Destacada Internacional

Presas y presos políticos denuncian ante la ONU la situación en las cárceles

Entre los firmantes de una carta a Michelle Bachelet están Julian Assange, Milagro Sala, Luis D’Elia, los presos independetistas catalanes y activistas encarcelados de Colombia, Guatemala, Honduras, Rif y el Sahara Occidental, informaron los promotores del envío.


Unas 30 presas y presos políticos de diferentes partes del mundo enviaron hoy una carta a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, con el objetivo de denunciar su situación de encarcelamiento durante la crisis del coronavirus, después de que instituciones y organizaciones internacionales como el Consejo de Europa, Amnistía Internacional o Human Rights Watch recomendaran la reducción de la población en los centros penitenciarios debido a su alto riesgo para la propagación de la enfermedad.

Entre los firmantes están Julian Assange, Milagro Sala, Luis D’Elia, los presos independetistas catalanes y activistas encarcelados de Colombia, Guatemala, Honduras, Rif y el Sahara Occidental, informaron los promotores del envío.

A fines de marzo la propia ex presidenta chilena pidió a los gobiernos que tomaran medidas urgentes para proteger la salud y la seguridad de las personas encarceladas o recluidas en otras instalaciones, como parte de los esfuerzos para frenar la pandemia de la Covid- 19, en especial los ancianos, las personas enfermas, «todas y cada una de las personas que están encarceladas sin suficiente base legal, incluyendo prisioneros políticos y otros detenidos por haber expresado opiniones críticas o disidentes», así como los presos poco peligrosos.

En la carta, las presas y presos políticos muestran su preocupación por el hecho de que «muchos estados no estén cumpliendo con sus recomendaciones» y que, tal como Bachelet expresó, «mantener presos en detención durante esta pandemia conlleva un alto riesgo para la vida y salud de estos», en especial teniendo en cuenta» la falta de higiene, recursos sanitarios y el hacinamiento que se vive en las cárceles y centros de detención «en la mayoría de sus países.

Según los firmantes, el peligro no sólo proviene del riesgo de brotes, sino también por la «represión contra las protestas que algunos presos y presas han llevado a cabo en diferentes centros de detención y reclusión».

Entre los firmantes están Assange, de Australia, Sala y D’elía de la Argentina, y Julian Andrés Gil Reyes, José Vicente Murillo y Jorge Enrique Niño del Congreso de los Pueblos de Colombia.

También la firman las presas y presos políticos catalanes, como el ex presidente de la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; así como Oriol Junqueras, Carmen Forcadell, Raül Romeva, Joaquim Forn, Dolors Bassa, Josep Rull y Jordi Turull.

Los otros firmantes de América Latina son Bernado Caal Xol, defensor indígena maya Q’eqchi (Guatemala), y los representantes de los Defensores del agua, el ambiente y el territorio de Guapinol (Honduras), Jeremías Martínez, Porfirio Sorto Cedillo, Ewers Alexander Cedillo, José Daniel Márquez, Kelvin Romero, José Abelino Cedillo, Arnold Alemán Soriano y Orbin Hernández Hernández.

Completan la lista el líder del Movimiento Popular del Rif (África), Nasser Zefzafi, la activista Mahfoud Bamba Lefka y el periodista Bachir Mahdi Khader del Sahara Occidental.

Noticias relacionadas

Por primera vez, una argentina pide reparación ante ONU por violencia obstétrica

Editora

La ONU estima que más de 500 migrantes murieron al intentar llegar a las Islas Canarias

Editora

Denuncian el «asesinato masivo» de nueve jóvenes en una estación de policía colombiana

Editora

Deja un comentario