Judicial

Condenaron a cinco años y seis meses de prisión a “la Tota Santillán” por violencia de género contra su expareja

Además, lo consideraron responsable de amenazar a su exsuegro y a un empleada de su exconcubina con el objetivo de que abandone su trabajo. Los fundamentos se conocerán el próximo 16 de junio.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº7, representado por el juez Alejandro Noceti Achával, condenó hoy a cinco años y seis meses de prisión a Ricardo Daniel Carias, alias “la Tota Santillán” por distintos hechos de violencia de género contra su expareja -y madre de dos de sus hijas- durante su relación y luego de la separación. En el debate, intervino el titular de la Fiscalía Nº7 ante los Tribunales Orales en lo Criminal y Correccional, Oscar Ciruzzi.

El magistrado consideró también que Carías era responsable de las amenazas que sufrió una empleada de su pareja con el objetivo de que abandone ese trabajo, y por haber amenazado a su ex suegro durante la separación con su concubina. Por otra parte, se lo condenó por el hurto de un teléfono celular propiedad de su por entonces contador.

El productor y conductor fue condenado por los delitos de “amenazas agravadas por el uso de armas; lesiones leves agravadas por haberse cometido en el marco de la pareja y por mediar violencia de género, amenazas, hurto, extorsión contra el honor y amenazas coactivas agravadas por compeler a una persona a hacer abandono de su residencia habitual o de trabajo”. Los fundamentos se conocerán el próximo 16 de junio.

Además de la pena, el magistrado ordenó que el buscador Google elimine toda aquella noticia relacionada con las manifestaciones que Carías hizo en contra de su expareja, el padre de ella y la empleada.

La acusación

En su alegato, donde solicitó cuatro años y seis meses de prisión, el fiscal general Ciruzzi había hecho foco en la violencia de género ejercida por el acusado. Cabe aclarar que en la causa intervinieron también tres querellas: la que representa a la expareja de Carias solicitó seis años y seis meses de prisión mientras que la abogada de la empleada requirió nueve años y el padre de la exconcubina del acusado pidió tres años de prisión de ejecución condicional.

En su exposición, el representante del MPF repasó primero un hecho sucedido en 2013 cuando Carias y su pareja, junto con sus dos hijas, vivían en el barrio de Belgrano sobre la calle Roosevelt. Explicó que allí, tras una discusión, el hombre comenzó a insultarla, la arrojó sobre una cama y la amenazó con una tijera, a la que puso cerca de su ojo mientras le repetía que se lo iba a sacar.

Describió que la mujer logró levantarse pero que, cuando quiso salir de la habitación, Carias la empujó, por lo cual cayó al piso, y comenzó a patearla. Añadió que, tras esto, volvió a violentarla con un cinturón en la mano y la retuvo en el lugar durante un tiempo prolongado. Como consecuencia de la agresión, sufrió una lesión en el tobillo.

De acuerdo a la acusación, durante el verano de ese mismo año, el acusado y su pareja se encontraban en Mar del Plata a bordo de un auto manejado por Carias, que en un momento aceleró a toda marcha mientras decía: “Te voy a matar en el acantilado y nadie te va a encontrar”. La mujer se asustó e intentó abrir el auto para escaparse, lo que derivó en que finalmente el hombre detuviera el vehículo.

Para el representante del MPF, aquellos no fueron episodios aislados. Así, se refirió a otro hecho ocurrido en Santiago del Estero, en agosto de 2014, cuando durante una discusión Carias la tomó del cuello y comenzó a ahorcarla. Indicó que la damnificada intentó pedir ayuda pero el acusado la encerró en el baño y la zamarreó, mientras le impedía gritar colocándole un puño en su boca.

El fiscal relacionó la situación vivida por la expareja de Carias con dos secuencias en las cuales fueron víctimas, por un lado, una exempleada de la mujer y, por el otro, su padre. Con respecto a la primera, consideró probado que el imputado le profirió una serie de amenazas a la mujer que se desempeñaba como empleada doméstica del lugar donde vivía su exmujer, entre junio y agosto de 2016.

Indicó que Carias la llamó en reiteradas ocasiones y le dijo que, si volvía a trabajar con su ex, “la mataría”. Además, publicó en redes sociales una serie de mensajes donde la acusaba de “ladrona” y la señalaba como la responsable de su separación de pareja. A esa serie de publicaciones le siguieron llamados a la víctima, donde le decían que “sabían todo de ella y de sus padres” y que la iban a matar.

Explicó también en qué consistieron las amenazas contra el exsuegro del acusado, que se dieron en el marco de una orden de restricción que había sido dictada contra Carias por un juez civil, y donde se le ordenaba que se abstuviera de mencionar “cuestiones personales relativas a su exesposa y a sus hijas, en cualquier medio de comunicación o red social”.

El fiscal relató que, bajo esas circunstancias, y aprovechándose de ser una figura pública, el productor y conductor “inició una campaña de desprestigio y difamación en contra de su exsuegro” con el objetivo de que el hombre interviniera en el conflicto que tenía con su expareja. Sostuvo que fue Carias quien colocó un papel en el parabrisas del auto del denunciante que decía: “Atendeme porque sino no solo te voy a arruinar la vida sino que te voy a matar”.

Por último, describió un hecho donde el acusado ingresó a la oficina de su por entonces contador y lo amenazó, además de hurtarle el celular.

Noticias relacionadas

En distintas ciudades del planeta se hizo oír el reclamo contra la violencia de género

Editora

Condenaron a dos apicultores por un incendio intencional en las islas del Delta del Paraná

Editora

Condenaron a Luis Patti a prisión perpetua por el asesinato del ex diputado Muñiz Barreto y por el intento de homicidio de Juan José Fernández

Editora

Deja un comentario