Destacada Internacional

Moscú: «No podemos resignarnos a que se reescriba la historia tras el mensaje de la Casa Blanca»

La representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha abordado la cuestión la noche de este sábado, que marca el 75.º aniversario del Día de la Victoria de la URSS sobre Alemania nazi.


La vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, la noche de este sábado, que marca el 75.º aniversario del Día de la Victoria de la URSS sobre la Alemania nazi en la Gran Guerra Patria, ha condenado los repetidos intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de menospreciar el rol de la URSS en derrotar al régimen fascista de Adolf Hitler.

«Hoy, ‘en vez de postales’ [con motivo del Día de la Victoria] muchos han recibido una captura de pantalla del tuit de la Casa Blanca con el siguiente contenido: ‘¡El 8 de mayo de 1945, EE.UU. y el Reino Unido consiguieron la victoria sobre los nazis! El espíritu de EE.UU. siempre ganará. Al final, eso es lo que sucede’. Exactamente así, palabra por palabra», ha escrito la portavoz en su cuenta de Facebook.

En este sentido, Zajárova ha indicado que «uno tiene la impresión de que este enfoque está diseñado para neutralizar el efecto de la declaración conjunta del presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, adoptada el pasado 25 de abril con motivo del 75º aniversario del encuentro histórico de las tropas soviéticas y las de EE.UU. sobre un puente del río Elba (Alemania), en el que «enfatizaron el papel de muchos países y pueblos, el sacrificio de millones de soldados y civiles en la lucha contra el régimen nazi».

«En esta declaración ruso-estadounidense, se celebraba ‘El espíritu del Elba’, y en el tuit de la Casa Blanca solo el [espíritu] estadounidense. La declaración ruso-estadounidense habla de un ejemplo de la unificación de los Estados, a pesar de las contradicciones, y en el tuit de la Casa Blanca fueron todos los pueblos victoriosos excluidos excepto dos», ha denunciado Zajárova.

«Llámenlo como quieran: falsificación, burla al sentido común, reescribir la historia. Pero cuando un comentario de este tipo lo hacen las autoridades de un país que se llama a sí mismo ‘el líder del mundo libre ‘ y ‘el defensor de la democracia’, así como un luchador implacable contra las falsificaciones, no podemos resignarnos a ello», ha concluido la portavoz.

«Una ofensa a la historia y a la humanidad»

Este 9 de mayo, la Casa Blanca fue objeto de un alud de críticas en la Red después de que este viernes atribuyera la victoria sobre la Alemania nazi únicamente a «EE.UU. y el Reino Unido», sin hacer ni una sola mención a la Unión Soviética, el país que tuvo el papel principal en la derrota del nazismo en la Segunda Guerra Mundial.

Ni en los tuits de seguimiento, ni en el video en sí hay ni una sola mención a la URSS, que desempeñó un papel central en el triunfo sobre la Alemania nazi. Solo la cruenta batalla de Stalingrado, que se libró del 17 de julio de 1942 al 2 de febrero de 1943, es considerada como un punto de inflexión en la lucha contra el fascismo en el continente.

Esta falsa versión de los hechos de la Casa Blanca provocó fuertes críticas y burlas de los usuarios, que respondieron al tuit del Gobierno estadounidense con la icónica foto de un soldado del Ejército Rojo alzando la bandera soviética sobre el Reichstag, la imagen que se ha convertido en símbolo de la victoria soviética y aliada sobre el Tercer Reich.

«Absolutamente falso. Fue la Unión Soviética la que derrotó a la Alemania nazi, no fueron EE.UU. y el Reino Unido. Durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. y el Reino Unido enfrentaron solo 10 divisiones alemanas combinadas. Solo los soviéticos lucharon contra más de 200 divisiones alemanas», escribió el periodista Ben Norton, subrayando que la Casa Blanca «está tratando de reescribir la historia».

«Un mensaje repugnante, una ofensa a la historia y a la humanidad», declaró, por su parte, el investigador principal del Instituto de Políticas Globales de Londres, George Szamuely. «La exclusión de la nación que hizo más que los demás para aplastar a los nazis muestra lo bajo que se ha hundido EE.UU.», aseveró.

«Incorrecto. El Ejército Rojo soviético fue el principal motor de la destrucción del nazismo. Alrededor de 26 millones de ciudadanos soviéticos murieron durante la Segunda Guerra Mundial, incluidos 11 millones de soldados. Los alemanes sufrieron 3/4 de sus pérdidas luchando contra el Ejército Rojo», escribió el académico y escritor Tim Anderson, citando el libro del historiador británico Max Hastings titulado ‘Infierno: el mundo en guerra, 1939-1945’.

Noticias relacionadas

Rusia sugiere a Estados Unidos que levante las sanciones a Venezuela

Editora

Rusia registra casi 8.000 nuevos casos de covid-19 en un día

Editora

Putin y Maduro hablaron por teléfono sobre la situación en torno a la pandemia de coronavirus

Editora

Deja un comentario