Destacada Internacional

Evo Morales, nombrado jefe de campaña de cara a las próximas elecciones en Bolivia

El exmandatario agradeció el apoyo y la confianza a su partido y adelantó que se elegirá «un candidato unitario» que podrá obtener la victoria en la primera vuelta.


El Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia celebró este sábado una reunión ampliada en Cochabamba donde nombró al expresidente del país, Evo Morales, jefe de campaña para los próximos comicios presidenciales.

La propuesta la hizo el jefe departamental del partido en Cochabamba, Rímer Agreda, y recibió apoyo inmediato.

El propio exmandatario agradeció la confianza y escribió en Twitter que se elegirá «un candidato unitario» y prometió ganar «nuevamente las elecciones en primera vuelta». 

«Volveré y volveremos millones pronto al gobierno con nuestra Revolución Democrática y Cultural», escribió.

Posibles aspirantes

Por ahora, a la fuerza de izquierda le queda elegir a su candidato a la presidencia. Existen varios nombres que aparecen con chances de ser erigidos como aspirantes a conducir la nación. Entre los más considerados está el exministro de Economía Luis Arce, de gran desempeño a juzgar por los logros de su cartera, en la que estuvo al frente durante dos períodos (2006-2017/2019). 

Otro que llega bien posicionado es el líder cocalero Andrónico Rodríguez, un politólogo de 30 años que es vicepresidente de la coordinadora de las seis federaciones productoras del trópico de Cochabamba, principal bastión político del presidente derrocado. Bien considerado y de diálogo constante con su mentor político, Rodríguez se ha mostrado muy cerca de Morales en cada acto de campaña para la reelección.

Con más experiencia y una importante trayectoria como diplomático, se perfila para ocupar un lugar en las listas David Choquehuanca, exministro de Relaciones Exteriores y actual secretario general de la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América). 

En la misma línea se encuentra Diego Pary, el canciller dimitido de Bolivia, quien estuvo recientemente en Nicaragua para participar en la cumbre de la ALBA, donde denunció un golpe de Estado en su país. 

La única mujer en carpeta es la expresidenta del Senado Adriana Salvatierra, quien ha mostrado ser leal a Morales desde que se produjo el quiebre institucional. Con chances de integrar las listas figura también José Alberto Gonzáles, presentador de televisión y embajador boliviano ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que renunció a su cargo tras el golpe de Estado.

Sea cual fuere la fórmula elegida por el partido de Morales, tendrá el desafío de enfrentar a una derecha fortalecida y cercana al poder provisional que dirige la autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez. 

Anteriormente, trascendió que Evo Morales abandonó México, donde se encontraba exiliado desde hace casi un mes, rumbo a Cuba. Según el jefe de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana, Roberto Velasco Álvarez, Morales abandonó el país «en un viaje temporal». La exministra de Salud de Bolivia, Gabriela Montaño, aclaró que se trata de una visita médica.

Noticias relacionadas

La presidenta de facto anunció el retiro de su candidatura para las elecciones en Bolivia

Editora

Afirman que los fallos contra Morales y Correa golpean a la democracia

Editora

A 90 años del golpe de Estado que interrumpió la vigencia de la Constitución

Editora

Deja un comentario