Historia

La ciudad de Corrientes, 432 años de brillo cultural y arquitectónico

Hace 432 años se fundaba una de las ciudades más importantes del NEA; una ciudad que brilla por su cultura, su gastronomía, su música y su particular arquitectura.

Una ciudad se distingue por muchos aspectos. Su gente, sus costumbres y su cultura juegan un rol fundamental en la construcción de identidad. Y en esa búsqueda, la arquitectura es una fortaleza que sobresale en la ciudad capital de Corrientes, que este 3 de abril conmemora 432 años de vida.

Fue fundada en 1588 y desde entonces se fue consolidando como un centro urbano vital y en constante cambio. Lugar intermedio entre las capitales de Paraguay (Asunción) y de Argentina (Buenos Aires), se posicionó como un lugar de servicios y abierto a las transformaciones de las grandes ciudades.

Su arquitectura siempre la diferenció de sus «vecinos» del NEA: «Fue el parámetro de esos cambios y fue definiendo cada momento histórico en la región», señala el arquitecto y titular del Instituto de Cultura de la Provincia de Corrientes, Gabriel Romero.

  • COLONIAL Y ELEGANTE

Esa arquitectura aún persiste en la capital correntina; las fachadas de su casas mantienen ese estilo único y señorial:

«Se trata de una arquitectura colonial de casas con galerías al exterior, una arquitectura de influencia italiana y de lenguajes eclécticos, que sufrió un proceso vertiginoso a partir de la década del 50 donde fue suplantando ejemplos arquitectónicos por soluciones no siempre buenas pero que forman parte del repertorio arquitectónico de muchas de nuestras ciudades coloniales», explica Romero.

Desde la década del ’70 Corrientes tiene una ordenanza de centro histórico que permitió conservar gran parte de su patrimonio cultural. Hoy, gracias a ello, muchas de sus viviendas del casco histórico mantienen ese estilo y remontan, desde sus muros y frentes, a aquellas épocas de gloria.

  • FOTOGRAFÍAS Y POSTALES ANTIGUAS

En el marco de este 432 aniversario, desde este viernes estará disponible, de forma virtual, una colección de fotografías y postales antiguas de la ciudad. Se trata de una amplia variedad de tarjetas postales que pertenecen al patrimonio personal del arquitecto Gabriel Romero. Las mismas tenían dos ventajas: estaban diseñadas para ser enviadas sin sobre y -fundamentalmente- el envío tenía la mitad de costos que el de una carta simple. Las tarjetas postales tuvieron gran difusión y la industria gráfica dedicó extensa producción sobre la ciudad de Corrientes.

Esta exposición refleja la mirada de grandes fotógrafos sobre Corrientes. Las imágenes ponen al espectador frente a su historia y su valor arquitectónico y urbano. También frente a la transformación de la ciudad.

Deja un comentario