Image default
Historia

¿Por qué ocurrió El Porteñazo y qué significó para Venezuela?

Este acto de alzamiento cívico militar, se llevó a cabo en Venezuela el 2 de junio de 1962 contra el Gobierno de Rómulo Betancourt. Dejó 400 fallecidos y al menos 700 heridos.


El 2 de junio de 1962 se llevó a cabo un movimiento que calaría en la historia venezolana, conocido como El Porteñazo, un acto de sublevación por parte de un grupo de estudiantes y militares en contra del Gobierno liderado por el presidente Rómulo Betancourt.

El alzamiento en contra de una administración oligárquica y subordinada hacia la política de Estados Unidos (EE.UU.) se llevó acabo en la ciudad de Puerto Cabello, capital del municipio Puerto Cabello en el estado Carabobo.

La mañana del 2 de junio, oficiales y soldados de la marina apoyados por el pueblo arrestaron a los comandantes de la base naval de Puerto Cabello, liberaron a los presos políticos que Betancourt mantenía en prisión y enviaron tropas armadas para controlar las calles de esa ciudad.

¿Por qué ocurrió?

Esta sublevación fue la expresión armada que surge de la frustración popular ante la negativa del Gobierno de Rómulo Betancourt de producir las transformaciones democráticas que esperaba el país, luego de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958.

Betancourt pretendía acabar con los logros obtenidos por la unión cívico-militar tras la salida de Pérez Jiménez con una disgregación que va desde cambiar los mandos de las fuerzas militares hasta el llamado a gente que era de su entorno para reprimir al pueblo.

El mandatario perdió el apoyo del pueblo porque pretendía imponer políticas diseñadas por Gobiernos foráneos, las cuales más que beneficiar al pueblo dictaban una imposición de mando.

«Rómulo Betancourt fue un hombre represivo, que empleó la violencia peor que el propio Pérez Jiménez. A sólo cuatro meses de estar gobernando, reprimió una manifestación de desempleados a dos cuadras de la Plaza Bolívar, en Caracas, con saldo de cuatro muertos y una decena de heridos”, el pueblo no pensaba soportar un nuevo régimen, dijo el excapitán de corbeta Víctor Hugo Morales.

Las víctimas

Tras el desenvolviendo de este levantamiento, Betancourt ordenó un ataque contundente y recuperar el control a sangre y fuego: «Disparen primero y averigüen después”.

De esta represión resultaron al menos 400 muertos y 700 heridos, los cuerpos de los fallecidos eran recogidos con palas mecánicas y transportados en camiones hasta fosas comunes. 

El 4 de junio terminó el levantamiento, los capturados fueron torturados sin contemplación. 

Este evento marcó un antes y un después en la historia venezolana, pues El Porteñazo es considerado como el inicio de la lucha revolucionaria que luego se afianzó con el presidente Hugo Chávez.

Fuente: Telesur

Noticias relacionadas

Deja un comentario