Destacada Política

Revelan que el Gobierno de Macri sabía que iba a haber un golpe de Estado en Bolivia una semana antes

La actitud pasiva del Gobierno de Mauricio Macri ante el golpe de Estado de Bolivia fue condenada por gran parte del arco político argentino. Ahora, se dio a conocer que e el Ejecutivo supo lo que iba a hacer Luis Fernando Camacho con seis días de anticipación.


Camacho le pidió asilo al Gobierno de Cambiemos por si fracasaba su avanzada golpista contra Evo Morales.

En una nota publicada por El Cohete a la Luna, se detalla la reunión que tuvo el empresario de derecha junto con representantes diplomáticos de los consulados de otros países ubicados en Santa Cruz de la Sierra el día 4 de noviembre.

Según detalló la periodista Alejandra Dandan, en el encuentro Camacho le pidió asilo al consulado argentino ante un eventual fracaso de lo que llamaba «insubordinación civil». Asilo que el consulado no podía brindar porque la atribución le correspondía a la embajada en La Paz. Pero en ese contexto, les dijo que 48 horas más tarde las Fuerzas Armadas iban a entrar en la casa de gobierno.

La información quedó volcada en un cable que el consulado argentino envió a la Cancillería. Los dos cónsules buscaron disuadir al fanático empresario de lo que consideraban una locura. Bajo esa perspectiva quienes intervinieron del encuentro creyeron haberlo convencido.

Según la reconstrucción que realizó el portal de Horacio Verbitsky, ese día 4 de noviembre los cónsules se reunieron con Camacho. «Por la Argentina estuvo Roberto Dupuy y por España Agustín Uña Rodríguez. Dupuy es radical. Cree en los procesos democráticos. Y tal vez sirva decir que en la página web del Consulado se lo ve dando clases en escuelas con proyecciones del Simón Bolivar de Zamba», señala la nota.

Asimismo, durante esa semana, los diplomáticos de Santa Cruz de la Sierra sabían que las Fuerzas Armadas comenzaban a tener fisuras. Que Camacho encabezaba movilizaciones de un millón y medio de personas. Y que tenía información de primera mano que ellos necesitaban conocer para reportar a sus gobiernos.

Algo de esa reunión trascendió esta semana. Algunas versiones señalaron que la Argentina ofreció un salvoconducto a Camacho como protección si fracasaba el intento de golpe, pero eso no es cierto. De acuerdo a los datos de El Cohete, fue al revés. La reunión se hizo a instancias de Camacho. Y el cónsul argentino no dio apoyo sino que intentó disuadir.

La agenda tocó por lo menos dos temas: Asilo para Camacho por si fracasaba su avanzada golpista, a lo cual, el consulado volcó el pedido en uno de los varios cables que emitió. Y le dijo que el asilo sólo lo podía otorgar la embajada, que no estaba en Santa Cruz sino en La Paz.

Y sobre el accionar de las Fuerzas Armadas supieron que se preparaban para intervenir militarmente 48 horas más tarde. Es decir, el 6 de noviembre. Ese primer intento de golpe es aparentemente lo que, si esa versión es como dicen, ellos lograron demorar. Y que terminó con un golpe de otras características, y la renuncia de Evo.

Fuente: El Destape

Noticias relacionadas

López Obrador sobre su despedida a Evo Morales: «Le dije que no queremos dictaduras militares, democracia sí»

Editora

Evo Morales: «Arribé a Argentina para seguir luchando por los más humildes»

Editora

Golpe de Estado en Bolivia: «Las violaciones de los derechos humanos no están siendo mostradas»

Editora

Deja un comentario