Destacada Internacional

Narcotráfico, corrupción y celdas VIP: lo que se sabe del ataque sicario en el que asesinaron a la hija de un gobernador paraguayo

Ronald Acevedo, máxima autoridad del departamento de Amambay, afirmó que agentes de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas «son cómplices del crimen organizado».


El pasado sábado, cuatro personas fueron acribilladas a balazos dentro de una camioneta al salir de una fiesta, en un ataque sicario ocurrido en el departamento paraguayo de Amambay, al noreste del país. En ese atentado, supuestamente dirigido a un líder narco, murió Haylee Carolina Acevedo, hija de 21 años de Ronaldo Acevedo, gobernador local.

Al momento de los disparos, Haylee —recibió seis— se encontraba al lado de Osmar Vicente ‘Bebeto’ Álvarez (29), supuesto miembro del Primer Comando de la Capital (PCC), la organización criminal más grande de Brasil, que maneja el comercio ilegal de drogas a través de Paraguay.

Junto a la joven hija del gobernador, fallecieron dos brasileñas de 19 y 22 años que estaban en el asiento trasero del vehículo, compañeras de la Facultad de Medicina de la Universidad Central del Paraguay (UCP), en la localidad fronteriza de Pedro Juan Caballero.

Por otro lado, en las últimas horas la Policía Nacional realizó un procedimiento en la cárcel de Pedro Juan Caballero, más precisamente en la celda de Faustino Ramón Aguayo Cabañas (44), un presunto líder del Comando Vermelho, temible organización criminal brasileña enfrentada al PCC.

Este preso, apuntado como posible autor intelectual del ataque a tiros contra ‘Bebeto’ y sus acompañantes, vive en una celda VIP, con televisor tipo ‘smart’ TV, aire acondicionado, tres teléfonos celulares, mobiliario y hasta una mesa de billar.

Además, cuenta con la compañía de quien sería su pareja, Keldryn Mirna Romero Lesme, de 22 años e hija del exintendente de Pedro Juan Caballero Óscar Romero. Actualmente, Romero es jefe de Salubridad e Higiene del municipio.

Anteriormente, Keldryn Romero estuvo casada con un exagente de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Carlos Gustavo Rodríguez (29), asesinado en un ataque sicario en diciembre del año pasado, según reporta el diario La Nación.

«No hay nada contra la familia Acevedo»

José Carlos Acevedo, hermano del gobernador, es intendente de Pedro Juan Caballero desde hace 15 años. Ganó las elecciones municipales el pasado domingo, un día después del cuádruple crimen, y asumirá el próximo 9 de noviembre su cuarto mandato.

En diálogo con RT, el tío de Haylee negó que su sobrina tuviera una relación sentimental con ‘Bebeto’ Álvarez, como afirman varios medios locales, y si bien reconoció que la joven estudiaba medicina, afirmó que lo hacía «en otra facultad» distinta a la de la UCP, investigada por presuntos vínculos con el narcotráfico.

«La Fiscalía está avanzando mucho, se está investigando. Se saben ya los autores materiales, y de a poquito se sabrá más sobre los autores morales», dijo el jefe municipal. Y continuó: «Se trata de un grupo criminal que quería matar a ‘Bebeto’, ese era su objetivo. No había nada contra la familia Acevedo. Mi sobrina y sus amigas habían ido a una fiesta, pero esta gente siempre se infiltra. Las jóvenes no sabían que ese hombre estaba marcado para morir, estaban en el lugar errado, con la persona errada».

«Huérfanos de seguridad»

José Acevedo señaló además que en la ciudad que administra se encuentran «huérfanos de seguridad» y remarcó que el martes asesinaron a dos policías en Amambay. Por eso, apuntó que la violencia que atraviesa a la comuna se debe a que «hay mucha corrupción en el Gobierno» nacional.

Los Acevedo pertenecen al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), opositor al tradicional Partido Colorado, el mismo del presidente Mario Abdo Benítez.

«Se tiene que aclarar este tema -dijo-. Esta es una ciudad chica y nos conocemos todos. Hay dos o tres grupos criminales, pero están en su mundo de delincuencia. El problema es que aquí si te metes a un bar y están ellos puedes recibir un disparo por más que seas inocente. La gente tiene miedo».

En marzo pasado, un operativo antinarcóticos de las autoridades paraguayas acabó con la detención de un exlíder del PCC, Weslley Neres Dos Santos, alias ‘Bebeção’, en un lavadero de autos de Pedro Juan Caballero que, según reportaron medios locales, era propiedad de Osmar Vicente ‘Bebeto’ Álvarez, el hombre asesinado el sábado.

‘Bebeçao’ fue detenido junto a cinco compatriotas y ocho paraguayos. Todos llevaban encima carnets que los acreditaban como estudiantes de primer año de medicina en la Universidad Central del Paraguay (UCP). Desde entonces, el Ministerio Público del Paraguay tiene indicios que podrían indicar algún tipo de vinculación entre la casa de estudios y estos grupos criminales, principalmente en el delito de lavado de dinero.

Emmanuel Gentile

Noticias relacionadas

Un fiscal pide indagar a Lopetegui y a Iguacel por la venta de centrales termoeléctricas

Iván Mandarino

Amplían la denuncia contra Aranguren por negociaciones incompatibles con la función pública

Iván Mandarino

Más de 70 muertos en las protestas más masivas en años en Sudáfrica, agravadas con saqueos y disturbios

Iván Mandarino

Deja un comentario