Destacada Internacional

Indígenas piden la visita de la CIDH a Colombia tras masacre ocurrida en el Cauca

El llamado surge luego del asesinato de cinco indígenas en una comunidad al suroeste del país.


La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) pidió este miércoles una visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al departamento del Cauca, en el suroeste del país, tras el asesinato de cinco miembros de esa comunidad en Tacueyó.

«Estamos solicitándole a la CIDH una visita extraordinaria con el fin de acompañar esta grave situación y realizar una verificación en terreno», afirmó el consejero mayor de la ONIC, Luis Fernando Arias, en rueda de prensa desde Bogotá.

En este sentido, Arias solicitó la presencia de la relatora especial sobre pueblos indígenas de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz. «Ella tiene no solamente una responsabilidad jurídica sino ética y moral de venir a Colombia. Necesitamos a la relatora en Tacueyó, municipio de Toribío (Cauca)».

Asimismo, la ONIC anunció una movilización nacional para el mes de noviembre y exigió a las autoridades adoptar medidas que permitan «superar la grave situación de emergencia humanitaria, social, y económica» que sufren los indígenas en esa región.

Por su parte, la consejera de Derechos Humanos de la ONIC, Aída Quilcué, denunció que la masacre fue «premeditada» y recordó que a principios de año realizaron una ‘minga’ (protesta) «justamente para evitar este tipo de situaciones».

La representante indígena exigió respuestas gubernamentales. No obstante, también alertó que la presencia de la fuerza pública en la zona «los pone en riesgo» y recalcó como ejemplo el asesinato del joven activista Flower Jair Trompeta Pavi, ocurrido el pasado lunes a manos del Ejército colombiano.

La Defensoría del Pueblo estima que 196 líderes sociales, comunitarios y defensores de derechos humanos han sido asesinados en Colombia, entre marzo de 2018 y mayo de 2019. 

Por su parte, hasta el pasado mes de septiembre, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) había contabilizado a 155 líderes sociales asesinados en Colombia en lo que va de año.

En Colombia hay alrededor de 1,9 millones de indígenas, que representan el 4,4% de la población del país.

COLOMBIA: 2.500 MILITARES REFORZARÁN LA SEGURIDAD EN CAUCA TRAS LA MASACRE DE INDÍGENAS

El presidente colombiano ha responsabilizado de este crimen a «estructuras del narcotráfico, disidentes, residuales, que lo que han querido es mantener el negocio del narcotráfico».

Tras la masacre que este martes que dejó cinco indígenas muertos y seis heridos de gravedad, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado que 2.500 militares estarán operativos en los próximos 40 días en el departamento de Cauca para fortalecer la seguridad en la zona y luchar contra la expansión de narcotráfico.

«En los próximos 40 días debe estar en operación en el departamento la Fuerza de Despliegue Rápido número 4 (Fudra 4), que va a traer 2.500 efectivos más de la Fuerza Pública, para cumplir los tres propósitos: control territorial, cerrar las rutas del narcotráfico empleadas por estas organizaciones y desmantelar esas organizaciones», ha declarado el presidente.

El mandatario colombiano ha responsabilizado de este crimen a «estructuras del narcotráfico, disidentes, residuales, que lo que han querido es mantener el negocio del narcotráfico y buscar con las armas acallar las expresiones de las comunidades y amedrentar a las comunidades indígenas». En particular, Duque vinculó la columna disidente de las FARC ‘Dagoberto Ramo’ y la estructura ‘Jaime Martínez’ con la violencia contra los líderes sociales.

La Asociación de Cabildos indígenas del departamento informó este martes a través de un comunicado que, mientras la guardia indígena realizaba labores de control territorial en una zona rural del municipio de Tacueyó, hombres armados dispararon «a sangre y fuego, terminando con la vida de Neehwesx Cristina Bautista (gobernadora indígena) y otros cuatro comuneros». El Gobierno colombiano ha atribuido este ataque a disidentes de las FARC.

Noticias relacionadas

El polémico decreto que abre las puertas en Colombia a la fumigación de cultivos de coca con un herbicida cancerígeno

Editora

En la frontera, nueva fase de la agresión al proceso bolivariano

Editora

El caso Saiegh, una causa demorada en la Corte y con un pedido formulado ante la CIDH

Editora

Deja un comentario