Destacada Política

La provincia de Vidal rompe récords: Falta de trabajo y cierre de comercios

La situación económica a la que ha llevado al país Cambiemos pone en evidencia el saqueo premeditado que siempre tuvo como objetivo el gobierno en coincidencia a los pedidos del Fondo Monetario Internacional (FMI). En la provincia de Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal tiene que salir a visitar algunos barrios con extremo cuidado porque la tolerancia de los trabajadores es mínima ante las mentiras y las falsas promesas incumplidas que su gobierno viene desplegando desde hace casi cuatro años.


Por Carlos López / En La Plata los aumentos de los servicios y la falta de consumo ponen en jaque a cientos de negocios y comercios que deben cerrar sus puertas de manera definitiva, dejando en la calle a trabajadores que en muchos casos contaban con esa fuente laboral como su única oportunidad para generar ingresos. La diputada provincial por Unidad Ciudadana FPV – PJ, Florencia Saintout, sigue sumando apoyo en su recorrida por diferentes barrios platenses en los que los vecinos piden a gritos un cambio de mandato para reconstruir una capital bonaerense y una provincia con una mirada puesta más en las grandes mayorías que en las ganancias de unos pocos. Los cooperativistas olvidados por el intendente Julio Garro conforman unos 4.500 trabajadores que tal como denunció la ex concejala platense y ex decana de la Facultad de Periodismo de la UNLP, “no tienen obra social, ni vacaciones ni aguinaldo, trabajan en condiciones precarias, sin las herramientas necesarias y poniendo su salud en riesgo”. La Plata evidencia una realidad que se reproduce de igual manera en otros municipios bonaerenses, principalmente afectando a todas las familias que habitan el Conurbano Bonaerense.

En La Plata una gran cantidad de comercios han cerrado sus puertas de manera definitiva por la crisis. Esto fue lo que ocurrió el viernes pasado con el histórico local Rogelio González que debido a las altas tasas de interés que no permiten financiar, la caída del poder adquisitivo y aumento de los precios por la devaluación, llevó a los dueños al cierre definitivo del local, lo que fue aprovechado por varios consumidores que liquidaron todo lo que se vendía a bajos precios desde febrero, cuando fue anunciado el cierre. La empresa hizo un “profundo agradecimiento” a los empleados que acompañaron la actividad en los últimos años, y pese a los intentos desesperados no quedó alternativa más que cerrar las puertas, dejando a un grupo de trabajadores sin empleo.

La falta de fuentes laborales es una de las principales razones que ha movilizado a los platenses a salir a las calles contra el intendente macrista Julio Garro y la gobernadora María Eugenia Vidal, porque los ingresos no alcanzan para cubrir ni siquiera las condiciones básicas de vida, algo que hace algunos años atrás antes que asuma al poder Cambiemos, no se veía una realidad posible de volver a experimentar. La presidenta del bloque Unidad Ciudadana FPV – PJ en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Florencia Saintout, como referente del kirchnerismo es una de las defensoras de las cooperativas que se encuentran ante una desesperante situación porque el municipio platense se niega a otorgar el 16% de aumento que se había acordado el año pasado con los funcionarios municipales.

Saintout explicó en una entrevista esta semana pasada que “nos preocupa la situación de los cooperativistas municipales porque son quienes trabajan en el mantenimiento de la ciudad en la que todos vivimos, merecen sueldos dignos. Son alrededor de 4.500 trabajadores que no tienen obra social, ni vacaciones ni aguinaldo, trabajan en condiciones precarias, sin las herramientas necesarias y poniendo su salud en riesgo”, cuestionó la ex concejala platense y ex decana de la Facultad de Periodismo de la UNLP que buscar darle visibilidad a las demandas de diversas minorías olvidadas por el gobierno.

Los cooperativistas en la capital bonaerense son los encargados de ejecutar las tareas de limpieza de las calles y la recolección de residuos, servicios que el intendente intentó privatizar más de una vez sin lograrlo en su totalidad por la lucha organizada de los grupos de cooperativistas y otras organizaciones sociales, pese a que muchos perdieron sus puestos de trabajo y otros si bien siguen manteniendo sus puestos lo hacen con salarios que no superan los 5.000 pesos mensuales. Es por ello que Saintout aparece hoy como una alternativa al poder establecido con su precandidatura a intendenta de La Plata, ya que como ella misma indicó el jueves pasado, “para que la ciudad esté limpia y linda, como nos merecemos los platenses, los trabajadores tienen que ser respetados por el Municipio”. La diputada provincial le reclamó a la gobernadora macrista que desde su llegada al poder “el transporte aumentó un 633% y los alimentos lo hicieron un 11,4% en los últimos dos meses. Los útiles escolares también lo hicieron en un 42%. El FMI pide cada vez más ajuste y el gobierno de Macri y Vidal obedece. Vivimos frente a precios que suben con sueldos que no alcanzan, por eso es que decimos que hay otro camino con salarios y precios justos”, precisó.

Los cooperativistas mantuvieron el jueves de la semana pasada una movilización en reclamo a la falta de respuestas de Garro y se sumaron también al ruidazo que los platenses concentraron en el cruce de 7 y 50 para luego marchar hasta Plaza Moreno, en protesta contra los aumentos sostenidos de los servicios como la luz, el agua o el gas, los cuales tienen incrementos sostenidos autorizados por la firma de la gobernadora. Además, en la marcha acompañaron otros sectores de trabajadores y platenses en general que se manifiestan al igual que en otros puntos del país contra la falta de acción de Cambiemos para hacerle frente a la inflación y los aumentos de los servicios.

El empleo es una de las principales preocupaciones de los platenses porque es una de las regiones que concentra mayor cantidad de personas sin un trabajo en relación de dependencia. Saintout esta semana cuestionó que pese a esto “según el Indec bajó el índice de desocupación en La Plata”, lo que deriva inevitablemente en que “Macri, Vidal y Garro mienten” porque en toda la Provincia aumentan los índices pero “en La Plata bajan. ¿A dónde están esos puestos de trabajo con comercios que cierran, la construcción parada y despidos en los parques industriales?, se preguntó la diputada provincial ante los llamativos índices comunicados por el INDEC.

Es que si bien el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos aseguró el jueves último en su habitual informe “Mercado de trabajo” que el desempleo bajó de 5,9% a 5,7% al último trimestre de 2017 en el Gran La Plata -y aumentó 2% a nivel nacional ubicando el índice de desocupación en 9,1%-, la realidad muestra cifras distintas cuando se pueblan las plazas de personas que no pueden afrontar la situación económica o cuando nuevos comercios cierran sus puertas de manera definitiva por la falta de soluciones ante los aumentos de los servicios. Que en la capital de provincia exista un total de 23 mil desocupados y otros 38 mil subocupados son cifras alarmantes para el futuro de la economía regional bonaerense, sobre todo teniendo en cuenta que La Plata siempre marca tendencia por sobre los demás municipios del interior que cuentan con menores estructuras. A su vez, es preocupante que las personas que cuentan con un trabajo hoy deben buscar una segunda ocupación para afrontar los altos costos de vida, ya que según el informe del INDEC los trabajadores ocupados en La Plata que buscan otro empleo pasaron del 13,4% al 15,8% en un año.

La situación económica también fue analizada esta semana por un estudio del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) en la Ciudad de Buenos Aires y los 24 municipios que conforman el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en el que según la consulta a 1.523 personas, se desprenden indicadores alarmantes como que la mitad de las personas consultadas admitió que en el grupo familiar tuvieron que disminuir la porción de las comidas por no tener suficiente dinero para comprar alimentos. Un 48% también aseguró que tiene miedo a perder el trabajo, y el 65% confirmó que los ingresos familiares no alcanzan para cubrir las necesidades básicas. Esto demuestra que la crisis no sólo es económica, social y de empleo, sino que además afecta directamente a la canasta básica y alimentaria, perjudicando sobre todo a las condiciones de crecimiento de los más chicos, ya sea que se alimentan en hogares o comedores comunitarios. Es que según la encuesta, el 32% de las personas consultadas afirmó que en el último año al menos una vez pasaron hambre en sus familias por no contar con los fondos suficientes para comprar alimento.

El aumento de la pobreza y la falta de trabajo no sólo repercute en las familias bonaerenses, sino que además la falta de fondos se evidencia a nivel estructural en sectores como la Educación o la Salud. Precisamente en La Plata los médicos del Hospital San Martín ya no saben cómo enfrentar el día a día por la falta de inversiones que brinde mejores condiciones al policlínico ubicado en la intersección de las calles 1 y 70. El lunes pasado el hospital sufrió un nuevo corte de luz de casi una hora, lo que obligó a los profesionales a socorrer a las personas que se encuentran en terapia y de la misma manera proteger a los bebés de Neonatología. No sólo el Estado municipal y provincial no da respuestas a los reiterados pedidos de los profesionales de la salud, sino que además la empresa administradora de energía eléctrica EDELAP esta semana intentó minimizar el corte de luz al comunicar que el mismo se extendió desde las 3:06 hasta las 3:28 de la madrugada, cuando en realidad el personal del hospital confirmó que estuvieron al menos 40 minutos sin servicio.

Negar es la costumbre que impone Cambiemos a nivel nacional y provincial en sus funcionarios y en complicidad con las empresas involucradas. La gobernadora al abrir hace un mes las sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense, enumeró un crecimiento que no existe en la realidad y prometió un sinfín de avances que los trabajadores ya comienzan a traducir como falsos. Es por ello que las elecciones de este año pueden ser una bisagra contra el saqueo macrista que busca ocultarse bajo una transformación engañosa, protegida por los medios hegemónicos. Precisamente a 43 años del último golpe cívico-militar, Vidal trató de mostrarse en sintonía con el recuerdo al visitar el domingo el Espacio para la Memoria “Destacamento de Arana”, ubicado en calle 637 y 131 de La Plata. Claro que la recorrida por el ex Destacamento Policial de Arana “Sección Cuatrerismo” no estuvo acompañada de ninguna propuesta popular ni organizaciones de Derechos Humanos o movimientos políticos que reivindiquen el recuerdo y la lucha de los 30 mil compañeros detenidos-desaparecidos.

La verdadera movilización contra el terrorismo de Estado, y la unión de las organizaciones que hace más de cuatro décadas luchan contra los mismos poderes que la derecha argentina supo defender en la última dictadura estaban en la Plaza de Mayo. Jóvenes, estudiantes, trabajadores del campo popular, sindicatos y organismos de Derechos Humanos poblaron las calles de la Capital Federal para decir “Nunca Más” a los genocidas, pero con una ineludible carga de rechazo a las políticas de derechos humanos que hoy el macrismo destruye, olvidando años de lucha y entrega y reivindicando a funcionarios como Darío Lopérfido, el ex ministro de Macri que negó los 30 mil desaparecidos, que atacó a los trabajadores del Estado pidiendo despidos masivos, que denostó la memoria de Evita y que finalmente tuvo que alejarse del gobierno por aparecer vinculado a una de las investigaciones de las empresas que expuso la mega causa de lavado de dinero “Panamá Papers”. De igual manera, el campo popular identifica a Cambiemos como uno de los gobiernos que más derechos ha vulnerado en la clase trabajadora desde el regreso a la democracia en 1983.

Por estas razones es que Saintout estuvo en la calle junto a las organizaciones sociales que no se dejan engañar con falsos gestos del gobierno macrista, uno de los gobiernos que más se ha esmerado por negar las torturas y los asesinatos propiciados por las fuerzas armadas en los ‘70 y principalmente por ocultar los vínculos eclesiásticos y civiles del empresariado argentino con el régimen de Rafael Videla. La legisladora kirchnerista publicó este domingo en su cuenta oficial de Twitter que “homenajeamos a nuestras Madres de Plaza de Mayo e hicimos la tradicional ronda en Plaza San Martín junto Herenia Sánchez Viamonte, organizaciones de derechos humanos, hijxs y familiares de desaparecidxs. Seguiremos luchando por más Memoria Verdad y Justicia”, en relación a las movilizaciones que se realizaron en la Capital Federal como conmemoración a un nuevo 24 de marzo.

El objetivo del espacio local que encabeza Saintout en La Plata se centra en concentrar una alternativa que pueda hacerle frente a Cambiemos en las próximas elecciones, logrando una unidad electoral que ya se refleja en el campo popular con las y los trabajadores que luchan cada día por sobreponerse a los embates del macrismo y la profundización del ajuste de Vidal en la provincia de Buenos Aires. Un ajuste que genera pobreza, olvida a las mayorías y mata a los más desprotegidos.

Fuente: AgePeBA

Noticias relacionadas

Deja un comentario