Destacada Internacional

EE.UU. ejecutará este lunes a un reo a nivel federal por primera vez en 17 años

En 2003 fue decretada una moratoria informal sobre la pena de muerte de presos federales.


Estados Unidos reanudará el próximo lunes las ejecuciones de prisioneros federales en el corredor de la muerte después de que el Gobierno de Donald Trump pusiera fin hace casi un año a una moratoria informal sobre esta práctica decretada en el país en 2003.

El primer preso federal que será ejecutado bajo la nueva orden es Daniel Lewis Lee, un supremacista blanco de 47 años, condenado a muerte por el asesinado en enero de 1996 del matrimonio Mueller y de su hija de 8 años. El reo será ejecutado mediante inyección letal en la prisión federal en Terre Haute, estado de Indiana.

Su ejecución había sido bloqueada el viernes a solicitud de algunos familiares de las víctimas que buscaban bloquear la aplicación de la pena hasta que terminara la pandemia del coronavirus, preocupados de que su presencia en la ejecución pudiera suponer algún riesgo para su salud, según Reuters.

La jueza de distrito Jane Magnus-Stinson dictaminó el viernes que la ejecución se suspendería. Sin embargo, tras la apelación del Gobierno, la Corte de Apelaciones de EE.UU. para el Séptimo Circuito anuló su decisión, alegando que ningún estatuto o reglamento federal daba a las víctimas derecho a asistir al procedimiento.

La pena de muerte en EE.UU.

Indiana es uno de los 25 estados norteamericanos que permite la pena de muerte, como Texas, Arizona y Misisipi, entre otros, situados principalmente del sur. Los estados donde no se contempla la pena capital —Nueva York, Míchigan, Massachusetts— se ubican principalmente en la parte noreste, excepto Washington y Nueva México. Además, cuatro estados tienen una moratoria autoimpuesta.

A finales de julio de 2019, la Administración de Donald Trump puso fin a la moratoria de la pena capital a nivel federal después de una pausa de 16 años. Las últimas tres tuvieron lugar en los años 2001 y 2003, durante el mando del republicano George W. Bush. Hasta entonces la última se remontaba al año 1963. Aunque desde 2010 se llevaron a cabo un total de 331 ejecuciones —la mayoría de ellas en Texas—, todas ellas a nivel estatal.

Las ejecuciones de los primeros presos federales fueron programadas en un primer momento para el pasado invierno, pero la pandemia obligó a aplazarlas hasta el periodo estival, entre julio y agosto.

Las otras tres personas en el corredor de la muerte que serán ejecutadas en este periodo son Wesley Ira Purkey, condenado por secuestro y asesinato de una adolescente de 16 años y por matar a una mujer de 80 años; Dustin Lee Honken, condenado por matar a tiros a cinco personas, incluidas dos niñas; y Keith Dwayne Nelson, que secuestró, violó y luego estranguló a una niña de 10 años. Los reos serán ejecutados los días 15 y 17 de julio y el 28 de agosto, respectivamente.

Noticias relacionadas

Advierten que los aviones espías de EE.UU. «crean riesgos» para las aeronaves civiles en el mar de la China Meridional

Editora

La pandemia mantiene su virulencia y EE.UU, Brasil e India reúnen la mitad de los casos

Editora

EE.UU. superó las 156.000 muertes y países europeos se preparan para una segunda ola

Editora

Deja un comentario