 en el Libertadores de América, de Independiente.

El zaguero Javier Pinola coincidió con Gallardo y señaló que «el gusto es agridulce.En el primer tiempo hicimos una gran diferencia en el juego pero no lo aprovechamos con las ocasiones de gol, porque nos faltó ser más punzantes y claros para concretar las que generamos», señaló el zaguero central de 37 años.

Pero dio vuelta la página y consideró que «ya no hay que lamentarse y mirar hacia delante para corregir cosas y ganar» en la revancha.

«Nosotros tenemos una idea y un convencimiento de que tenemos equipo para ir a ganar en cualquier estadio y esa es la idea que nos caracteriza, por lo que no veo por qué cambiar si estamos convencidos de eso», explicó.

Precisamente de cara al desquite indicó que «va a ser duro nuevamente, pero hay que analizar otra vez este empate y mejorar en cosas que, por ahí, hoy no se hicieron del todo bien».

Noticias relacionadas

Fortinazo: River eliminado ante un Vélez que avanzó a cuartos de final

Editora

Boca, con una gran noche de Rossi, aprovechó un error de River y triunfó en Núñez

Editora

A 45 años del mítico gol de Suñé y otra estrella para Boca, en el primer mano a mano del superclásico

Editora

Deja un comentario