Destacada Internacional

Desalojan a activistas que resguardaban la embajada de Venezuela en Washington

La sede diplomática estaba ocupada por movimientos sociales para impedir la entrada del personal nombrado por el diputado Juan Guaidó, quien se autoproclamó como «presidente encargado».


Agentes federales de EE.UU. ordenaron este lunes el desalojo de la embajada de Venezuela en Washington, que había sido cerrada al público y tomada por activistas estadounidenses para impedir la entrada del personal nombrado por el diputado opositor Juan Guaidó, a quien la Casa Blanca reconoce como «presidente encargado» del país caribeño.

Desde su autoproclamación, Guaidó intenta hacer ingresar a la sede diplomática a quien designó arbitrariamente como ‘representante’ ante ese país, Carlos Vecchio, y a su ‘embajador’ ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre Briceño.

En un documento que no lleva membretes ni firma, supuestas autoridades norteamericanas instaron a los activistas a «desalojar la embajada» porque solo debe ser «usada para fines diplomáticos», al tiempo que advirtieron que, de lo contrario, los ocupantes estarían violando la ley federal y local. No obstante, en el texto se reconocen a Vecchio y Tarre como ‘representantes legítimos’ de Caracas, a pesar de que sus designaciones son ilegales a la luz de la Constitución venezolana.

La operación llega luego de las presiones de los seguidores del diputado opositor, que encabezó el intento de golpe de Estado en Caracas el pasado 30 de abril, y tras varios días de protestas e incidentes en las afueras del edificio con manifestantes a favor del presidente Nicolás Maduro, que pretendían defender la embajada. Durante esos cruces, la Policía detuvo a tres personas.

Los movimientos sociales que encabezaban la vigilia en la embajada, agrupados en Colectivos por la Paz (Collectives for Peace), conformado por ‘Popular Resistance’ y ‘Codepink’, fueron invitados por el Gobierno de Nicolás Maduro, después de que la Cancillería venezolana denunciara que personal de Guaidó había tomado dos edificios: el consulado de Venezuela en Nueva York, el 13 de abril; y la oficina venezolana del Agregado Militar en Georgetown, el 19 de marzo.

La líder del movimiento Codepink, Medea Benjamin, lamentó a través de su cuenta de Twitter el desalojo del edificio, y dijo que los movimientos intentaban «evitar que la embajada de Venezuela fuera entregada a un líder golpistano electo». Sin embargo, advirtió que «la lucha continúa».

Horas después de ordenar el desalojo, autoridades estadounidenses se retiraron del lugar sin arrestar a los activistas que se encontraban en la embajada. 

De acuerdo con reporteros locales, los agentes dejaron el edificio y colocaron nuevamente los candados en la puerta principal del recinto diplomático. 

El pasado 24 de abril se cumplieron tres meses desde que el presidente venezolano ordenara regresar a Caracas a todo su personal diplomático acreditado en EE.UU., tras la ruptura de relaciones entre ambos países.

No obstante, la Convención de Viena establece la obligación de los Estados de resguardar las instalaciones y los activos de los países que se usan para fines diplomáticos aunque se rompan las relaciones.

Fuente: RT Actualidad

Noticias relacionadas

¿Qué pasó con los activistas que protegieron la Embajada de Venezuela en Washington?

Editora

Roger Waters denuncia el asedio a la Embajada de Venezuela en Washington

Editora

Kicillof: «El gobierno tiene 7 meses por delante y es su responsabilidad que no se agrave la situación»

Editora

Deja un comentario