Literatura

Nueva edición del libro “Fidel Castro en la memoria argentina”. Presentación en la Embajada de Cuba

El Comandante de las batallas colectivas. Comandante Eterno: revivido, reactualizado en infinitos instantes por el mundo entero. Ese es, él. Aquel que por no cultivar el individualismo, la egolatría característica de esta época, decretó, antes de su partida física, “nada de homenajes ni monumentos” en su nombre.  El fervoroso humanista que tocó las fibras de lo inasequible. El estadista, el revolucionario, el patriota, el de los humildes. Fidel. El reparador de sueños.


Al cumplirse el 93 aniversario de su nacimiento, en agosto, la Embajada de Cuba, de la capital bonaerense, abrió sus puertas para acoger 60 testimonios que hablan en las páginas del libro “Fidel Castro en la memoria argentina”.

Allí fue presentado, este pasado viernes, a la medianoche, la nueva edición del libro, de Julio Ferrer y Héctor Bernardo.

Organizado por la Embajada de Cuba y Ediciones Acercándonos, el evento contó con la participación del embajador cubano Orestes Pérez Pérez. Y con la especial presencia de los embajadores Juan José Valero, de la República Bolivariana de Venezuela, Orlando Gómez, de Nicaragua, y Husni Abdel Wahed, de Palestina.

HABLAN SUS AUTORES

Esta nueva edición de agosto de 2019, cuenta con la particularidad de haber sido prologada por Abel Prieto, ex ministro de Cultura, que envió un especial saludo a la actividad, desde la tierra martiana.

El libro “nos muestra vívidamente la huella que dejó el líder cubano en la memoria de muchos argentinos», escribe Prieto en el Prólogo.

“No hay una página aquí que no contribuya a la resurrección cotidiana de Fidel, de su ejemplo, de su pensamiento, de su voluntad a toda prueba, de su espíritu solidario”, agrega el prologuista, “algo que necesitamos los cubanos, los latinoamericanos y caribeños”.

El libro reúne 60 testimonios de personalidades que hablan y relatan sus encuentros con Fidel y con la revolución martiana.

Jorge Ricardo Masetti, Stella Calloni, Cristina Fernández, Osvaldo Bayer y Rogelio García Lupo, forman parte de algunos de esos testimonios; entre los cuales se encuentra, el director de nuestra plataforma comunicacional, Carlos Aznárez.

Julio Ferrer y Héctor Bernardo, recopiladores de ese valioso trabajo, explicaron que ellos se propusieron abordar “la magnitud del eterno Comandante, ensamblando distintos testimonios”.

Julio Ferrer explicó que desde la cultura argentina, «son muchos las personalidades que han tenido vínculos con la revolución y con Fidel”. «En el libro incluimos algunos de los tantos testimonios que existen», en total son sesenta textos, de artistas, escritores, deportistas, políticos, «que pertenecen a distintas corrientes ideológicas de la izquierda”, puntualizó el escritor.

El proceso que conllevó el libro “fue un trabajo muy gratificante, y de mucho aprendizaje”, agregó Ferrer.

En el mismo sentido, Héctor Bernardo afirmó que cada testimonio y cada entrevista que realizaron, les «fue ampliando el imaginario» que tenían «sobre esa enorme figura que representa Fidel Castro».

Esto además multiplicó el contenido del libro,»enriqueciéndolo», dándole al lector y a la lectora distintas miradas, de hombres y mujeres que tiene diversas experiencias y oficios, agregó Bernardo.

Stella Calloni sostuvo que Fidel hizo una contribución extraordinaria al marxismo, al profundizar sobre la dependencia y la situación de las colonias. Especialmente, fueron importantes sus aportes de cómo hacer la revolución a partir de la realidad latinoamericana, dijo la escritora.

“Esa capacidad de creatividad Fidel, es la que hace posible las resistencias más insólitas”, afirmó Calloni.

Esto puede verse en las reflexiones que Fidel comenzó a escribir en el año 2007. “Los periódicos del mundo se peleaban para publicarlas”, contó Calloni. «Se leían por todos lados, y eso generó una nueva derrota para el imperialismo.

Esto se sigue evidenciado cuando ante cada hecho nuevo, ahora como en el caso del Amazonas, «volvemos hacia esas reflexiones y escuchamos lo que dijo Fidel”, agregó la escritora.

“Esa es la batalla cultural” que dio Fidel. Él nos dio las armas para esa batalla y nosotros no supimos seguirle los pasos”. “Hoy tenemos que continuar con esa batalla y terminar con la mentalidad colonial que nos atrasa siglos”, concluyó Calloni.

El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, enfatizó la talla de comunicador de Fidel Castro, “tanto que nunca dejaba de sorprenderte, todo lo que sabía, cómo lo transmitía, cuánto estudiaba”.

Fidel previó los desastres que el capitalismo está generando: la destrucción y contaminación del medio ambiente y la naturaleza, recalcó Pérez Esquivel.

Además, “Fidel abordó prioritariamente el tema de la deuda externa”, “dejando en claro que esa deuda externa es una deuda eterna, que se paga con el hambre del pueblo”, recalcó Esquivel.

“Como decía Eduardo Galeano estas democracias son más bien democratiduras”, advirtió Esquivel, luego de denunciar la guerra judicial, “que te condena antes de ser juzgado”, como lo han hecho con Lula da Silva.

En ese sentido, Pérez Esquivel reivindicó la necesidad del pensamiento crítico, “ahí está el germen de la revolución”. Para ello es imprescindible otra educación, «una educación que genere conciencia, para ser hombres y mujeres libres, como lo intentó Paulo Freire».

En definitiva, “necesitamos la rebelión cultural, la revolución cultural”, concluyó Esquivel.

María Santucho habló de Fidel, el “hombre y revolucionario que conocí”, “el creador de espacios de debate, que hoy siguen siendo necesarios para consolidar el proyecto revolucionario y cambiar todo lo que debe ser cambiado”.

“Eso es lo que rescato hoy, especialmente de Fidel, y también que no concedió un ápice al enemigo”, afirmó Santucho.

Además, la sobrina del combatiente revolucionario asesinado, que reside actualmente en Cuba, reivindicó los intentos que realizaron en el pasado para cambiar el mundo a través de la lucha armada. “Hoy”, enfatizó Santucho, “también son muchos los que quieren cambiar de fondo esta sociedad”.

Otra de las convocadas en el panel fue la actriz Cecilia Rosetto. Ella remarcó que Fidel siempre tenía las palabra justas.

“Frente al mundo miserable que estamos viviendo nos damos cuenta de la estatura de Fidel”, afirmó.

“Por eso hay que llevar la figura de Fidel a la actualidad política, sugirió Rosetto. De ese hombre “que siempre exportó ayuda y solidaridad cuando otros exportaban bombas”, agregó.

Fidel, «con el convencimiento y el amor que tenía por todas las luchas», dijo Rossetto, nos enseñó que “detrás del sufrimiento de la gente está el dinero, eso que se está viviendo otra vez en nuestro país”.

Luego de las oratorias, se inauguró la obra plástica “Malón Revoluciones”, un homenaje al 60º aniversario de la revolución cubana, compuesto por dos instalaciones: “Cardumen” y “Resistencia”.

También, se presentó el grupo Octubre, que realizó una intervención performática.

Para finalizar se hizo un brindis, con el compromiso de seguir profundizando la batalla cultural e ideológica para rescatar el espíritu humanista y revolucionario del Comandante Fidel Castro.

Fuente: Resumen Latinoamericano (Por Valeria Fariña)

Noticias relacionadas

Deja un comentario