Deportes Destacada

Atleta rusa que ganó la plata en gimnasia rítmica en Tokio: «No necesito la medalla de oro, sino la verdad y justicia»

La deportista señaló que no puede evaluar el arbitraje en los JJ.OO. de este año, porque no lo entiende. «Antes estaba claro que me daban notas altas si todo estaba limpio, y bajas, si había errores», explicó Avérina.

Las gimnastas rusas Arina y Dina Avérina concedieron este martes una entrevista exclusiva a la cadena deportiva rusa Match TV, durante la que Dina compartió su opinión respecto al arbitraje en los Juegos Olímpicos de Tokio. 

Avérina afirmó que «no cometió errores graves» durante su intervención y no necesita «la medalla de oro», sino «la verdad y justicia para que en el futuro juzguen a las gimnastas rusas de manera justa». La deportista señaló que no puede evaluar el arbitraje en los JJ.OO. de este año, porque no lo entiende. «Antes estaba claro que me daban notas altas si todo estaba limpio, y bajas, si había errores», explicó Avérina.

«No quiero volver a vivir esas emociones», confesó la gimnasta. 

El pasado 7 de agosto, la israelí Linoy Ashram ganó el oro en gimnasia rítmica individual, a pesar de dejar caer la cinta durante su intervención, y consiguió un total de 107,800 puntos, mientras que la rusa Dina Avérina quedó como segunda con 107,650 puntos. Rusia presentó una protesta contra el puntaje de la atleta rusa, pero esta fue rechazada. Irina Víner-Usmánova, la entrenadora de las gimnastas rusas, calificó el arbitraje de «injusticia», porque Avérina «lo hizo todo limpiamente, no se equivocó en el último ejercicio», mientras que la israelí «cometió un error flagrante».

Noticias relacionadas

Moscú insta a EE.UU. a dejar de divulgar especulaciones sobre presuntos preparativos de Rusia para una agresión contra Ucrania

Editora

La OMS confirma que Rusia presentó la mayoría de datos para aprobar la vacuna Sputnik V

Editora

Moscú sobre la posibilidad de desplegar infraestructura militar en América Latina: «Rusia, sin duda, piensa en cómo garantizar su propia seguridad»

Editora

Deja un comentario