Judicial

Mendoza: Imputaron a dos sacerdotes por abuso sexual

Habían sido denunciados por un seminarista que sospecha que otros jóvenes podrían haber sufrido las mismas situaciones que padeció él.


Los dos sacerdotes del monasterio Cristo Orante, de la localidad mendocina de Tupungato, que habían sido denunciados por un seminarista, quedaron imputados por «abuso sexual simple, agravado por el abuso de autoridad», «abuso sexual agravado por acceso carnal y tentativa de abuso sexual con acceso carnal» y «corrupción de menores y de mayores».

Estos delitos que investiga el fiscal Francisco Pascua habrían ocurrido entre 2009 y 2015 y los acusados son Diego Roque y Oscar Portillo, ambos a cargo del monasterio desde 1996.

El procurador general de la Corte mendocina, Alejandro Gullé, aclaró este viernes que no investigan a la Iglesia como institución, «sino la conducta desplegada por dos sacerdotes, a quienes se les atribuye una serie de hechos ilícitos determinados».

Destacó además que recibieron la colaboración del Arzobispado local para la investigación, ya que conocían unos hechos similares que ya se estaban investigando.

El fiscal Pascua, por su parte, reveló por qué el joven tomó la decisión de denunciar los abusos después de tantos años: «Él entiende, tras haber hecho un examen de conciencia y de trabajar con un psicólogo, que hay otros jóvenes en el monasterio que podrían haber sufrido lo mismo que él».

Los dos sacerdotes quedaron detenidos el jueves tras un operativo realizado en el monasterio, ubicado en el kilómetro 10 del Camino a Estancia Silva, en la localidad de Tupungato.
Fuente: Infonews

Noticias relacionadas

Deja un comentario