Destacada Internacional

Duque habla de paz en el extranjero mientras la violencia no cesa en Colombia

 

Sputnik habló con parlamentarios de oposición quienes se refirieron a la condena a Rusia del presidente colombiano, Iván Duque, por lo que ocurre en Ucrania, mientras que le da la espalda a la masacre sucedida en Putumayo, al sur del país

La agenda que pasó la oficina de comunicaciones del presidente Iván Duque para esta semana fue la siguiente: el primer mandatario de los colombianos hablará de paz y reactivación económica. Lo hará ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en Nueva York, espacio en el que hablará de la paz con legalidad y de la hoja de ruta que ha tenido su Gobierno en la implementación del Acuerdo firmado en 2016 entre el Estado colombiano y las extintas guerrillas de las FARC.

Sin embargo, las críticas al viaje del primer mandatario, por el momento que vive el país en materia de seguridad, llegan de todos los sectores, sobre todo luego de que una investigación conjunta entre tres medios locales (El Espectador, Cambio y Vorágine) destapara que una operación militar que Duque presentó como exitosa, resultara —por ahora— en otro presunto hecho de falsos positivos.

«Continúa la ofensiva sin tregua. En operaciones de nue»Es increíble el comportamiento hipócrita de este Gobierno. Duque de viaje mientras el país se incendia, Duque rechazando la guerra entre Rusia y Ucrania y acá un episodio grave contra los derechos humanos como lo es un posible caso de falsos positivos. Es una actuación contraria al orden interno, pero esa es su agenda», le dijo a Spuntik Antonio Sanguino, senador del Partido Verde y uno de los tantos críticos férreos al Gobierno.

De hecho, el 8 de abril desde Cartagena, Duque volvió a tocar el tema de Rusia y se refirió a lo que para él es una injusticia. «Invadieron otro país y están masacrando a personas inocentes. ¿Quién puede tener relaciones con un país que ha cometido estas atrocidades?», apuntó el en entrevista con el diario El Universal.stra Fuerza Pública se logró la neutralización de 11 integrantes de disidencias de las Farc y la captura de 4 criminales más en Puerto Leguízamo (Putumayo)», dijo el mandatario el pasado 28 de marzo a través de sus redes sociales.

No obstante, lo que demostró la visita de los seis periodistas, que recogieron más de 30 testimonios en el lugar de los hechos —suroriente del país, cerca de la frontera con Ecuador—, es muy diferente a la versión oficial. Las pruebas recogidas indican que hubo un abuso de fuerza del Ejército, decenas de irregularidades y, al parecer, ejecuciones extrajudiciales contra civiles que solo se estaban divirtiendo en un bazar comunitario.

«Es increíble el comportamiento hipócrita de este Gobierno. Duque de viaje mientras el país se incendia, Duque rechazando la guerra entre Rusia y Ucrania y acá un episodio grave contra los derechos humanos como lo es un posible caso de falsos positivos. Es una actuación contraria al orden interno, pero esa es su agenda», le dijo a Spuntik Antonio Sanguino, senador del Partido Verde y uno de los tantos críticos férreos al Gobierno.

De hecho, el 8 de abril desde Cartagena, Duque volvió a tocar el tema de Rusia y se refirió a lo que para él es una injusticia. «Invadieron otro país y están masacrando a personas inocentes. ¿Quién puede tener relaciones con un país que ha cometido estas atrocidades?», apuntó el en entrevista con el diario El Universal.

«Cuando hay problemas internos el presidente ya tiene la costumbre de hablar de los problemas de los demás. Y no estoy diciendo que no sean importantes. No. Solo que lo lógico es mirar primero lo propio y, en este caso, tener una atención directa en medio de esta lamentable situación. Duque debería estar en Putumayo, en la vereda Alto Remanso, hablando con la gente, dando la cara, y no en Estados Unidos ad portas de hablar de una paz que no se ha podido mantener en el país», añade Mauricio Toro, representante a la Cámara por Bogotá.

En las últimas horas el rechazo de la oposición al Gobierno de turno se ha hecho más fuerte tras lo descubierto en Putumayo. Al punto de hacer un llamado colectivo para que Diego Molano, ministro de Defensa, presente su renuncia al cargo. «Es uno de los peores que ha tenido el país en toda su historia y es necesario que haya consecuencias por sus actos. No es posible que no acepten la dureza y crudeza del conflicto interno que vivimos, que ha crecido en la administración de Duque, y sí se pronuncien con tanta vehemencia de lo que pasa al otro lado del mundo. No hay coherencia», agregó Toro.

 

«Está buscando trabajo para cuando salga de la Casa de Nariño. Y le gustaría que fuera en Estados Unidos. Dicen que se está acercando a ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados) cuando todos sabemos que el desplazamiento por la violencia interna está en sus índices más altos. Mirar para allá sin importar lo que pase acá», apunta Sanguino sobre Iván Duque.

Toro va por la misma línea. «Es más importante la agenda internacional y resolver los problemas propios antes de darle prioridad a lo que sucedió en Putumayo, que es solo una muestra de lo quebrantado que está el país. Si el conflicto armado ha escalado es por culpa de Duque y su falta de liderazgo y compromiso».

Y mientras Duque insiste en mostrar una cara de paz de Colombia fuera del país, la bancada de oposición del Congreso se está organizando para convocar al ministro de Defensa a un debate de control político para que responda sobre lo ocurrido en Putumayo y ante un posible resurgimiento de la política de falsos positivos, que dejó entre 2002 y 2002 6.402 casos de muertes extrajudiciales.

Esta vez Molano no la tendrá fácil en el Legislativo, con una oposición fortalecida tras las elecciones del pasado 13 de marzo. Desde allá, voces como las de María José Pizarro (Pacto Histórico) exigen una moción de censura para sacar del cargo al alto funcionario, pues, por ahora, este no ha mostrado ninguna intención de abandonar sus funciones y cargar con la responsabilidad política de 11 civiles muertos en un operativo militar que, a todas luces, violó el Derecho Internacional Humanitario.

Fuente: Sputnik 

Noticias relacionadas

Venezuela buscará renovar las relaciones con Colombia

Editora

Cristina Kirchner felicitó a Petro por su victoria y llamó a «suturar las heridas»

Editora

Gustavo Petro, primer presidente de izquierda en Colombia

Editora

Deja un comentario