Destacada Política

La Justicia aceptó que Cristina Kirchner sea querellante en la causa por los ataques al Congreso

La expresidenta se refirió al ataque contra su despacho y aseguró que “alguien planificó y mandó a ejecutar”.

La Justicia aceptó el pedido de la presidencia del Senado para ser querellante en la causa que investiga el ataque al Congreso del pasado 10 de marzo, en el que se debatía el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner había realizado el pedido a la Justicia por «resultar particular y directamente damnificada».

A través de un escrito presentado por la abogada de la presidencia del Senado, Graciana Peñafort a la jueza federal María Eugenia Capuchetti argumentaban la solicitud sosteniendo que «entre los ataques con piedras y que tuvieran como claro objetivo las oficinas mencionadas, se realizaron marcas con pintura roja sobre la zona, circunstancia que podría haber oficiado de señalización», en referencia al despacho de la presidencia de la Cámara Alta, donde en ese momento se encontraban la vicepresidenta, la senadora Anabel Fernández Sagasti, el senador Oscar Parrilli y el diputado Máximo Kirchner.

«Los daños producidos en el frente del edificio, el despacho de la presidenta del Senado de la Nación y el peligro al que fueran sometidas las personas que se encontraban en su interior, recién pudieron ser evitados a partir de las 15.21 hs aproximadamente, cuando un cordón policial avanzó sobre la zona y dispersó al grupo de manifestantes que, incesantemente, tuvo por objetivo atentar directamente contra dicho sector del Congreso Nacional», continúa el escrito.

El texto agrega: «Pese a la mayoría pacífica que se manifestó libremente, pudo verificarse un grupo de personas que, apostados sobre la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos, de forma coordinada, comenzaron un violento ataque sobre el Congreso de la Nación»

Además, la presentación de Peñafort indica que el ataque fue «específicamente sobre las ventanas que dieran al despacho de la Presidencia del H. Senado de la Nación en el que, en aquel momento, se encontraban tanto la actual Vicepresidenta de la Nación, Cristina E. Fernández de Kirchner, la Senadora Anabel Fernández Sagasti, el Senador Oscar Parrilli y el Diputado Máximo Kirchner, entre otros colaboradores».

La expresidenta se refirió al ataque contra su despacho en dos videos que publicó a través de sus redes sociales, donde aseguró que “alguien planificó y mandó a ejecutar”.

“El video que vas a ver te muestra en tiempo real, desde el exterior y desde adentro (en este último caso recién a partir de los 12 minutos de haber comenzado la pedrada), el ataque contra la Vicepresidenta de la República Argentina que alguien planificó y mandó a ejecutar. Grave”, sostuvo en un posteo publicado en Twitter.

En diálogo con Aquí, Allá y en Todas Partes, la abogada Graciana Peñafort explicó que, luego del atentado, «se comenzaban a formar dos causas que empezaban a caminar dos investigaciones en paralelo, y nos preocupaba porque ésta es la mejor manera de que nunca avance ninguna investigación».

En el mismo sentido indicó que «no se sabe mucho más de la causa», más allá de los detenidos que hay por el incidente y que «la Justicia federal pidió al Senado un cálculo por los daños» lo cual ya lo están realizando.

E insistió en que, según los videos, los implicados en el caso no tienen ninguna identificación «de orden político o sectorial».

Cuántos detenidos hay por los incidentes

La causa que se tramita en la Justicia federal ya tiene siete personas presas por los incidentes. El ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, anunció la semana pasada que la Policía de la Ciudad había detenido al manifestante que tiró la bomba molotov contra las fuerzas de seguridad y que impactó en la pierna de un agente, que fue identificado como Julián Claudio Lazarte (31), de la localidad bonaerense de Quilmes.

Por otro parte, el martes pasado, la Policía detuvo a Jaru Alexander Rodríguez Carreroen San Isidro, quien estaría vinculado al Movimiento Teresa Rodríguez (MTR). En tanto, Oscar Santillán fue el primer detenido, a quien la Justicia le dictó la prisión preventiva, luego de una audiencia celebrada el pasado lunes.

Noticias relacionadas

Kollmann: “Para no arriesgar la prueba clave, primero debían trabajar con un teléfono muleto, no con el Sabag Montiel”

Editora

Senadores del Frente de Todos rechazan la decisión de no apartar a la jueza Capuchetti

Editora

Larroque consideró que «quieren proscribir a Cristina porque condensa el liderazgo»

Editora

Deja un comentario