Cine Destacada Internacional

Víctimas del antiguo centro de detención y tortura Colonia Dignidad en Chile protestan por una serie de Netflix

Resaltan que el programa tergiversa los hechos históricos y destaca que en la realidad no hubo ningún «final feliz».


Las víctimas del antiguo centro de detención y tortura Colonia Dignidad en Chile critican la nueva serie histórica de Netflix sobre la llegada de colonos alemanes al país durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Apuntan a que la trama ofrece el punto de vista de los victimarios más no de las víctimas. Aunque es una de las series más vistas en Chile en la actualidad, la Agrupación de Exniños Chilenos Víctimas de Colonia Dignidad consideran que se trata de una «visión reduccionista» de lo sucedido y añaden que la historia de este asentamiento no ha terminado todavía, porque muchos de los culpables quedaron impunes y no ha habido reparación.

Por otra parte, hay quienes exigen la renuncia del actual ministro de Justicia chileno, Hernán Larraín, por defender Colonia Dignidad cuando era senador por la zona.

Una de las víctimas y un jurista comentan a RT sobre esta producción audiovisual y resaltan que la serie tergiversa los hechos históricos y destaca que en la realidad no hubo ningún «final feliz».

Johan Esteban Cisterna Romero, víctima de Colonia Dignidad, asegura que el programa no les ayuda en nada. «La serie hace a ver a nuestros victimarios como víctimas. Que nosotros no estamos de acuerdo con eso. Salen hablando personas que fueron condenadas y salen hablando como víctimas, eso para nosotros no puede ser, no lo encontramos adecuado porque ni siquiera se nos consultó sobre la serie. No nos tomaron el parecer, salen imágenes de nosotros de niños, que nosotros no dimos autorización», expresa.

Asimismo, Hernán Fernández, abogado de víctimas de Colonia Dignidad, menciona que la serie «se presenta como si hubo un final feliz, como que las victimas encontraron justicia, lo que no es efectivo porque esa justicia es impedida por los victimarios que están en la impunidad o que salieron de la cárcel para seguir ocultando la verdad e impidiendo la justicia. No es un caso terminado. En Colonia Dignidad hoy se consume cerveza, se celebra matrimonios, se escucha la música alemana. Es un sitio de horror, es un campo de concentración y eso también desafía, eso también causa dolor y tristeza».

Noticias relacionadas

El ultraderechista José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric se enfrentarán en la segunda vuelta de las presidenciales en Chile

Editora

La Cámara de Diputados de Chile aprueba el juicio político de destitución a Sebastián Piñera

Editora

Detienen a Carabinero de Chile por violación de una oficial

Editora

Deja un comentario