Sin categoría

“Podría ser yo. Alicia D’Amico y la fotografía como experiencia colectiva” en el Museo Nacional de Bellas Artes

Una selección de imágenes de la artista argentina, incluidas en el histórico ensayo sobre la vida cotidiana en barrios populares.

El Museo Nacional de Bellas Artes inaugura el jueves 2 de marzo a las 19 h la exposición “Podría ser yo. Alicia D’Amico y la fotografía como experiencia colectiva”, con imágenes de la artista argentina, que formaron parte de un histórico ensayo sociológico sobre la vida cotidiana de los sectores populares en Buenos Aires y alrededores.

Curada por la artista e investigadora Agustina Triquell (Córdoba, 1983), la muestra recrea el libro Podría ser yo, publicado en 1987 por los sociólogos e investigadores Elizabeth Jelin y Pablo Vila, quienes convocaron a Alicia D’Amico (1933-2001) para registrar el trabajo de campo.

Las imágenes ocuparon un lugar central en la investigación, ya que los entrevistados eran, luego, invitados a compartir las ideas, interpretaciones y sentimientos que las fotografías les provocaban, lo que generó que la labor de la artista cobrara un nuevo sentido y trascendiera el mero soporte visual.

El director del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat, afirma: “nos complace presentar una exposición de Alicia D’Amico, una de las más destacadas fotógrafas argentinas del siglo XX. A través de sus obras constatamos su mirada sensible y humanista, y su interés por el contexto social, la incipiente causa feminista y la literatura, entre otros tópicos”.

Por su parte, la curadora Agustina Triquell, expresa: “editada originalmente en 1987, en los primeros años del retorno a la democracia, ‘Podría ser yo’ es una publicación difícil de clasificar. Elizabeth Jelin y Pablo Vila se propusieron, entonces, hacer un libro que, por un lado, diera cuenta de una investigación sociológica sobre la vida cotidiana de los sectores populares urbanos y que, a su vez, estuviera integrado por las fotografías utilizadas durante el trabajo de campo, que eran centrales en la práctica de la investigación misma, pero escapando a la simple fórmula de la foto-ilustración imperante”.

“Para lograr este desplazamiento, la primera decisión fue elegir a una fotógrafa para sumarse al equipo. Así, las imágenes empleadas en el trabajo de campo y contenidas luego en el libro son, nada más y nada menos, que de Alicia D’Amico, una de las fotógrafas argentinas más importantes del siglo XX”, agrega la curadora.

“Si un libro es un organismo vivo, la vitalidad de ‘Podría ser yo’ radica en esta multiplicidad de encuentros que propone, los espacios en los que se cuela y los juegos temporales que activa. Este momento, en esta sala del Museo Nacional de Bellas Artes, suma un horizonte más a la cadena: potencia afectividades y comunidades en torno a este libro, y habilita nuevas imaginaciones y preguntas en el encuentro con sus imágenes y palabras”, concluye.

La exposición está integrada por 46 fotografías de D’Amico publicadas en el libro, editado originalmente en 1987 y distribuido gratuitamente en barrios populares, clubes de barrio, asociaciones vecinales y lugares de trabajo. Podría ser yo fue reeditado en 2018, con un volumen adicional nuevo en el que se incluyen reflexiones, análisis y recuerdos de Jelin y Vila, con textos de otros investigadores invitados.

Podría ser yo. Alicia D’Amico y la fotografía como experiencia colectiva podrá visitarse hasta el 2 de abril de 2023 en la sala 42 del segundo piso del Museo Nacional de Bellas Artes (Av. del Libertador 1473, ciudad de Buenos Aires , de martes a viernes, de 11 a 20 h, y los sábados y domingos, de 10 a 20 h, con entrada libre y gratuita.

Noticias relacionadas

La arquitectura protagoniza series y películas, imprime otra lógica y refuerza la ficción

Editora

Deja un comentario