Destacada Internacional

El día que Hugo Chávez volvió

Los chavistas se movilizaron a 20 años del retorno de Hugo Chávez al poder luego de un golpe de Estado auspiciado por EEUU que lo desalojó de la presidencia por 48 horas. El presidente Nicolás Maduro recibió a la marcha y aplaudió la unión cívico-militar que hace 2 décadas le dio «una lección histórica al imperialismo».

El 13 de abril de 2002 no es cualquier fecha para el chavismo (ni para la oposición), aún está marcada a fuego en toda Venezuela.

Ese día, el líder bolivariano Hugo Chávez regresó al gobierno, tras un golpe de Estado auspiciado por Washington y encabezado por la cúpula empresarial, mediática y eclesiástica, por la aprobación de un paquete de leyes que profundizaban los cambios en favor de la soberanía del país.

Con el derrocamiento del presidente Chávez, los golpistas desataron una cacería contra los chavistas que en pocas horas dejó un saldo de 19 muertos y más de un centenar de heridos, recuerda Luis Cortéz, militante del Frente de Colectivos Sergio Rodríguez.

“Eso fue una persecución feroz, hubo muertos, desaparecidos en esas horas, allanamientos arbitrarios, secuestros; pero nosotros nos mantuvimos en las calles, en los alrededores de Miraflores”, relata a Sputnik Cortéz.

Este militante chavista se prepara junto con otros motorizados para marchar en caravana hacia el Palacio presidencial, donde hace 20 años él y decenas de miles se movilizaron desde Fuerte Tiuna [el principal complejo militar de Venezuela] para presionar a los golpistas por el regreso del presidente Chávez.

“Nosotros los motorizados tuvimos un gran papel, hacíamos caravanas para informar a nuestra gente que bajara de los barrios, a que salieran a las calles, porque estábamos decididos a regresar al comandante Chávez. Los medios insistían en que Chávez había renunciado, pero nosotros ya sabíamos que estaba secuestrado. Y ahí, cuando se supo eso, la rabia que tenía el pueblo se acrecentó”, añade el militante chavista.

En la madrugada del 14 de abril, un día y medio después de que la junta del golpe derogara la Constitución, disolviera los poderes públicos y juramentara al presidente del gremio empresarial Fedecámaras, Pedro Carmona, el presidente constitucional Hugo Chávez retornaba en un helicóptero militar al Palacio de Miraflores, rescatado por un grupo de militares leales y recibido por una multitud.

Unión cívico-militar, fortaleza chavista

En 2002, Diosdado Cabello era vicepresidente del Gobierno de Chávez. En la tarima principal, ubicada justo delante del portón por donde regresaron a Miraflores hace 20 años, Cabello recordó aquellos días en los que el pueblo chavista y la fuerza armada se unieron «para gritarle al mundo queremos ver a Chávez».

«Ellos [la oposición] daban por hecho que el 11, 12 y 13 de abril se acababa todo. Y en menos de 48 horas reaccionó un pueblo, en menos de 48 horas el pueblo se vino al Palacio, en menos de 48 horas el mundo se enteró que en Venezuela había un golpe de Estado», expresó el número 2 del chavismo.

Para el dirigente chavista «no es poca cosa» lo que se logró el 13 de abril de 2002, ya que ese día «se derrotó al imperialismo», y destacó el valor de la lealtad como una de las principales fortalezas de la Revolución Bolivariana.

«Ese valor de la lealtad, que en aquellos días fue individual, se transformó en valor colectivo, de un pueblo a un líder, de un líder a un pueblo y a un proyecto revolucionario. Y de esa lealtad nació este amor, surgió una de las figuras más impresionante por su fortaleza que es la unión cívico-militar», resaltó el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Producto de esa unión, Chávez crea en 2008 la Milicia Bolivariana, un componente especial de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que tiene como misión la organización popular para la defensa integral de Venezuela y cuenta hoy con más de 4 millones y medio de integrantes.

El dirigente de la dirección nacional del partido Patria Para Todos (PPT) José Bracho estuvo presente en la marcha el 13 de abril y charló con Sputnik sobre esta fecha.

«Gracias a esa idea y a esa construcción fraguada por Chávez, hoy nosotros estamos preparados para enfrentar cualquier situación similar al del golpe de Estado de hace 20 años. Hoy tenemos la unión cívico-militar y la unidad de partidos y organizaciones sociales que también fue hechura de Chávez», opinó Bracho, quien el 13 de abril estaba en la calle para exigir el regreso del líder Hugo Chávez.

Bracho subrayó que ese intervalo de 72 horas que arranca «el 11 de abril y termina -en realidad- el domingo 14, con el regreso de Chávez en la madrugada de ese día», fue de un profundo aprendizaje, tanto para la dirigencia de la revolución como para todo el pueblo.

«Fueron horas mágicas para algunos, trágicas para otros, pero fueron 72 horas de una madurez impresionante, de un gran crecimiento. Yo creo que esa alegría que sentimos aquel día fue compartida por muchos latinoamericanos que hoy abrazan la causa de Chávez, porque fue glorioso, por eso hoy lo reivindicamos con esta marcha multitudinaria», concluyó Bracho.

Emocionada responde Melisa Baraco, integrante de la Unión Nacional de Mujeres, a la pregunta que le formula Sputnik: «¿dónde estuviste el 13 de abril?».

«Mi bebé había nacido el 5 de marzo, tenía un poco más de un mes, por eso no pude venir. Esos días fueron muy duros, el 11 de abril fue fatal; pero me quedo con el recuerdo del 13 de abril con gran alegría porque logramos traer de vuelta al comandante Chávez».

Maduro cierra conmemoración por el 13 de abril

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió la movilización que partió de distintos sitios de Caracas para culminar en la casa de Gobierno, al oeste de la capital venezolana, y rememoró el papel que jugaron en el golpe de Estado los medios de comunicación para intentar engañar al pueblo venezolano.

“Y pensaron que el pueblo venezolano se iba a acobardar, que se iba a cruzar de brazos, y el pueblo venezolano hace 20 años le dio una lección a la oligarquía nacional, al imperialismo y a la derecha mundial”, dijo Maduro en el acto central por el Día de la Milicia Bolivariana.

El mandatario venezolano aseguró que las fuerzas que impulsaron el golpe de Estado “subestimaron la conciencia de los humildes”, y el coraje de los militares patriotas que dijeron “presente” junto al pueblo chavista en las calles de Venezuela.

Bush, Irak y Venezuela

En el acto presidencial estuvieron presentes los delegados internacionales de los 5 continentes que participaron de la Cumbre Internacional contra el Fascismo que se llevó a cabo en Caracas entre el 11 y el 13 de abril.

Maduro hizo un repaso de los grandes acontecimientos de las últimas décadas en Venezuela, desde la rebelión popular de 1989 conocida como el Caracazo; la insurrección militar liderada por el teniente Hugo Chávez en 1992; y, finalmente, la victoria contra el golpe de Estado de 2002, que encontró a los artífices de los anteriores eventos, pueblo y fuerza armada, juntos.

En el mundo, recordó Maduro, George W. Bush decretaba la “guerra contra el terrorismo”, invadía Afganistán y luego Irak,

«Pero antes de preparar los bombardeos y la destrucción de Irak, decidieron venir por Chávez, venir por Venezuela, para controlar el petróleo venezolano y torcerle el brazo al mundo con el poder del petróleo venezolano».

Sobre el cierre de la actividad, Maduro hizo un llamado al pueblo de Venezuela acompañar con «la fuerza de la revolución del 13 de abril”, los cambios que se necesitan para acabar con “la corrupción y el burocratismo», como parte de una nueva etapa de transición denominada por el presidente venezolano como «3R.Nets: Resistencia, Renacimiento y Revolución»

«Pero de verdad, quiero ver cabezas de burócratas y corruptos, y pido apoyo del pueblo con el espíritu del 13 de abril, para ir por los burócratas, para ir por los corruptos, para ir por los indolentes estén donde estén», finalizó el mandatario del país caribeño.

Por Hernán Cano: Periodista argentino radicado en Caracas, Venezuela.

Fuente: Sputnik

Noticias relacionadas

A 20 años de los asesinatos, conmemorarán a Kosteki y Santillán

Editora

A 20 años del inicio de tareas en Pozo de Vargas, donde inhumaron víctimas de dictadura

Editora

La inflación de marzo fue de 6,7%, la cifra más alta en 20 años

Editora

Deja un comentario