Image default
Opinión

Desatención y modelo neoliberal causan largo conflicto, opinan en Perú

La desatención a las demandas sociales y el modelo neoliberal favorable a las grandes empresas, son causas de fondo del largo conflicto entre una comunidad indígena andina y una transnacional, según fuerzas de izquierda de Perú.


En tales criterios coinciden esas organizaciones al analizar la protesta, iniciada hace dos meses, de la comunidad nativa andina de Fuerabamba, contra la empresa MMG, que explota la mina de cobre de Las Bambas, en los Andes del sur del país.

Esas fuerzas, Movimiento Nuevo Perú (NP), Frente Amplio (FA) y Juntos por el Perú, coinciden también en manifestar plena solidaridad con la comunidad de Fuerabamba, sometida a estado de emergencia, bajo control policial.

NP señala que, en vez de atender oportunamente la demanda de compensación por el uso de sus tierras para un camino que las cruza, la protesta ha sido criminalizada con el arresto por ocho días del líder de la comunidad, Gregorio Rojas; y el juzgamiento de 34 dirigentes de otra protesta contra la mina, de 2015.

‘El conflicto en curso saca a la luz una de las características más nefastas del actual régimen político: su total subordinación a los intereses del capital transnacional afincado en actividades extractivas’, afirma un pronunciamiento de NP.

La organización que lidera Verónika Mendoza añade que debido a esa política, ‘lejos de ser garante de derechos, el Estado peruano actual es garante de inversiones privadas’.

Plantea que la situación hace necesario un cambio radical de régimen político- económico y de ‘una nueva Constitución que defienda y promueva la soberanía, la diversidad, el respeto de todos los derechos para todas y todos’, en reemplazo de la carta magna actual, de corte neoliberal.

Para JPP ‘el conflicto de las Bambas demuestra los límites del modelo neo-liberal, que subordina todo, incluido el Estado, las comunidades y las personas, a los intereses de la inversión minera transnacional’.

El bloque JPP es integrado por los partidos Comunista Peruano (PCP) y Comunista-Patria Roja (PC-PR), así como el Partido Humanista, el colectivo Ciudadanos por el Cambio (CxC) y otras fuerzas.

Señaló que, en el marco del modelo neoliberal, para favorecer a los inversionistas se aminoró las exigencias de protección del medio ambiente y se permitió cambios en los estudios de impacto ambiental y los proyectos -como en Las Bambas- obviando la consulta previa a las comunidades del entorno.

‘El Estado debe ser un actor que defienda, apoye y asista técnicamente a las comunidades a contar con programas y proyectos que promuevan el desarrollo sostenible dando cumplimiento a los planes de inversión acordados, comprometidos y no realizados’, agregó.

El FA, partido ambientalista, recordó que en 2015 hubo muertos en la represión de protestas por causas similares contra MMG Las Bambas y advirtió que tales hechos luctuosos no deben repetirse.

‘Exigimos que el Gobierno del presidente Martín Vizcarra y su nuevo gabinete ministerial asuman su responsabilidad y que no se repitan las graves consecuencias de pérdidas de vidas humanas, como ocurrió el 2015’, manifestó el FA.

Tras rechazar el modelo vigente y su carácter extractivista -basado en la explotación de los recursos naturales-, rechazó el continuismo de la política económica de corte neoliberal y la calificó como ‘depredadora, contaminadora y corrupta’.

Fuente: Prensa Latina

Noticias relacionadas

Deja un comentario