Destacada Política

La Corte Suprema dejó firme la condena a 13 años de prisión contra Milagro Sala

El máximo tribunal consideró “inadmisible” el recurso extraordinario presentado por la defensa de la dirigente social en el marco de la causa “Pibes Villeros”, donde se la acusó por asociación ilícita y defraudación al Estado.  

La Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena a 13 años de cárcel impuesta a Milagro Sala en la causa “Pibes Villeros”, en la que se la acusó de “asociación ilícita” y “defraudación al Estado”, un fallo que la dirigente social jujeña rechazó por haber sido emitido por un tribunal que responde “a la derecha”.  

“Lamentablemente, la Corte Suprema responde a la derecha, responde a la embajada de Estados Unidos”, dijo Sala en diálogo con Télam poco después de conocerse el fallo.  

La Corte denegó el recurso extraordinario presentado por la defensa de la dirigente social jujeña y dejó así firme la condena del tribunal oral que la juzgó.  

“El recurso extraordinario, cuya denegación motivó la presente queja, resulta inadmisible”, dice la resolución del máximo tribunal.

Sobre la decisión de los cuatro ministros de la Corte, Sala recalcó a esta agencia que está “tranquila” porque a partir de la organización popular se trabajó “mucho”, se hizo “mucho”: “Más de ocho mil compañeros con vivienda dejamos”, repasó a modo de balance.  

“Macri tiene más de 180 causas y tiene lo que hizo desaparecer, la plata del Fondo Monetario Internacional. No está preso porque es un gran empresario que responde a la derecha”, manifestó la líder jujeña, quien luego remarcó: “En cambio, a la ‘Negra’ Milagro, que construyó, que laburó, que se rompió trabajando, sí la condenan”. 

En el texto de la resolución, los magistrados apoyaron su decisión en que se trata de un litigio del ámbito de la justicia jujeña no susceptible de revisión “por la vía del recurso extraordinario”. 

“Es un criterio sostenido por esta Corte que la autonomía que la Constitución Nacional reconoce a las provincias requiere que se reserven a sus jueces las causas que en lo sustancial del litigio versen sobre aspectos propios de esa jurisdicción, en virtud del respeto debido a sus facultades de darse sus propias instituciones y regirse por ellas”, señala la resolución.  

Además, advierte que “en consonancia con esa premisa fundamental es que se ha resuelto, reiteradamente, que los pronunciamientos por los cuales los más altos tribunales provinciales deciden acerca de los recursos locales que son llevados a su conocimiento no son susceptibles de revisión por la vía del recurso extraordinario”.  

Los jueces plantearon como excepción a esa premisa “que se demuestre una lesión a un derecho de raigambre federal o que la sentencia, por sus graves defectos de fundamentación o razonamiento, no constituya una derivación razonada del derecho vigente, aplicado a las circunstancias de la causa”.  

El fallo está firmado por Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda.  

Sala, desde su domicilio en el barrio de Cuyaya de la capital jujeña, donde se encuentra detenida por motivos de salud, llamó a “tomar consciencia” de lo que consideró una ofensiva contra las mayorías populares.  

“Me hago eco de lo que dijo Cristina (Kirchner): que no solo venían por nosotros, sino que vienen por el pueblo”.  

“No nos olvidemos de los cuatro años de Macri y de los muchos derechos que nos quitaron”, advirtió Sala..   

La Corte Suprema tenía pendiente desde marzo de 2020 la apelación de la fundadora de la Túpac Amaru a esta condena, dictada por la Justicia jujeña, a 13 años de prisión por presunta defraudación de fondos públicos. 

Se trata de la causa conocida como “Pibes villeros”, en la que la dirigente social fue acusada de encabezar una asociación ilícita con funcionarios provinciales y cooperativistas con los supuestos fines de defraudar al Estado.  

Sala fue condenada a 13 años en primera instancia y la decisión fue confirmada luego por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Jujuy y por la Cámara de Casación Penal.  

Por tratarse de un expediente con sentencia definitiva, la Corte aceptó el recurso de queja y el compromiso de fallar, aunque sin plazos como en todas las causas que toma el alto tribunal.  

A lo largo de la evolución de la causa, la Corte intervino mayormente para rechazar los recursos presentados por la defensa de Sala que, según señaló a Télam uno de sus letrados, el abogado jujeño Luis Paz, fueron más de 30.  

A mediados de año, el presidente Alberto Fernández se refirió a la situación judicial de Sala y al papel de la Corte en particular, cuando decidió visitarla en Jujuy a raíz de su internación médica.  

“A la Corte Suprema, que tiene tanta urgencia para tratar los temas que atañen a sus intereses, como el Consejo de la Magistratura o los jueces de la Cámara Federal, les pido que impriman urgencia al tratamiento de la sentencia que les llegó por vía de queja y que descansa en algún lugar de la Corte, y que, por favor, resuelva”, pidió Fernández en esa oportunidad.  

En el fallo, la Corte tuvo en cuenta que el Tribunal Oral que juzgó a Sala dio por probadas las extorsiones a Cristian Chorolque, Leopoldo Jacinto Basualdo, Julia del Carmen Gutiérrez, José Daniel Orellana y Néstor Antonio Lezcano. 

Además de la defraudación con los fondos de un acuerdo suscripto entre el Instituto de Vivienda y Urbanismo de la Provincia de Jujuy (IVUJ) y la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, para cuyo fin se utilizó una cuenta bancaria de la cooperativa “Pibes Villeros”, en la cual se reunían los fondos “ilícitamente recaudados”. 

En el marco de las reacciones a la decisión de la Corte, el gobernador jujeño, el radical Gerardo Morales, publicó una “Carta Abierta al Kirchnerismo”, en la que sostuvo que “durante más de 15 años, Milagro Sala fue la fiel expresión de la matriz de corrupción que instaló el kirchnerismo en la Argentina”. 

Para los cuatro miembros de la máxima instancia judicial del país, la defensa de Sala “elude rebatir los argumentos que convalidaron esos hechos, suficientemente determinados por los jueces de la causa”.  

Estos hechos, mencionó la Corte, se probaron en instancias inferiores “por medio de las declaraciones de quienes se tuvo por probado fueron sus víctimas, la de otros testigos y por prueba documental -en particular, los cheques y facturas involucrados en estos hechos-, de la que también surgían los datos fácticos relevantes”.  

En febrero pasado, el procurador interino Eduardo Casal, consultado por la Corte sobre el recurso presentado por Sala, dictaminó que se debía desestimar.  

Meses atrás, al cumplirse seis años de la detención de Sala, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) reiteró que el Gobierno jujeño “desató una persecución” contra Sala y, “de manera encadenada y superpuesta”, le inició varios procesos, “con la finalidad de asegurar su detención y posterior permanencia en situación de encierro preventivo”.  

Finalmente, Sala consideró esta tarde que la decisión de la Corte debe ser leída como un mensaje “al campo popular” y que, por eso mismo, hay que seguir “militando”; en su caso, dijo, “hasta el día que cierre los ojos”.  

LA TÚPAC AMARU CALIFICÓ DE “ESCÁNDALO POLÍTICO Y JURÍDICO” CONFIRMACIÓN DE CONDENA A MILAGRO SALA  

La organización Túpac Amaru calificó como un “escándalo en términos políticos y jurídicos” el fallo de la Corte Suprema de Justicia que ratificó la condena a 13 años de prisión a la dirigente social Milagro Sala y convocó a una conferencia de prensa para mañana a las 15. 

“Un fallo vergonzoso, un silencio sorprendente en algunos, una complicidad evidente en otros tantos y una cobardía que se hace insoportable. Indulten ya a Milagro Sala”, expresó en un comunicado la Tupac Amaru tras conocerse la decisión del máximo tribunal, que desestimó el recurso de la defensa y dejó firme la condena a Sala en la causa conocida como “Pibes Villeros”, en la que se la acusó de “asociación ilícita” y “defraudación al Estado”. 

La organización convocó para mañana a las 15 a una conferencia de prensa en la sede de México 1396, en el barrio porteño de Monserrat. 

En el comunicado expresó que a través de un “fallo escandaloso”, la Corte convalidó la condena “por razones políticas que Gerardo Morales y Carlos Pedro Blaquier ordenaron al Poder Judicial de la Provincia de Jujuy respecto de nuestra compañera Milagro Sala y de las compañeras y compañeros de la Tupac Amaru injustamente condenados”.  

La organización consideró que el fallo es “un escándalo en términos políticos” dado que “sepulta los antecedentes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y del Comité contra la Tortura de la ONU”.  

Asimismo, indicó que el fallo “desconoce el carácter político de la persecución, la condena y la prisión que purga Milagro Sala y que purgaran decenas de Tupaqueros y Tupaqueras en Jujuy”. TELAM SE 2022. Queda expresamente prohibida la utilización de este contenido sin citar la autoría de TELAM, la omisión de este requisito es violatorio del Régimen Legal de la Propiedad Intelectual, Ley 11.723. lo que habilita el reclamo de nuestros derechos por vía judicial.

Asimismo, indicó que el fallo “desconoce el carácter político de la persecución, la condena y la prisión que purga Milagro Sala y que purgaran decenas de Tupaqueros y Tupaqueras en Jujuy”. TELAM SE 2022. Queda expresamente prohibida la utilización de este contenido sin citar la autoría de TELAM, la omisión de este requisito es violatorio del Régimen Legal de la Propiedad Intelectual, Ley 11.723. lo que habilita el reclamo de nuestros derechos por vía judicial.

Sostuvo que la decisión es “un escándalo en términos jurídicos”, ya que “retrocede 30 años en la doctrina de la propia Corte Suprema, asignándole un margen de arbitrariedad a las jurisdicciones provinciales que le permite a cualquier Tribunal Superior enterrar las garantías procesales de la provincia por el simple hecho de su existencia”.  

Para la Túpac el fallo “pone en evidencia que la democracia en la Argentina se ha transformado en un decorado que simula institucionalidad para que los grupos económicos y sus representantes políticos puedan asegurar la injusticia social y la miseria planificada como destino inevitable de las mayorías populares”.  

“La condena ratificada por la Corte es una pistola en la cabeza de la militancia popular, de todo compatriota que decida abrazar la organización popular y la convicción política, para enfrentarse con la dinámica del sistema que pretende convalidar una realidad de mierda”, denunció.  

Fuente: Télam

Noticias relacionadas

Zaffaroni: “Noboa montó una verdadera dictadura con ayuda norteamericana”

Editora

Condenaron a cinco años y medio de prisión al exfiscal federal Mazzoni por el delito de tormentos contra un militante en 1975

Editora

La Rioja insiste en la Corte Suprema para que defina si el DNU es inconstitucional

Editora

Deja un comentario